×
×
Red Internacional

La multimillonaria familia Urenda inicia administración en el terminal 2 de Valparaíso

Comienza a regir la nueva administración del Terminal 2 de Valparaíso adjudicado por Agunsa de la familia Urenda, el acaudalado clan dueño de navieras, puertos e inmobiliarias que hoy avanzan sobre Valparaíso. Pero ¿qué puede dejar para la población trabajadora la administración de una familia que se posicionó en altos cargos de poder en dictadura y que hoy es cuestionada por fraude y apropiación indebida?

Miércoles 16 de marzo | 08:40

Ya oficializado el traspaso de la concesión del Terminal 2 (T2), antes perteneciente a TCVAL de capitales australianos y ahora adjudicada por Agunsa, la EPV (Empresa Portuaria de Valparaíso) abre paso a la familia Urenda para tomar la nueva administración del terminal tras el fracaso de expansión que no pudo concretar en 2013 la anterior concesión.

Sin embargo tras las promesas de estabilidad que busca instalar la prensa oficial, un hecho concreto es que la nueva administración ya anunció a través de El Mercurio de Valparaíso, que solo un 50% del personal administrativo seguirá trabajando, mientras el resto de los trabajadores y trabajadoras sufre el agravio de desconocer si podrán mantener su fuente de trabajo o no.

Actualmente el clan Urenda atraviesa una investigación judicial por medio de la figura de Gabriel Urenda Salamanca, fundador y controlador del holding Intervalores, que en noviembre del 2018 fue formalizado y posteriormente puesto en prisión preventiva por infracción a la ley de mercado de valores, apropiación indebida y estafa. ¿De dónde proviene el historial familiar de riquezas acumuladas por esta familia?

Agunsa y los hilos que maneja el clan Urenda

Grupo Empresas Navieras (GEN) es un holding de 85 empresas, pero dos grandes estandartes: Interoceánica, que recorre los mares con sus barcos, y Agunsa, que opera como agente en los puertos. El grupo venderá este año US$ 800 millones y aspira a superar en cinco años los US$ 1.000 millones. Así, dice José Manuel Urenda, gerente general de la matriz, 52 años, el cuarto de los hijos del ex senador UDI Beltrán Urenda, el grupo entrará a la serie mundial. Hoy ya está entre las 30 navieras más grandes del mundo, estima Urenda.

La naviera de los Urenda les aporta US$ 600 millones en facturación. Es su negocio madre. El grupo también opera cinco puertos y los aeropuertos mayores de Chile y Jamaica. Los últimos dos meses han tenido énfasis en la internacionalización. La bandera de ello ha sido Agunsa. La firma opera un terminal de containers en Los Angeles, California; maneja un puerto siderúrgico en Venezuela y a mediados de mes parte sus actividades, junto al grupo Claro, en Port Everglades, Florida, Estados Unidos.

Fuera del mar, Urenda tiene otros negocios. Con los hermanos Pedro y Ernesto Corona y Valentín Cantergiani es propietario de la empresa que produce los quesos Los Criadores; con Gerardo Valdés tiene un mall en Guayaquil e inversiones inmobiliarias en Valparaíso, y con Patricio de Groote y Gonzalo de Pablo tienen una planta en que se fabrican ventanas de PVC.

Según las memorias institucionales de las empresas referidas, sitio web de la Superintendencia de Valores y Seguros de Chile (www.svs.cl) se menciona que este grupo Urenda controla la Terminal Puerto Arica S.A. (TPA), Iquique Terminal Internacional S.A. (ITI), Antofagasta Terminal Internacional (ATI), Sociedad Taicahuano Terminal Portuario S.A. (TTP), Aeropuertos en Chile, Compañía Chilena de Navegación Interoceánica S.A., Consorcio Aeroportuario Sociedad Concesionaria (Punta Arenas, Calama, la Serena, Magallanes y SCL en Santiago), Túnel Ferroviario Argentina-Chile (23 km). Tiene el servicio de carga con el Grupo de Empresas Navieras (GEN) y Agencias Universales S.A. (AGUNSA), en transporte marítimo con la Compañía Marítima Chilena S.A. (CMC). También administra las empresas Angol Navigation Ltda. y Arauco Navigation Ltda

El patriarca Beltran Urenda acérrimo colaborador de Pinochet

En 1960 la Compañía Chilena de Navegación Interoceánica S.A. crea Agencias Universales S.A. Con el objeto de contar con una agencia naviera que entregará servicios portuarios, la Compañía Chilena de Navegación Interoceánica S.A. funda Agencias Universales S.A (AGUNSA). Pero será durante la década de los 80 que AGUNSA dará un salto entre las elites chinelas, ampliando su holding entre la Compañía Chilena de Navegación Interoceánica S.A. e Inversiones Cabo Froward S.A., controladora del 95% de Agencias Universales S.A.

En el prontuario de su patriarca Beltran Urenda Zegers se destacará como funcionario de la dictadura militar y acérrimo colaborador de Pinochet. Oriundo de la región de Valparaíso, en la comuna de Concón y con un fundo de mas de 2.000 hectáreas en Olmué, el patriarca del clan Urenda recibirá a la familia militar y a los políticos de derecha del país.

Durante el Gobierno del presidente socialista Salvador Allende (1970-1973) fue un acérrimo opositor y apoyó el golpe de Estado. Tras el terremoto de 1985, y por expresa petición del dictador, encabezó el Consejo Económico y Social, una corporación donde se reunían empresarios y las burocracias sindicales para definir las políticas económicas del país.

Para elegir Presidente del Senado el 11 de marzo de 1990, Jaime Guzmán planteó a Gabriel Valdés. «Urenda visita a Patricio Aylwin. Quiere pedirle dos compromisos: que el general Pinochet no será hostilizado por el nuevo gobierno, y que el Parlamento continuará en Valparaíso. El ha sido elegido por la región, y no podría negociar nada que implicase quitar ese sueño a los porteños. Aylwin le responde que no hay en los nuevas autoridades ninguna intención de arrinconar al general; desde el momento en que se han adquirido compromisos recíprocos con el régimen saliente, esa voluntad ha quedado definida… su voto garantiza la mayoría en favor de Valdés para la Presidencia del Senado»

Su complicidad con los crímenes de la dictadura le valió el odio de las organizaciones de izquierda. En 1991 acusó un atentado del MIR en su contra. En entrevista a la revista QuePasa en el 2012 mencionó “Pinochet había sido un buen gobierno y había necesidad de seguir abordando ciertas materias, sobre todo aquellas de índole económica. El gobierno militar abrió Chile al mundo comercialmente”

Durante los años 90 será senador por la UDI y defensor de toda política neoliberal como las AFP, defendiendo los intereses de los fondos de inversiones, de los cuales su familia poco a poco comenzara a invertir.

Familia de monopolistas portuarios y estafadores financieros: ladrores de cuello y corbata

La familia Urenda tiene un verdadero monopolio (junto a los Von Appen y Lucksic) de las navieras portuarias en Chile. El grupo empresarial tiene un patrimonio de más de US$ 300 millones y en 2015 obtuvo recursos líquidos sobre US$ 160 millones, con la venta de CCNI.

Pero su prontuario no solo estará ligado a la dictadura y las políticas conservadoras, entre sus exponentes tendremos a verdaderos ladrones de cuello y corbata como será denunciado en el caso Inverlink y Chwager que veran como imputado a Gabriel Urenda hijo menor del clan.

La fiscalía le pidió información a 13 sociedades ligadas a la familia Urenda, varias bajo las cuales participan en Grupo Empresas Navieras (GEN). Les requirió todos los traspasos accionarios que involucren al controlador de Intervalores. Un supuesto bajo monto pagado por sus derechos de herencia sería la base de esta arista

El 24 de junio, 13 sociedades ligadas a la familia Urenda recibieron un oficio del fiscal jefe de la Fiscalía de Alta Complejidad Oriente, Felipe Sepúlveda. A todas ellas -entre las que destacan Inversiones Tongoy, María Elena de Inversiones, Sociedad Nacional de Valores y Los Ceibos Inversiones, a través de las cuales participan en Grupo Empresas Navieras (GEN)- se les pidieron cuatro cosas: el listado de accionistas entre 2016 y 2019; el reparto de dividendos y las memorias para iguales períodos, además de la copia de los instrumentos en que constaran traspasos de acciones, a cualquier título, en los que haya participado Gabriel Urenda Salamanca.

Gabriel Urenda, fundador y controlador del holding Intervalores, fue formalizado en noviembre del año pasado por infracción a la ley de mercado de valores, apropiación indebida y estafa. Desde ese día, cumple prisión preventiva, y los montos tras las querellas de las más de 90 víctimas que reclaman el dinero que le confiaron para que Intervalores administrara ya superan los $ 12.000 millones (unos US$ 17,2 millones). En el caso también está formalizado el exgerente comercial Sebastián González, la exsubgerenta de inversiones de Intervalores Graciela Iturra, el ex ejecutivo de la firma en Concepción, Aníbal Macera, y el representante de la sociedad Salodi Construcciones SpA, Pedro Machuca.

La razón por la cual la Corte decidió decretar una medida cautelar más gravosa se debe a que se consideró que su libertad era "peligrosa para la sociedad", dado el número de presuntos delitos cometidos, la cantidad relevante de dinero del perjuicio y la cantidad de presuntas víctimas que existían.

El plan de AGUNSA en Valparaíso es ser la punta de lanza de la ampliación portuaria para adjudicarse la concesionaria no provisoria el 2026. Este plan va en consonancia con profundizar un modelo productivo de saqueo que encuentra su expresión dramática en Valparaíso azotado por la sequía, zonas de sacrificio, falta de trabajo y vivienda digna, pobreza que contrasta con las millonarias ganancias de estos magnates.

Para llevar este plan adelante buscarán quebrar toda resistencia obrera. Previo a que se instale la nueva concesionaria los trabajadores del T2 han venido protagonizando una serie de paralizaciones; exigiendo el respeto del decreto sanitario donde los empresarios se ahorran millones de pesos mientras aumentan sus ganancias en plena pandemia. A esto se suma la creciente incertidumbre de cientos de trabajadores que corren el riesgo de ser despedidos cuando a la empresa entrante se le plazca.

Por eso es necesario luchar por defender todos los puestos de trabajo ¡Ningún despido con la llegada de Agunsa! Por una asamblea única de trabajadores de ambos terminales terminando terminando con el divisionismo que imponen las burocracias sindicales que actúan como verdaderas contratistas.

Hay que terminar con la privatización de los puertos impuesto en dictadura, y reponer la pelea por la estatización de ambos terminales del pe inversión y de haber estafado a la firma Panor. Además, realizó un funcionamiento de estafa piramidal para susuerto de Valparaíso, gestionado por sus trabajadores y la población, para que las ganancias que hoy engordan la billetera de un puñado de familias, se pongan en función de los intereses de las grandes mayorías de la población y vayan destinadas a salud, vivienda y educación.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias