Economía

Los desempleados aumentan y el gobierno sale a poner paños fríos

Javiera Rivas

Militante de Pan y Rosas Teresa Flores

Jueves 2 de agosto de 2018

Hace un mes el ministro de economía José Ramón Valente celebraba la baja a un 7% de las cifras de desempleo en el gran Santiago -entregadas por la última Encuesta de Ocupación y Desocupación (EOD)- , situándose así en uno de los datos más bajos de los últimos años. Sin embargo, pareciera que el gobierno cantaba victoria antes de tiempo, pues este Martes 31 de Julio los datos entregados por el INE indicaron un cambio en el escenario: la tasa de desempleo aumentó en un 0,2%.

Por su parte, el ministro del trabajo, Nicolás Monckeberg, no hace caso omiso a la nueva situación, sino que incluso tiene la osadía de salir a poner paños fríos a la situación aludiendo a que esto en realidad es positivo pues “hoy son muchos más los chilenos que se han decidido a buscar trabajo, lo que es una buena noticia y un doble desafío para nosotros que lo encuentren lo antes posible”. Y en esa línea también señalaba que estos resultados “muestran que vamos por la senda correcta y que hemos sido capaces de revertir una tendencia que mostraba un estancamiento de los empleos con contrato del sector privado y que las cifras de desocupación se sostenían básicamente por creación de empleo público y por cuenta propia”.

Si bien, el titular de Economía, José Ramón Valente aseguró que “las cifras de la economía andan mejor, va a haber una mayor demanda por mano de obra” y que su labor es que esos empleos se creen y para eso necesitan fortalecer todas las instituciones de la economía, no podemos dejar de lado lo que está sucediendo realmente dentro de nuestro país. Pues mientras el gobierno mira con ojos positivos el “salir del estancamiento de los empleos con contrato del sector privado y que las cifras de desocupación se sostenían básicamente por creación de empleo público y por cuenta propia”, lo que están invisibilizando es que para sostener esas cifras de desocupación, es decir, hacer frente a la baja oferta laboral, se crean trabajos cuentapropistas en los que la precarización laboral abunda.

Mientras la desocupación aumenta, las condiciones laborales empeoran, pues esas mismas personas a quienes se les niegan los puestos de trabajo asalariado deben hacer frente a la situación generando alguna fuente de trabajo por su cuenta, lo que es finalmente hacerse cargo de forma individual de una cuestión que compete al estado y su responsabilidad dentro de las necesidades que deben cubrir las y los trabajadores.

Mujeres y jóvenes: los sectores a quienes viene a precarizar la desocupación y los trabajos cuentapropistas

La tasa de desocupación de las mujeres creció en 0,3 llegando a un 7,9%, mientras que la de los hombres no tuvo variaciones y se quedó en el 6,6%. Y además, según tramo etario, la tasa de desocupación más alta se encontró, como es habitual, en el segmento de 15-24 años siendo de un 18,2%. Entonces, además del aumento en la desocupación a nivel nacional, es precisamente a las mujeres y jóvenes a quienes aplasta con más fuerza esta situación.

Una vez más, entonces, los economistas del gobierno de Piñera quieren hacernos pasar “gato por liebre” diciéndole a las y los desocupados que sigan buscando trabajo porque lo van a encontrar aludiendo a que se espera una tasa de crecimiento cercana al 5,1% para la economía chilena durante el segundo trimestre de 2018, cuando de lo que se trata es de que esos empleos que no existen son subsanados de manera individual, precarizando aún más las vidas de las mujeres y de la juventud Chilena.






Temas relacionados

Desempleo   /   Economía Nacional   /   Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO