Mundo Obrero Chile

MINERA ESCONDIDA

Incertidumbre en la economía: A dos semanas de votarse la huelga en Minera Escondida

La Compañía apuesta una negociación a la baja, provocando el rechazo general de los trabajadores a la última oferta de la empresa. Continúan las negociaciones, mientras se mantiene un escenario de incertidumbre en la economía.

Domingo 15 de julio de 2018

Negociando a la baja, y con lógicas de ultimátum, Escondida negocia con intransigencia.

Este viernes, se adoptó por parte de los trabajadores un rechazo general a la última oferta que entregó la minera, donde la firma, no ofrece ninguna garantía para conservar el convenio de salud (MediMEL), aumenta la jornada laboral, niega la posibilidad de aumentar el sueldo base, estancado del 2013, y propone un bono de término de negociación de $ 14 millones de pesos, pero solo a condición de la venta de beneficios y una serie de otros bonos que los trabajadores mantienen en su convenio actual.

Además el tono de la minera fue en lógica de ultimátum, cerrando el plazo a los trabajadores y al sindicato para este próximo martes 17 de julio. Luego del rechazo de los trabajadores y la posterior declaración del sindicato, se organizó una nueva mesa de negociación para el mismo día.

Escondida ya venía preparando este segundo gallito contra el Sindicato, con más de 120 despidos de planta en noviembre, el término de contratos a distintas empresas como SGS o Maxam, cierre de naves para afectar los bonos de trabajo de los mineros, hasta el intento de generar un sindicato paralelo.

Clima de incertidumbre, un escenario abierto y el conflicto con la trasnacional más poderosa del país.

A menos de 2 semanas del plazo para votar la huelga, la trasnacional aún apuesta a la intransigencia. Siendo la minera que produce el 5% del cobre mundial, con más de 100 mil toneladas de cobre al mes y que llegó a facturar, previo a la huelga, más de $ 527 millones de dólares anuales. Su objetivo está en cerrar el conflicto abierto desde la negociación de febrero del año pasado y derrotar al Sindicato N°1, para así marcar un punto de inflexión, buscando imponer un trato que le permita elevar sus ritmos de crecimiento, pero acosta de reducir costos y golpear el salario de los trabajadores. Desarrollando así un objetivo estratégico para los intereses de la clase capitalista, tanto para los grupos nacionales como para el gran capital, que es imponer una nueva relación de fuerzas contra el movimiento obrero, dando un golpe aleccionador para el conjunto de la minería; en esta misma línea se suceden los distintos cierres de fábrica (Maersk, Cial, Suazo y ahora Iansa), los despidos quirúrgicos como en FCAB y otras empresas, o los más de 1700 anuncios de despidos en la división de Codelco Chuquicamata.

Actualmente los diagnósticos en las distintas esferas de la burguesía aún son preliminares, teniendo que moderar las expectativas por la situación internacional y las tendencias más marcadas a una guerra comercial entre las principales economías, como lo son EEUU y China. Para el Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, es un hecho el impacto que tendrá sobre la economía nacional, principalmente en las áreas de Comercio, Petróleo y combustibles (que es la base para una suba generalizada en toda la economía), pero así también en el precio del Cobre, como principal materia de exportación, que afectaría las condiciones de venta global del mineral. Esto en particular en la relación con China y su dinamismo interno, siendo el gigante asiático el principal consumidor de cobre a nivel mundial.

En este sentido, el precio de cobre que sigue a la baja consecutiva, cayendo por más de 15 días consecutivos perforando su piso de los 2,80 dólares la libra y las tendencias internacionales ponen por el momento en un segundo plano la negociación dentro de Escondida.

Y en cuanto a su posible huelga, y los efectos en la economía nacional, los pronósticos más bien están marcados por la cautela. Si bien, tanto Larraín, Jorge Cantallops (COCHILCO), o Juan Carlos Gallardo de la Consultora Plusmining, opinan que tendría efectos negativos, y que apuestan (sin mucha sinceridad) a un entendimiento que evite la huelga, la clave esta puesta en la duración en caso de entrar en conflicto.






Temas relacionados

Huelga minera   /   Negociación colectiva   /   Despidos en la minería   /   Mundo Obrero Chile   /   Antofagasta   /   Escondida   /   Minería   /   Economía mundial   /   Huelga   /   Economía Nacional   /   Economía Internacional   /   Sociedad   /   Mundo Obrero   /   Internacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO