Antofagasta

"Los Nichos" y el problema de la vivienda en Antofagasta

Viviendas de Villa Alessandri "Los Nichos" fueron desalojadas hace mas de un mes quedando sin resguardo. Intrusos han robado cañerías, cables, rejas, y destruyeron sede vecinal. Hoy comienzan recién su cierre perimetral.

Gabriela Muñoz

La Izquierda Diario Antofagasta

Viernes 13 de septiembre de 2019 | 13:53

Un total de 112 familias de la villa Jorge Alessandri, conocida más comúnmente como "Los Nichos", recibieron un subsidio para solventar gastos de reubicación, apenas entre $223 mil y $279 mil en una de las ciudades más caras del país, mientras se realiza la reconstrucción de barrio del sector norte.

El secretario regional ministerial del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Julio Santander, explicó que durante el resto de 2019 se trabajará en la demolición de los antiguos bloques. "Es un proyecto muy complejo del Ministerio de Vivienda, son construcciones de más de 35 años de antigüedad, que pasarán de 35 a 62 metros cuadrados", explicó. Sin embargo, nada de esto se habría llevado a cabo, por lo que los inmuebles quedaron sin resguardo y expuestas a desconocidos, existiendo diversos robos dentro de los bloques desalojados. El director regional del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), Rodrigo Saavedra, ha explicado que han trabajado con carabineros, culpando a que es la empresa constructora la que ya debería haber hecho toma del terreno y comenzado los trabajos. Mientras las autoridades y la constructora disputaron responsabilidades en cuanto a comenzar la reconstrucción de la villa, los vecinos denuncian que les han robado sus pertenencias, que la basura es excesiva, que incluso hay vecinos que aún no reciben el subsidio y deben desalojar, no obteniendo solución a este gravísimo problema.

El problema de “Los Nichos”, en cuanto a la falta de rapidez y garantía de la reconstrucción de la villa, tiene a la base la política del Estado en cuanto a "resolver" el problema de la vivienda social por medio de construcciones de bajo presupuesto, que no es más que fortalecer el hacinamiento y precarización, medida que han tomado los diversos gobiernos de turno, de derecha y la ex nueva mayoría, que profundiza la existencia de hogares residiendo en vivienda precaria, en condiciones de cohabitación o en condiciones de hacinamiento, terminando por realmente no resolver la crisis que implica el hecho de que una gran cantidad de hogares de ingresos medios y bajos no puedan costear una vivienda, que en Antofagasta un 70% de éstas tiene un costo superior a los 84 millones de pesos, región en la cual un arriendo de una casa básica está por sobre los 400 mil pesos por fuera del alcance de las mayorías, sobretodo si consideramos que el 50% de la población tiene sueldos de 450 mil pesos y que Antofagasta es una de las regiones donde el costo de los servicios básicos es altísimo, como lo vemos a fin de mes con las cuentas del agua. Situación que a nivel nacional se expresa en que el déficit de vivienda entre 2000 y 2017 sólo se ha reducido en 28% (Minvu,2019), a pesar de que en el mismo período la cantidad de viviendas construidas aumentó un 377,4%, es decir, aún cuando se han entregado más de 2 millones 300 mil unidades, la vivienda sigue siendo el bien básico de más difícil acceso para los hogares y de más alto costo.

Esto radica en que la vivienda en Chile no es un derecho sino un negocio que ha beneficiado a los grandes empresarios de la inmobiliaria y los bancos por las altas deudas que implica poder tener un techo. Esto debe revertirse, son las grandes empresas inmobiliarias y los impuestos a las grandes fortunas las que deben costear el plan de vivienda que decidan las grandes mayorías, bajo la gestión de las y los trabajadores, para garantizar una verdadera respuesta a las necesidades básicas de miles de familias, como es el acceso a una vivienda digna.

Te puede interesar: El Chile de la desigualdad y la cuestión de la vivienda






Temas relacionados

Antofagasta   /   Derecho a la vivienda   /   Vivienda

Comentarios

DEJAR COMENTARIO