Economía

ECONOMÍA

IPOM y desaceleración: confirma una tendencia pero agravada

El Banco Central dio a conocer el Informe de Política Monetaria (IPOM) confirmando la tendencia de la economía a la desaceleración de los últimos meses. Sin embargo, lo nuevo es el contexto con la nueva ronda de la crisis económica internacional, esta vez con base en China. La respuesta del Gobierno: el ajuste.

Nicolás Miranda

Comité de Redacción

Miércoles 2 de septiembre de 2015

El IPOM

La tendencia a la desaceleración se confirma. El Banco Central ubica el crecimiento del PIB entre 2% y 2,5%, rebajándolo desde el 2,25% de piso o 3,25% de techo de su anterior Informe.

Además, anuncia una inflación estimada en 4,6% (antes ubicó en 3,6%), atribuida principalmente a la fuerte depreciación de la moneda local.

También rebajó la estimación del precio del cobre a US$ 2,55 para este año.
El PIB tendencial también fue rebajado a un 3,5%.

Las causas de la desaceleración, las ubica en el difícil escenario internacional, el deterioro de la actividad minera, y la baja inversión privada.

Se agrega el Informe del INE sobre la actividad sectorial, con cifras más dispares pero igualmente negativas. El Índice de Producción Industrial disminuyó 1,7% con relación a septiembre del 2014, explicado por la caída de 4,4% en la producción minera en el período. Más dinámico fue el sector Electricidad, Gas y Agua (EGA) con un aumento de 3,2%. Intermedio fue el resultado de la producción manufacturera con un alza de 0,7%. En el consumo, las ventas del comercio al por menor crecieron 2,9% y el Índice de Ventas de Supermercados aumentó 4,1%.

Las respuestas del Gobierno: el ajuste

Lo primero, fue el Comité Político de La Moneda con el informe del Ministro de Hacienda Rodrigo Valdes, que llamó a la calma, a no “sobrerreaccionar”.

Lo segundo, fue imponer un ajuste al pueblo trabajador. Ante las demandas de los funcionarios del Sename en paro, ayer martes les respondió que no iban a poner en riesgo la economía del país. Ante las demandas de los trabajadores contratistas de Codelco, respondió en los mismos términos.

Lo tercero, que el Banco Central anunció una suba de las tasas de interés. Otra medida de ajuste, ya que con la actividad a la baja, esta medida perjudicaría una recuperación. Pero su preocupación es mantener a raya la inflación (en torno al 3%, su meta).

La respuesta empresarial: sepultar las promesas de reformas

No se hizo esperar. El presidente de la Sofofa Hermann von Mühlenbrock llamó a sepultar las promesas de reformas, por más que las estén moderando. “Las decisiones de inversión se han visto afectadas en gran parte por factores internos, por lo que hacemos un llamado al gobierno a tomar todas las medidas necesarias para reactivar la inversión en Chile", expresó el jefe de los empresarios. En especial, pidió revisar la Reforma Laboral.

Las otras causas

En lo inmediato, la decisión política de los empresarios, como informamos tempranamente en La Izquierda Diario aquí, en rechazo a las reformas prometidas.

Se suma la decisión de descargar los efectos de la desaceleración sobre los hombros de los trabajadores. Ya la mina El Abra anunció el despido de más de 1.500 trabajadores. Codelco no descartó despidos. Los empresarios anunciaron que, como mínimo, no realizarán nuevas contrataciones.

Se agrega el lazo con la economía de China, a la que Chile destina el 25% de sus exportaciones, y de esas el 77% son de cobre.

Más estructuralmente, el carácter dependiente de la economía, sometida a los vaivenes de los países imperialistas, entregada enteramente por diversas vías, entre ellas, que el 70% del cobre está en manos privadas; las AFP invierten la mayoría de sus fondos en instrumentos financieros en los países centrales; lo mismo que los fondos de ahorro fiscales.






Temas relacionados

Desaceleración   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO