×
×
Red Internacional

JUVENTUD.La agenda represiva del gobierno contra la juventud

La semana pasada se encontró marcada por la agenda de seguridad impuesta por el gobierno de Piñera, la cual ha sido tomada con fuerza desde principios de este mes, particularmente por la controversia que se ha generado en torno al proyecto de control preventivo que se le haría a las y los jóvenes mayores de 14 años.

Lunes 25 de marzo de 2019 | 06:29

La agenda de seguridad del gobierno de Piñera con el control de identidad a menores de 14 años junto con la Red Clase Media Protegida y "poner a Chile en Marcha", se encuentran dentro de los tres ejes catalogados como prioritarios para este año. De esta manera, el debate generado en torno al asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca en manos de las fuerzas represivas del gobierno queda atrás, en donde sectores de la oposición amenazaron con presentar durante marzo una acusación constitucional en contra de Chadwick contra tales medidas, la cual a seis días de finalizar el mes ya se encuentra totalmente descartada.

Dentro de este contexto, es que en La Moneda destacan que el envío del proyecto de control preventivo de identidad les llega en un buen momento, tanto a Chadwick como a Piñera quienes han defendido incansablemente el proyecto que busca ampliar dicho control a jóvenes de 14 años en adelante. Ante esto, es que el ministro del interior el miércoles pasado llevó a cabo el tema con alcaldes de Chile Vamos, quienes llegaron a La Moneda para conocer los detalles del proyecto antes mencionado.

El gobierno de Piñera señala que este proyecto ha dado cancha para poder darle más énfasis a su difusión, mientras a su vez van apareciendo otras medidas tomadas por ellos en torno a la “seguridad”.

Unidad en la calle contra la criminalización de la juventud

Esta maniobra del gobierno se enmarca en su agenda represiva contra la juventud, ya que es esta misma la que ha salido a las calles cuestionando la herencia social de la dictadura que se materializa en trabajos precarios, degeneración delictual en las poblaciones, alta tasa de deserción escolar. Pero estas condiciones complejas de vida no son casuales, si no que se enmarcan en un contexto de constante criminalización y marginalidad por parte del Estado, que sitúa a la juventud pobre “por fuera de la sociedad”.

El gobierno hace populismo penal con un problema que es estructural y que recae en la composición social de una sociedad separada por clases sociales, donde los jóvenes más precarizados son quienes se encuentran perseguidos constantemente por Carabineros o que tienen peores condiciones de vida para poder desarrollarse integralmente. Ante dicha situación, es necesario que todas las organizaciones de estudiantes, como la CONFECH, ACES, CONES en unidad con el movimiento de trabajadores y mujeres llamen a movilizarse en las calles por el rechazo a este proyecto que busca perseguir políticamente a la juventud pobre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias