×
×
Red Internacional

Prisión Política. ¡Libertad para Bastián Olguín y todos los presos políticos condenados de la revuelta!

Bastián Olguín, preso político de Curicó, ha sido condenado recientemente por el Tribunal Oral en lo Penal de dicha ciudad, en un claro ejemplo de persecución política y ensañamiento judicial. Exigimos su libertad y la de todos los presos políticos condenados.

Martes 12 de abril | 05:14

Bastián Olguin Rivera es un joven trabajador de 31 años, conocido por ser deportista y activista que fue parte de la rebelión popular del 2019. Él se hizo parte de la movilización “por todas las injusticias que he visto desde niño, por los adultos mayores, contra las pensiones indignas, contra las alzas y el sistema de vida que llevamos...".

El 21 de octubre de ese año fue detenido por la policía, acusado de robo en lugar no habitado, por lo cual fue acusado de saqueo en un supermercado. Pero al no tener pruebas contra Bastián, se cambió la querella a una por incendio supuestamente contra un peaje. Por este motivo pasó 8 meses en prisión preventiva en la cárcel de Curicó, donde vivió la realidad de la gran mayoría de las prisiones del país: condiciones insalubres, plagas de chinches, malos tratos y situaciones riesgosas para su salud.

Bastián es víctima de la persecución de la fiscalía, de la policía y de la justicia, y se denuncia públicamente que esta persecución se basa en acusaciones falsas en su contra. Pero eso no es todo, ya que luego de 8 meses en prisión preventiva ha tenido que pasar casi 2 años con arresto domiciliario nocturno al ser cambiada la medida cautelar en su contra.

Hoy la justicia a mostrado su total ensañamiento contra Bastián, como lo ha hecho contra todos los presos políticos de la rebelión, pero en este caso condenándolo por el delito de incendio dentro de poblado.

El Tribunal Oral en lo Penal de Curicó a actuado con total y brutal saña y alevosía contra Bastián, negándose a recalificar su actuar a otros diversos delitos de menor intensidad que se encuadraban de mejor manera a las acciones realizadas y reconocidas expresamente por Bastián durante el Juicio Oral, tales como el delito de daños, daños a través de fuego, o incendio fuera de poblado, delitos que le habrían permitido al compañero acceder a una pena sustitutiva.

El Tribunal curicano no aplicó finalmente criterios propios del derecho penal moderno, se negó a realizar una mirada garantista o pro reo, y no tuvo presente el Principio de Reinserción social. Esto, en el entendido que la caseta de peaje se encontraba fuera de poblado, que Bastián no manipuló directamente fuego en ningún momento, ni tampoco se produjeron efectos catastróficos con su acción, puesto que ni siquiera fue necesaria la acción de Bomberos para extinguir el supuesto incendio, apagándose naturalmente las llamas con el paso de las horas.

Hoy Bastián se ve enfrentado al riesgo cierto e inminente de volver a la cárcel, puesto que la condena del Tribunal Oral en lo Penal de Curicó ordenó el cumplimiento efectivo de la condena.

Este es un ataque contra Bastián de parte de la justicia, esa justicia que ha querido castigar severamente a quienes fueron parte de la rebelión popular, y ahora buscan truncar los intentos de Bastián por recuperar su vida, ya que durante estos años, a pesar de haber pasado períodos traumáticos en prisión y llevar casi 2 años de arresto domiciliario, el no ha bajado los brazos, sino que al contrario, en mitad de una pandemia y de recesión económica ha logrado ejercer un nuevo trabajo aprendiendo sobre panadería, retomando actividades como el descenso en bicicleta, retomando sus relaciones con sus familiares. Todo esto lo arriesga por esta decisión totalmente inaceptable de parte de la justicia.

En palabras de Bastián, "...la justicia reprime al pueblo cuando intenta levantarse porque lo que a mí me pasó es como para demostrarle al resto de personas que no lo hagan porque le va a pasar esto, no intenten levantarse en contra del estado...quieren tratar de decir que ellos son mucho más poderoso y más fuertes que nosotros, el pueblo..."

La situación de Bastián es preocupante y el llamado es a la solidaridad, porque no sólo él vive una situación de injusta condena por persecución judicial en su contra, otros son los casos recientes, como ocurre con los presos políticos de Arica Cristopher Ríos y Rodrigo Quililongo, quienes también fueron condenados a 3 años y 1 día en un juicio que se denuncia que fue viciado, con pruebas ilícitas, montajes de parte de carabineros, particularmente del OS9.

Formas de operar de parte de las policías y la justicia que se repite a nivel nacional, comprobando lo que ya miles han dicho: en Chile hay prisión política.

¡Libertad a los presos políticos condenados de la revuelta!
¡Libertad para Bastián Olguín!
¡Fin a la persecución política y judicial contra los compañeros!


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias