×
×
Red Internacional

VIOLACIONES A DDHH.Justicia a medida de lo posible: Ricardo Lagos a favor del pacto de silencio en el informe Valech

El ex presidente Ricardo Lagos (PS), por medio de una carta firmada, se dirigió a la mesa directiva de la convención constitucional, rechazando la propuesta de la comisión de DDHH para levantar el secreto del informe Valech.

Fernando JiménezTrabajador patrimonial y columnista de La Izquierda Diario Cultura

Martes 31 de agosto | 13:34

La semana pasada, la comisión de derechos humanos de la convención constitucional aprobó dejar sin efecto el embargo de 50 años a la información contenida en el informe Valech. Ante esta propuesta, que tiene que ser ratificada en el pleno de la convención, Ricardo Lagos no se hizo esperar y rechazó tajantemente develar la información que se mantiene en secreto.

Los argumentos de Lagos apuntan a que "Un número importante de las victimas presentaron sus testimonios, sabiendo que sus casos no serían develados al público, incluyendo las formas de ejecución de los tormentos que sufrieron" además de que "afectaría gravemente la fe pública y defraudaría a las propias víctimas y familias”.

Parece ser que a Ricardo Lagos le falta hacer un poco de memoria, en relación a sus compañeros de organización desaparecidos y ejecutados políticos de la Dictadura. Su preocupación para con las victimas de violaciones a DD.HH. por parte del estado han dejado inconformes a las familias.

En 2004, Lagos levantó el Penal Cordillera, con el fin de descongestionar Punta Peuco en marco a su propuesta de gobierno "No hay mañana sin ayer". Sin embargo, el Penal Cordillera se habilitó sobre lo que había sido un centro vacacional y estuvo en operación hasta el 2013. Luego de su cierre, los reos volvieron a Punta Peuco. En 2018, en una entrevista con CNN, Lagos argumentó que cerrar Punta Peuco le fue “imposible” porque significaba “toda una discusión legal” y un veto de parte de la derecha.

Respecto a su periodo de gobierno, al igual que los gobiernos de la ex Concertación, continuó sin integrar una política de justicia, verdad y reparación. Lo que se tradujo en proteger la identidad de los violadores de los derechos humanos hasta el día de hoy.

Levantar el secreto del informe Valech en ningún caso significa exponer a las víctimas. El anonimato se debe mantener para quienes sufrieron tales vejámenes de parte de agentes del Estado de Chile. Es prioritario conocer los nombres de todos los responsables de violaciones a DD.HH. con el fin de emprender una iniciativa real por su juicio y castigo, apuntando a terminar de una vez por todas con una impunidad que ha durado décadas.

Para que acaben los pactos de silencio de civiles y militares, urge una gran movilización por la libertad inmediata a los presos políticos de la rebelión y por el juicio y castigo para los autores políticos y materiales de las violaciones de los derechos humanos de ayer y hoy. Sólo con la fuerza de la organización plasmada en las calles por familiares, organizaciones de derechos humanos, sociales y sectores de la izquierda podemos conquistar las demandas por justicia, verdad y no repetición.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias