×
×
Red Internacional

PARO PORTUARIO. Jorge Sharp llama a la calma pero hay que llamar a movilizar en todo el país

La ministra Secretaria General de Gobierno, Cecilia Pérez, instó al alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, a poner su liderazgo a disposición de buscar una solución al conflicto portuario que se desarrolla en la ciudad. Éste, respondió llamando a la calma a vecinos y trabajadores del puerto. El mismo día, tres manifestantes eran atropellados por un auto luego protegido por Carabineros, 16 portuarios eran detenidos y las dependencias del Sindicato de Estibadores destruidas.

Juan ValenzuelaProfesor de filosofía. Partido de Trabajadores Revolucionarios.

Ricardo Trabajador portuario eventual despedido

Martes 18 de diciembre de 2018 | 04:49

A través de un tweet, Jorge Sharp, alcalde de Valparaíso, llamó a Carabineros y al Gobierno, a no propiciar una escalada de violencia con su actuar:

Cuando el alcalde porteño habla de "hechos que lamentar" seguramente tiene en mente que en el contexto de la huelga portuaria se han producido gravísimos hechos represivos como el intento de secuestro a un trabajador en conflicto, un montaje y recientemente una amenaza de muerte a un jóven activista que solidariza con la causa portuaria.

La pregunta inevitable es si efectivamente "el diálogo en el puerto es el único camino" para evitar que se produzca algún hecho lamentable y resolver el conflicto. Porque justamente hay que tener en cuenta que el atropello de tres activistas, la detención de 16 trabajadores y la destrucción de las dependencias del Sindicato de Estibadores, son hechos que se produjeron después de un diálogo. Un diálogo realizado en Santiago en el que participaron empresarios, dirigentes portuarios y representantes del gobierno: el coordinador de la división socio-sindical de la Subsecretaría del Trabajo, Mario Livingstone; el presidente de la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile, Ronald Bown; y representantes de los tres sindicatos movilizados desde el 16 de noviembre en el Terminal 1 de Valparaíso: Luis Flores, representante de Uniport; Roberto Rojas, del Sindicato de Estibadores; Osvaldo Quevedo, del Sindicato Unificador de Especialidades Marítimo Portuario (Sudemp); y los delegados Antonio Vives y Pablo Klimpel.

Si pese al diálogo ocurrió lo que ocurrió es porque Von Appen y el empresariado tienen una preocupación de fondo. Como señaló Alfonso Swett de la CPC "lo que le preocupa (a Richard Von Appen) son las huelgas ilegales, que es un tema que nos preocupa a todos. Creemos en las huelgas, creemos que es un derecho, es importante, pero que se haga en el marco de la ley”.

A estos empresarios les resulta chocante una huelga en el Puerto de Valparaíso cuyos trabajadores no formaron parte del movimiento de 2013 y 2014. Les preocupa que el movimiento se extienda a la juventud pues eso podría desequilibrar la balanza contra Von Appen. Es una perspectiva probable pues además de la toma y asambleas que han tenido lugar en la Universidad de Valparaíso o las iniciativas de solidaridad de estudiantes de la UPLA, en las calles, en las marchas y cortes, el componente juvenil ha sido evidente.

En el puerto pasa el 60% de las exportaciones frutícolas y está ubicado en pleno centro político del país a causa de la presencia del Congreso. Una huelga combativa rodeada de solidaridad estudiantil y un paro portuario nacional, es el escenario que quieren frenar a toda costa.

Los hechos represivos del lunes 17 de enero, que incluyó un acorralamiento de casi una treintena de trabajadores en los techos de la sede del Sindicato de Estibadores, revelan que la línea es "reventar" la lucha. En este marco llamar a la calma y sembrar la ilusión de que un dialogando solucionaremos todo, como hace Jorge Sharp, no contribuye al fortalecimiento de la lucha.

Mejor hubiese sido ver al alcalde y los parlamentarios del Frente Amplio poner el cuerpo en la calle en los momentos más duros de la represión en conjunto con la juventud de las universidades y los locatarios que han llevado su apoyo a la lucha, como lo hizo por ejemplo Pamela Contreras, una de las voceras de #NiUnaMenos Valparaíso y dirigenta de los trabajadores del Colegio Winterhill o Antonio Páez del Sindicato Starbucks. A lo mejor la policía lo hubiese pensado dos veces a la hora de actuar así si se hacían presentes diputados y alcalde, pertenecientes a un conglomerado que obtuvo más de 40.000 votos en las últimas elecciones presidenciales.

El Frente Amplio en la región de Valparaíso cuenta con dos diputados y un senador, tres Cores y un alcalde y representa un universo que oscila entre 50.000 y 40.000 votantes. En las universidades, es una fuerza importante a la cabeza de importantes federaciones estudiantiles. Dirigen el Colegio de Profesores. Podrían jugar un importante papel para poner en movimiento la fuerza social que necesitamos para derrotar a Von Appen y la represión. Hay que empezar convocando a una gran movilización para este viernes 21 en todas las ciudades del país, a un paro nacional portuario y un paro regional en Valparaíso.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias