×
×
Red Internacional

Debate presidencial.Kast: desde la privatización de Codelco al ninguneo a los derechos de las mujeres

En el debate del 15N organizado por ANATEL, el candidato de extrema derecha José A. Kast, dejó claro una vez más que busca acceder al gobierno para beneficiar a ciertos grupos económicos y millonarios a través de un programa conservador con ejes en conceptos como ley, orden y familia, con el cual busca disciplinar a la clase trabajadora y que no reclamemos por la pobreza y sueldos bajos.

Juan ValenzuelaProfesor de filosofía. Partido de Trabajadores Revolucionarios.

Lunes 15 de noviembre | 23:19

Un ejemplo de esto es su propuesta de que ingresen capitales privados a Codelco o su propuesta de reducir agresivamente los impuestos a los empresarios de un 27% a un 17% -aunque de manera “gradual”. Estas propuestas fueron planteadas en el debate presidencial y de triunfar significarán no sólo una reducción drástica de los recursos disponibles en el Estado, también traerán un empeoramiento de las condiciones de vida de millones de trabajadores y trabajadoras y un deterioro material de los ya precarios servicios de salud y de la educación.

Llaman la atención los conceptos en el discurso de Kast: al inicio declara poder gobernar con quienes llaman “dictador” a Pinochet en la propia derecha, porque “nos une un sentido de propiedad privada”. Eso, a propósito de que por estos días Kast ha aparecido públicamente defendiendo a la dictadura y al represor Krassnoff.

Pero cuando Kast habla de los presos de la revuelta, lo hace en términos sumamente duros, acusando a Boric y a Provoste de querer “indultar a los saqueadores violentistas y que quemaron”. En sus palabras finales, señaló que los temas importantes para los chilenos eran la “delincuencia”, “narcotráfico”, “terrorismo”, vivienda, salud. En su discurso la libertad de Chile está en juego. Promete un 5% de crecimiento, como un verdadero vendehumo incluso para economistas de su sector. Su operación comunicacional es simple: en un lado está el orden, en el otro el caos.

Este discurso va de la mano con un ninguneo a los derechos de las mujeres: cuando, en el punto de “temas emergentes” se le consultó sobre su postura de derogar el aborto por las tres causales, respondió despectivamente que pensó que íbamos a hablar algo emergente, energía, etc. Además, reafirmó su propuesta de suprimir el ministerio de la Mujer para fusionarlo con el ministerio de desarrollo social, aunque ya no llamándolo ministerio de la familia, sino de la mujer y el desarrollo social. Reafirmó su propuesta de darle subsidios para vivienda sólo a mujeres casadas, entre otras cuestiones.

La clase trabajadora, la juventud, las mujeres, las comunidades de las zonas de sacrificio, tenemos que enfrentar este programa en las calles derrotando a los capitalistas y sus intereses.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias