Política Chile

REPORTAJE

Grave retroceso en materia ambiental: Avanza proyecto minero Dominga

El Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta acoge la reclamación de la empresa, permitiendo el avance de un proyecto que modificará radicalmente la biodiversidad de la zona.

Sábado 17 de abril | 11:11

El proyecto Minero Portuario Dominga se ubica en la Comuna de La Higuera, a 70 kilómetros al norte de La Serena, en la Región de Coquimbo e implica “la construcción y operación de un proyecto minero y portuario, de extracción y procesamiento de hierro con cobre como subproducto, el cual abarca desde la extracción de mineral hasta el embarque de concentrado para comercialización, incluyendo todos los procesos e instalaciones asociadas. El Proyecto se divide en tres sectores denominados Dominga, Lineal y Totoralillo”, e implica una inversión de US$ 2.500 millones.

Es un proyecto liderado por Andes Iron, “una sociedad por acciones, compuesta por capitales chilenos, dedicada a la exploración, prospección y desarrollo de activos de gran minería”. La familia Délano Méndez es dueña del 75% de la compañía, el 14% le corresponde a la familia Garcés Silva y el 11% a ejecutivos de la compañía.

CRONOLOGÍA DE UN PROYECTO RESISTIDO POR LA COMUNIDAD

El proyecto fue presentado por primera vez a la comunidad en agosto del 2010, específicamente, al sindicato de pescadores de Totoralillo Norte. Desde que el proyecto se masificó entre la opinión pública, ha sido ampliamente rechazado, tanto por la comunidad científica, ambientalista y las comunidades locales que habitan en la zona. Por lo mismo, desde el 2013, el proyecto ha pasado por distintas evaluaciones de impacto ambiental.

El 2017 el proyecto fue calificado desfavorablemente por la Comisión Regional de Evaluación Ambiental de Coquimbo, ya que “las propuestas de la empresa referidas a las medidas de mitigación, compensación o reparación fueron consideradas insuficientes por las autoridades”. En respuesta, la empresa interpuso un recurso administrativo de reclamación ante el Comité de Ministros (del gobierno de Bachelet) en mayo del 2017 para revertir la decisión del comité regional; el comité de ministros rechazó el recurso de reclamación y acogió el recurso de reclamación interpuesto por observantes de la participación ciudadana en aquellas materias.

En el 2018 la empresa vuelve al ataque y consigue que el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, se pronunciara a favor del recurso de reclamación presentado por la compañía, para revertir el rechazo al controvertido proyecto; entre las resoluciones el tribunal señaló que el proyecto debía volver a votarse en la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo, por lo que organizaciones de pescadores, medioambientales y personas particulares presentaron un recurso de casación ante la Corte Suprema, buscando anular la sentencia del Tribunal. La Corte Suprema revisa los recursos de casación y a fines de febrero de 2019 se llevaron a cabo los alegatos donde nuevamente los abogados de las partes opositoras explicaron las razones técnicas del rechazo a Dominga y justificaron la legalidad del proceso.

Paralelamente se crea la Alianza Humboldt compuesta por organizaciones nacionales, internacionales y locales para defender el ecosistema marino y terrestre de las comunas de La Higuera y Freirina, participan: Oceana, Greenpeace, Sea Shepherd, Parley, Chao Pescao, Fundación Terram, Chile Sustentable, ONG FIMA, Defensoría Ambiental, Geute, Ecosistemas, Fundación Jane Goodall, Ayni, Chinchimén, Fundación Relaves, Aula de Mar, Panthalassa, Codesa y C-Verde; junto a agrupaciones de la zona en conflicto coordinadas a través de Alianza Humboldt Coquimbo-Atacama, en la cual se unieron Defensa Ambiental IV Región, MODEMA y Sphenisco, además de otras 90 organizaciones regionales.

En septiembre del 2019 la Corte Suprema cambió la sentencia del Tribunal Ambiental de Coquimbo, le ordenó revisar nuevamente el caso, y que se pronuncie sobre los aspectos ambientales y técnicos. Los alegatos se realizaron en marzo del 2020 dejando a la causa en estudio. En septiembre la Corte Suprema resolvió acoger el recurso de casación y devolver el proyecto para que fuera revisado nuevamente.

En marzo de este año se inició la primera jornada de alegatos ante el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, y el día de ayer el tribunal, en unanimidad, decidió acoger la reclamación en favor de la Minera Dominga dejando nula la resolución del Comité de Ministros (2017) y de la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo (2017), ordenando retrotraerlo a la etapa de votación por parte de la Comisión Ambiental de Coquimbo.

El nuevo fallo del Tribunal Ambiental de Antofagasta señala que “los antecedentes aportados por la empresa en el proceso de evaluación ambiental son completos, según los estándares existentes a la época de su evaluación y, si bien existen puntos que la empresa debe complementar, estos pueden realizarse en el marco del proceso de evaluación.”

¿POR QUÉ ES RECHAZADO POR LAS COMUNIDADES LOCALES, CIENTÍFICAS Y MEDIOAMBIENTALES?

Este nuevo fallo mantiene con vida un proyecto ampliamente rechazado por comunidades locales, científicas y ambientales, ya que significaría un daño irreversible de los ecosistemas existentes en la localidad marítima.

El proyecto busca explotar un yacimiento ubicado a 16 Km al norponiente de la localidad de La Higuera, instalando una planta, un depósito de estéril y un depósito de relaves espesados. A su vez, la planta se conectará con el terminal de embarque en el borde costero a través de tres ductos subterráneos de 26 Km que llevarán agua y hierro, transitando a solo kilómetros de un ecosistema único en el territorio y el mundo.

El proyecto se emplazaría en el centro del Archipiélago de Humboldt, donde se ubican las reservas marinas Islas Choros y Damas e Isla Chañaral, y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, que alberga el 80% de la población mundial de esta especie. Además, es una zona de reproducción, alimentación y migración de animales como el chungungo, el pato yunco, las ballenas azul y fin, todos en peligro de extinción.

Frente a esta resolución las entidades ambientalistas y comunitarias agrupadas en la Alianza Humboldt anunciaron que acudirán a Corte Suprema para revertir el fallo, ya que existen suficiente información y consenso científico sobre el daño irreversible que causaría en los ecosistemas marinos el proyecto Dominga.

“Es lamentable que la interpretación que hizo el Tribunal Ambiental del ordenamiento jurídico ambiental no se haga cargo de la magnitud del impacto que podría generar Dominga de llevarse a cabo, ni de la capacidad de regeneración de la naturaleza frente a tal mega impacto. Es además gravísimo porque desobedece lo ordenado por la Corte Suprema anteriormente, y por ese motivo lo que corresponde es recurrir ante ella para que defina si esta sentencia, que se desentiende de la orden del tribunal superior, se ajusta o no a Derecho”, explicó Alejandra Donoso, abogada de Defensoría Ambiental y representante de las comunidades de la zona.

La directora ejecutiva de Oceana, Liesbeth van der Meer afirmó que “no podemos dejar que el desarrollo del país siga cimentándose en el corto plazo, a costa del medio ambiente”.

Matías Asun, director de Greenpeace en Chile manifestó que “lo que ha ocurrido pone de manifiesto un problema estructural, pues un proyecto rechazado dos veces por ser técnica y ambientalmente nefasto siga a flote, luego de una campaña millonaria de presión y lavado de imagen. Pone, además, al Gobierno de Sebastián Piñera a decidir sobre el proyecto de un conocido cercano al Presidente para optar si quieren preservar o destruir la riqueza ambiental y social de esas costas”.

Cabe recordar que el 2017 se expuso que Piñera tuvo acciones en el proyecto de Minera Dominga y se retiró de este en diciembre del 2010, es decir, cuando era Presidente de Chile. Hoy sigue siendo muy cercano a la familia Délano Méndez que posee capitales e inversiones financieras, en inmobiliarias,agricolas y otras mineras.

Proyectos que busquen saquear los recursos naturales para aumentar las ganancias del empresario no deben existir más. Debe prevalecer la protección del medio ambiente y de los varios ecosistemas que existen no solo en Chile sino también en el mundo, además de proteger a las comunidades que habitan esos espacios, ya que hoy existe un desabastecimiento hídrico importante en la zona por la acción de mineras.

El debate hoy debe ser político, ya que implica reflexionar sobre qué modelo de sociedad necesitamos y el modelo neoliberal imperante en Chile permite que un reducido puñado de empresarios (en relación a toda la población que habita Chile) lucre con derechos sociales y recursos naturales a costa del sacrificio de la naturaleza, la salud de las personas y sus condiciones de vida.






Temas relacionados

Política Chile   /   Megaminería   /   Ecología y ambiente   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO