Mundo Obrero Chile

REDUCCIÓN JORNADA LABORAL

Jornada Laboral: Piñera quiere que la población espere hasta el 2027 para trabajar menos

La derecha busca alinearse después de un duro revés al verse cuestionados y presionados por la población ante la adherencia a reducir la jornada laboral a 40hrs o más. Es por esto que además de evitar que sus miembros voten a favor del proyecto del PC, buscan sembrar la ilusión de que el pueblo trabajador tiene que esperar hasta el 2027 para recién comenzar a reducir la jornada ¿Qué es lo que defienden?

Felix Melita

Estudiante de Psicología Universidad de Antofagasta

Domingo 18 de agosto

“Hemos hecho análisis y en principio estamos pensando en una gradualidad que no puede ser inferior a los 8 años y no es que a los 8 años va a bajar toda la jornada a 41 horas promedio, sino que va a ir progresivamente disminuyendo de manera que en régimen podamos llegar a esa gradualidad, esta gradualidad está en estudio, pero creemos que una gradualidad menor a eso es irresponsable y puede afectar de manera grave el empleo” Estas son las declaraciones del subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, las cuales marcarán el eje de todo el actuar de la semana por parte de la derecha, buscando así que el pueblo trabajador se conforme a esperar más de 8 años, es decir, hasta el 2027, para divisar alguna reducción de la extenuante jornada laboral.

Sin embargo, las declaraciones que pudieran parecernos descabelladas por parte de la derecha no acaban allí. Piñera hace lo suyo argumentando que: "la gradualidad en la aplicación de esta medida es fundamental para que las empresas se adecuen progresivamente a las nuevas jornadas (…) Por ejemplo, si usted tuviera que correr la maratón hoy mismo, sin ninguna adaptación ni entrenamiento, no sólo no llegaría a la meta sino que dañaría severamente su salud". Como si las y los trabajadores no llevaran toda una vida corriendo una maratón que al año tiene una duración de más de 1900 horas promedio ¿Cuántos kilómetros correrían en este sentido Piñera y sus secuaces?

Pero la desfachatez del Gobierno hacia el conjunto de trabajadores y trabajadoras no termina allí, sino que además de decirles que esperen hasta el 2027 para recién comenzar devisar alguna reducción, afirma que su propuesta crearía más de 300 mil empleos. Sin embargo, por supuesto, habría que esperar más de 8 años para recién comenzar a ver esos empleos –que por lo demás en su mayoría podría tratarse de trabajos precarios, en subcontrato, etc-.

La derecha busca alinearse

Pero debemos remarcar que dichas declaraciones del oficialismo no surgen de la nada, sino que son producto de unas semanas que realmente han tenido complicado al Gobierno con la cada vez mayor adhesión a la idea de reducir la jornada laboral, en donde incluso parte de sus congresisas se mostraron en una primera instancia a favor del proyecto de 40hrs a la semana.

Es por esta debilidad política de Piñera que este lunes el Ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, citó a los congresistas de ChileVamos a una comida a las 20:30hrs para justamente alinearse en cuanto al proyecto de 41 horas del Gobierno. A su vez, Piñera realizó la misma acción, citando a una reunión con senadores de la UDI para este miércoles a las 20:30hrs, en el domicilio de Juan Antonio Coloma (UDI).

Te puede interesar: Semana de duras críticas al gobierno por demagogia con jornada laboral

Y es que con la presión del sector empresarial como la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC) e inversionistas, ChileVamos busca no dejar cabos sueltos para rearmarse y jugar su contraofensiva dentro del congreso, buscando así aprobar el proyecto del oficialismo.

La derecha comienza a moverse: Hay que enfrentarla con mucho más que una mano en el corazón

Mientras la derecha comienza a re-articularse y a linearse, cabe preguntarse ¿cómo enfrentaremos lo que el oficialismo quiere hacer de una contraofensiva política en el Congreso?

En esta línea podemos recordar las palabras de Camila Vallejo, diputada del Partido Comunista, quien afirmó tiempo atrás que: “ojalá que tras estas encuestas el gobierno se pueda poner, no solamente, la mano en el corazón, sino que también pueda discutir racionalmente, a través de los estudios que hemos presentado los impactos positivos que tiene la reducción de la jornada laboral y lo pueda apoyar no solo con el corazón, sino con la razón”.

Te puede interesar: Para reducir la jornada laboral hay que enfrentar a los empresarios

Sin embargo, ¿podemos esperar que los empresarios, inversionistas, banqueros, se pongan la mano en el corazón, y estén dispuestos a reducir la jornada laboral, cuanto ésta es una de sus principales fuentes de acumulación de riquezas? Incluso ¿podemos pedirle lo mismo al oficialismo, cuando ellos son el rostro visible y político de sus intereses? La respuesta no podría ser más que un rotundo no.

Lejos de depositar las confianzas y el actuar en mesas en diálogo y negociación con sectores de la exNueva Mayoría, o incluso –en ciertas instancias- con la derecha, lo que debemos hacer es que el 77% de la población que afirmó ser parte del pueblo trabajador y que ésta de acuerdo con la reducción de la jornada laboral a 40hrs o incluso menos –que desde ya esta cifra debe ser superior- se ponga la mano en el corazón y salga a movilizarse a las calles por esta demanda. Ya que la jornada laboral es parte de un tesoro blindado por parte del gobierno y del sector empresarial que no estarán dispuestos a cambiar fácilmente.

Sin embargo, para que esto sea así, como un primer paso las centrales sindicales y estudiantiles, como la CUT, la Confech, la CONES, la ACES, el Colegio de Profesores, así como Coordinadoras como NO+AFP y 8M, deben llamar a una movilización coordinada para conseguir la reducción de la jornada laboral, la cual es una necesidad de primer orden para el pueblo trabajador.

Un paso más allá por la defensa de los empleos del pueblo trabajador

Los empresarios –y el Gobierno- dicen que hay que esperar más de 8 años para reducir la jornada laboral, mientras que los índices de desempleo continúan aumentando, al igual que los índices de población inmigrante en Chile en búsqueda de una mejor calidad de vida.

Por otro lado, el PC afirma que el periodo a esperar debe ser de 2 años, sim embargo, esperando a que la derecha y los ricos se pongan la mano en el corazón, sin convocar activamente a una movilización coordinada por todo el país para superar el blindaje de la jornada laboral por parte de los poderosos y reducirla.
Así, con mayor desempleo y mayores flujos migratorios, la situación pareciese ser alarmante. Sin embargo, una solución a esto puede ser justamente la reducción de la jornada laboral a 6 horas, cinco días a la semana, es decir, 30 horas semanales, en donde el trabajo sea repartido entre quienes tienen y quienes no. A su vez, que el salario sea parte de una escala móvil, adecuado a la canasta básica familiar, el cual no deba ser inferior a los $450 mil.

Te puede interesar: Reducción de la jornada laboral: ganancias empresariales contra la vida de las y los trabajadores

Los empresarios dirán que es imposible, que la maratón debe ser más larga mientras ellos continúan enriqueciéndose. Sin embargo, el dinero está. Es caso de ver la corrupción de Carabineros y políticos, de la mano de sus “dietas” exuberantes a todas luces. Sin embargo, de lo que se trata es de que todos trabajen, que se trabaje menos, que todos ganen sobre la canasta familiar, priorizando los intereses de las mayorías por sobre los privilegios de un puñado de familias ricas. Que sean ellos quienes corran su maratón.






Temas relacionados

Nicolás Monckeberg   /   Partido comunista Chile    /   Ministerio del Trabajo   /   Reparto de las horas de trabajo   /   Reducción jornada laboral   /   Chile Vamos   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Derecha chilena   /   Jornada laboral   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO