ECONOMÍA

Leve retroceso en el precio del Cobre ¿Qué indica?

Este lunes el metal rojo cerró con una leve baja en la Bolsa de metales de Londres, anotando un caída del 0,03%. A pesar de no ser una cifra pronunciada, la opinión pública centra su atención en la perdida de dinamismo en el gigante asiático.

Martes 15 de agosto de 2017

Inversión y precio del cobre.

Si bien una golondrina no hace el verano, no es menos cierto que el precio del cobre viene registrando una importante alza desde el mes de abril, cuestión que si bien no es comparable con los valores del superciclo del cobre, expresa ciertas tendencias de la economía internacional que actúan como factores dinámicos en medio del panorama económico que instaló la crisis del 2008, logrando en cierta medida motorizar la demanda, en ciertas ramas como la automotriz.

Parte de esta tendencia la venía registrando Cochilco, que según sus últimas estimaciones la cartera de proyectos mineros se elevaría de casi 50 mil millones a alrededor de 65 mil millones de dólares de aquí al 2026, incrementando un 32% su proyección anterior.

Sólo en Antofagasta se concentra la mayor inversión para el cobre, entre 13 proyectos que sumados valorizan alrededor de 30 mil millones de dólares. Sin ir más lejos hace tan solo algunas semanas, AMSA, el brazo minero del grupo Luksick inauguró el nuevo yacimiento de Antucoya, que se propone extraer 85 mil toneladas de cátodos de cobre por año.

El Cobre, su valor precio y la industria China

El cobre en cierta medida es uno de los metales más sensibles a la economía internacional por su gran demanda y utilidad en los más variados tipos de industria, permite percibir como un canario en las minas de grisú, los vaivenes en la actividad industrial.

China que ha jugado el rol como el gran taller manufacturero del mundo, se ha convertido en uno de los principales “socios comerciales” de Chile, siendo a su vez uno de los más importantes consumidores de cobre, ha ido generando una sinergia muy sensible en cuanto a la economía y el metal rojo.

Si bien el gigante asiático ha venido registrando números azules en su crecimiento económico, sus mermas indican algo más que sólo una “expansión más moderada”.

En mayo, la rebaja de la calificación crediticia de China por la agencia norteamericana Moody´s resultó ser un botón de muestra de una situación mucho más profunda que viene atravesando el gobierno de Pekin y es que el crecimiento meteórico que ha logrado el país ha sido fundamentalmente sobre la base del endeudamiento, teniendo la deuda corporativa mas grande en el mundo, habiéndose duplicado desde el 2008, se pone por delante de la de los Estados Unidos, Japón y la Eurozona.

El problema de la deuda está directamente conectado en que el auge del crédito ha sido para fomentar una excesiva inversión en las industrias pesadas y de bienes de capital que se encuentran en una amplia fragmentación, que dentro de los marcos de la desaceleración internacional genera que las empresas chinas se encuentran sobre una montaña de deuda y sin gran capacidad de generar grandes retornos.

Este fenómeno ha permitido la existencia de un gran porcentaje de la industria ociosa para el país, lo cual en conjunto muestra un cuadro muy complejo de sortear, y que habrá que seguir de cerca, pues si no fuera por el rol del Estado, muchas de las firmas del gigante asiático podrían desplomarse.

Las alzas y bajas del metal rojo estarán sin duda condicionadas tanto por los factores estructurales que se desarrollan en el corazón del gigante asiático, como de los cambios de portada en la economía internacional, teniendo esta semana que enfrentar un alza del precio del dólar y por consiguiente del valor de los créditos, cuestión que explican las señales de “ralentización” para China.

La Nacionalización del cobre: A ponerle fin a la sangría de Escondida

A pesar de los altos y bajos, en la coyuntura de los precios del cobre, lo cierto es que las grandes ganancias que reporta el mineral, siguen siendo saqueadas por las transnacionales y las corporaciones privadas, consagrando un modelo entreguista basado en una economía rentista útil al saqueo imperialista y sus socios locales.

Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios, se viene levantando con fuerza una campaña para exigir la renacionalización de todos los recursos naturales bajo la gestión de sus propios trabajadores, para terminar con el robo de las transnacionales y los privados.

Daniel Vargas, abogado y candidato a diputado por Antofagasta declara para LID, que “Piñera y los demás candidatos con “mas o menos música” se preparan para gobernar a favor de los empresarios. Queremos poner esta candidatura al servicio de la lucha y los intereses de todo el pueblo trabajador, basta de saqueo y postergación de nuestros derechos, hay que ponerle fin a la sangría que significa Minera Escondida y avanzar en su expropiación total sin indemnización para poner ese gran yacimiento a producir bajo gestión de los trabajadores y asi garantizar trabajo, salud, vivienda y educación”.






Temas relacionados

Ley de expropiación   /   Escondida   /   Cobre   /   China

Comentarios

DEJAR COMENTARIO