×
×
Red Internacional

Nacional. Karen Rojo y la hipocresía de todos los viejos partidos de los 30 años

La ida de Karen Rojo, ex alcaldesa de Antofagasta, a otro país generó un escándalo nacional. Por primera vez se iba a encarcelar a alguien por un delito de corrupción de la administración municipal, supuestamente, “marcando un precedente” en la “lucha contra la corrupción”. Así lo señalaron desde la Fiscalía Regional, al mismo tiempo que la ex jefa comunal atravesaba las fronteras. Este caso es simplemente una muestra más de lo podrido de los partidos de los 30 años. Derecha y ex Concertación han protagonizado diversos casos de corrupción y negociado con los grandes capitalistas. Ninguno de estos sectores se salva, aunque ahora se unan al baile.

Viernes 25 de marzo de 2022 | 00:30

A cinco años y un día de cárcel efectiva fue condenada la ex alcaldesa de Antofagasta, Karen Rojo, quien tras más de seis años de investigación por delito de fraude al Fisco, robándose dineros destinados para educación y salud de la comuna, terminó fugándose del país el mismo día que la Fiscalía Regional anunciaba como un éxito el rechazo al recurso de nulidad interpuesto por la defensa, volviendo a rectificar el presidio efectivo.

Karen Rojo cruzó las fronteras como si nada, pues no contaba con arraigo nacional, ni otra medida cautelar que limitara su movilidad. El Poder Judicial permitió que, una vez más, un político del régimen termine actuando de manera impune. El Ministerio Público se escuda en que sí solicitó la cautelar de arraigo nacional el 15 de junio de 2018, siendo revocada el 25 de dicho mes por la Corte de Apelaciones de Antofagasta, bajo el argumento de que “no había peligro de que la ex alcaldesa se fuera del país”... Desde la Policía de Investigaciones no confirmaron la fuga hasta cerca de las 15 horas, explicando que no estaban notificados, debido a que el Tribunal Oral en lo Penal aún no había emitido la orden de “cúmplase” al Centro de Cumplimiento de Gendarmería, por ende, no había ninguna orden de detención para la ex alcaldesa.

Todas las instituciones del régimen se excusaron, pero lo cierto es que este sistema judicial está diseñado para que empresarios y políticos del régimen queden impunes. Aunque los partidos de la derecha, como la UDI o RN, y de la ex Concertación, como el PS, PPD, DC, se unan a la falsa “lucha contra la corrupción” y ladren furiosamente contra Rojo, son igual o más corruptos que la ex jefa comunal de Antofagasta. No hay que ir tan atrás para recordar casos como Penta, el coordinado fraude al Fisco por parte de Empresas Penta, mediante la utilización de facturas y boletas de honorarios “ideológicamente falsas” —emitidas materialmente de acuerdo a la ley, pero cuya justificación es falsa— que, entre otros aspectos, habrían permitido el financiamiento irregular de campañas electorales de varios políticos, la mayoría pertenecientes a la UDI; el caso SQM, también referido al financiamiento ilegal de candidatos y partidos políticos realizado por la empresa SQM, a través de pagos a personas relacionadas con estos por servicios nunca prestados, involucrando a personajes como Sebastián Piñera, Marco Enríquez Ominami y Eduardo Frei; o el Caso Caval que implicó al propio hijo de la ex presidenta Michelle Bachelet, del Partido Socialista, hoy aliado del nuevo gobierno de Gabriel Boric y a otros tantos personajes como el entonces ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo del PPD.

Así se podrían enumerar diversos personajes más ligados a la derecha y ex Concertación… Otro tema son los millonarios casos de fraude al Fisco por parte de Carabineros y del Ejército. Solo basta decir que en octubre de 2021 fue anunciado que los ex directores generales Villalobos y González, condenados por el “PacoGate”, cumplirán prisión preventiva en la Escuela de Carabineros. Una burla.

Por eso la operación del régimen contra Karen Rojo es para disimular la responsabilidad que tienen los partidos de los 30 años en los diversos casos de corrupción conocidos- y por conocer-, por los cuales se ganaron el rechazo de la amplia mayoría de la población cansada de que los poderosos y sus políticos hagan y deshagan con los recursos de las personas, mientras a los pobres, a los jóvenes que se manifiestan en las calles, a los trabajadores, a las mujeres, les dan represión o cárcel, como es el caso de los presos políticos del estallido social, encarcelados por meses, años, sin pruebas, en base a montajes, con “testigos protegidos”, quedando en prisión preventiva o arresto domiciliario de manera inmediata.

Es con este tipo de partidos, como el PS, que el nuevo gobierno de Apruebo Dignidad está haciendo alianzas para darle gobernabilidad a los mismos de siempre. Hoy fue Karen Rojo, antes fue Daniel Adaro en Antofagasta, hay otros como Aguilera (PS), el alcalde ligado al narcotráfico de San Ramón, región Metropolitana, o rumores de utilización de fondos municipales para uso personal, como en su momento se dijo sobre la actual ministra de Minería, Marcela Hernando (PR), entre muchos otros casos.

Por eso todo este coro hipócrita no es más que un intento por hundir a un punto débil, como Karen Rojo, para aparecer como preocupados por la corrupción. Es con estos partidos que el Partido Comunista, el Frente Amplio, la Federación Regionalista Verde, está siendo gobierno y buscando acuerdos, con gente PS, PR o ex PPD, con personajes neoliberales como Mario Marcel, ex presidente del Banco Central y ahora ministro de Hacienda.

Desde el nuevo gobierno denuncian la corrupción, pero se subordinan a quienes durante décadas han legislado para los ricos; tampoco proponen medidas que vayan en dirección de golpear los privilegios, pues las autoridades siguen ganando como gerentes. ¡Hay que terminar con estos privilegios! Todo alto funcionario público debería ganar como un trabajador calificado, los cargos de elección popular deberían ser revocables. Los jueces y altos cargos del Poder Judicial- que legislan para los mismos que engañan al pueblo- también deberían ser cargos revocables, para realmente combatir la corrupción. El Gobierno de Apruebo Dignidad y su programa no choca con los privilegios y con las artimañas de este régimen de la dictadura.

Ante la corrupción y lo podrido de los partidos de los 30 años, urge la necesidad de forjar una izquierda totalmente independiente de los empresarios, que no tenga ningún compromiso con este régimen de la dictadura, ni con los partidos que durante décadas han administrado este modelo capitalista y neoliberal, mantenido a través del saqueo de nuestros recursos naturales y la explotación de las grandes mayorías, mientras los dueños del país y sus políticos siguen robando nuestros derechos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias