Política Chile

CORONAVIRUS

Informe de la ONU advierte hambre y pobreza en Latinoamérica: ¡Que la crisis la paguen los empresarios!

De acuerdo al último informe elaborado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), advierten del hambre y la pobreza que se extenderá en América Latina. Hipócriamente anuncian medidas mínimas de parte de los gobierno burgueses, sin embargo la política en defensa de los empresarios sólo es desempleo y precariedad para el pueblo trabajador.

Miércoles 29 de abril de 2020

FOTO: AFP

La crisis sanitaria y económica abierta por la pandemia del Coronavirus, parece estar lejos de cerrarse, donde el hambre y la pobreza son dos problemáticas que comenzarán a golpear con fuerza en distintos países de Latinoamérica.

Así lo señaló la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través de un informe para la alimentación y la agricultura (FAO), donde profundizan respecto a la situación:

“La región ha visto empeorar su seguridad alimentaria en los últimos años y esta nueva crisis podrá impactar de forma especialmente severa a ciertos países y territorios”.

Es en ese contexto, que el organismo resaltó la probabilidad de que ciertos países debido a la compleja situación económica que vienen sufriendo aparejado del impacto climático, se encuentren más susceptibles a recibir los peores embates de la crisis que se extiende gravemente por todo el continente. El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras y Nicaragua serían las naciones más afectadas.

Por su parte a través del representante de la FAO, se ha referido a ciertos aspectos que debieran resguardarse frente al momento que se vive actualmente, enfatizando en el “sistema alimentario”, instando al apoyo nutricional en aquellos niños menores de cinco años, y apoyando la alimentación escolar y expandir los programas de protección social, de acuerdo al medio Radio Bio Bio.

Así también la ONU, se refirió al apoyo del transporte y envasado de productos agropecuarios, como también garantizar la “operación de puntos de venta de mercados y supermercados”, de acuerdo al mismo medio.

La hipocresía del imperialismo frente a la crisis del Coronavirus; Necesitamos una respuesta de la clase trabajadora

Sin embargo, la alerta puesta por la ONU frente a la crisis económica y sanitaria por el COVID19, no termina de ser una declaración hipócrita, cuando en este momento las grandes potencias ya comienzan a mover sus piezas, en un tablero que a todas luces busca favorecer a los empresarios en contra de los intereses de los trabajadores.

Hablan de una “hoja de ruta a la normalidad” cuando las suspensiones laborales y despidos proliferan y se incrementan día tras día, principalmente en países como los que se encuentran ubicados en Latinoamérica. Hacen un llamado a la protección social y alimentaria de las sociedades, cuando en lo concreto, los gobiernos desarrollan medidas de austeridad para salvaguardar el bolsillo de especuladores y mercaderes de las enfermedades y muertes que azotan sin piedad a los sectores más precarizados.

Pero esto no es una cuestión natural y normal, sino el carácter de clase que tienen las medidas frente a la pandemia a nivel mundial, donde mientras los sectores más acomodados se dan el lujo de vacacionar o salir a festejar en helicópteros,
los trabajadores y trabajadoras son condenados a exponerse al contagia, cada vez en que se transportan a sus trabajos y hogares, cada vez que tienen que salir a ganarse el sueldo y llegar al fin de mes. Esto, sin derecho ni educación, salud, vivienda o pensiones, como es de verse en las enormes filas de adultos mayores que se atochan a fuera de los locales de turno.

Tal situación reactiva la urgencia y necesidad de poder organizarnos contra estos ataques permanentes de los gobiernos burgueses, y los empresarios que no están dispuestos a tocar sus grandes fortunas, y mucho menos a permitir una respuesta estructural que venga de la organización obrera y popular.

Cuestiones elementales y derechos fundamentales podrían ser perfectamente resueltos a través de una respuesta obrera en alianza con los distintos sectores y populares que también se organizan frente a la pecarización a la que les arroja el sistema capitalista. Testeos masivos, respiradores mecánicos, vivienda, alimentación, ropa, telefonía o accesibilidad, todas las necesidades de primer orden tienen una salida, pero no vendrá de la mano de la gentileza ni caridad de los capitalistas, y la casta política que gobierna para sus intereses, sino de la organización de los trabajadores y trabajadores, quienes realmente mueven el mundo y la economía ¡Que la crisis la paguen los empresarios! ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!






Temas relacionados

Coronavirus   /   Política Chile   /   Pobreza   /   Latinoamérica   /   Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO