Mundo Obrero Chile

Renta Básica Universal

Los mínimos comunes: ¿qué negocian el gobierno y la oposición ad portas de las elecciones del 15 y 16 de Mayo?

La oposición y el gobierno se encuentran jugando un juego de "tira y afloja" con las ayudas sociales prometidas. Nadie quiere regalarle un triunfo al adversario a solo días de las elecciones.

Joaquín Romero

Santiago de Chile

Martes 11 de mayo | 11:21

foto del día de destitución de yasna provoste, meses antes ayudó a firmar un acuerdo en educación con la derecha.

Yasna Provoste (DC), y la oposición de conjunto, concurrieron hace poco más de una semana al palacio de la moneda a salvar a un gobierno que volvía a tambalearse, tras la aprobación del tercer retiro del 10% desde los fondos de pensiones.

Nuevamente, levantando las manos y en señal de triunfo, Yasna Provoste salía de la reunión con el gobierno anunciando un auspicioso acuerdo, cuyo contenido aún no era definido, con el cual las fuerzas democráticas debían trabajar para salvar la institucionalidad de la ineptitud del gobierno, que empujaba al país a un nuevo estallido.

El Partido Comunista, que se encontraba aquel día en medio de una convocatoria a Huelga Sanitaria, no preocupado de las formas, se apresuró a declarar la movilización como testimonial y a prestarle a la presidenta del senado un público bien dispuestos a aplaudirla, aunque esta no anunciase más que promesas vacías. Y es que la DC critica las puestas en escenas norcoreanas solo cuando las masas son obligadas a aplaudir a líderes excéntricos pero no cuando un partido garantizarles un auditorio de dóciles burocratas dispuestos a aplaudir cualquier migaja y a disfrazar como triunfo hasta la más abyecta humillación.

Los días han pasado y la farsa se ha develado por sí sola. Gobierno y oposición se encuentran entrampados en una discusión bizantina respecto a cuál es el significado de la frase: “mínimos comunes”.

Ambas partes acordaron el 30 de abril avanzar en un plan “robusto de ayuda social” para enfrentar los efectos causados por la crisis económica y la pandemia en las familias. En que consistiría tal plan robusto no lo definieron, y la ambigüedad de la formulación ha dado pie a un debate que es tan poco sustancioso como productivo.

¿Qué son entonces los “mínimos comunes” su significado podemos desprender de los siguientes acontecimientos:

1.- La oposición , en su cónclave de este fin de semana, definió retirar los derechos humanos de la agenda de conversación. Un gesto para conservar los “mínimos comunes para llegar a un acuerdo”.

2.- La derecha pone el grito en el cielo exigiendo a la oposición moderación y lealtad con el gasto fiscal, mientras el cobre sigue marcando precios históricos. La oposición responde que su plan de financiamiento , para una renta de 600.000 pesos incluso, no requiere de impuestos. Puede ser financiado con endeudamiento del estado. En un país donde el grueso de la masa impositiva entra por el IVA (El 55% de la carga tributaria es IVA y este lo cancelan los más pobres cuando compran insumos básicos) esto incluso podría significar que un ingreso para sobrevivir a la pandemia terminemos pagando en un futuro los mismos trabajadores. Los mínimos comunes, además de garantizar la impunidad del gobierno consiste en mantener intactas las ganancias de los empresarios.

Un problema tan sencillo se ha convertido en un verdadero espectáculo de humo. El Frente Amplio y el PC se descolgaron del acuerdo que ellos levantaron al darse cuenta, algo tarde, que sus opiniones no serían consideradas. Se han dedicado a impulsar desde el parlamento los proyectos de royalty minero e impuesto a los superricos, fuentes de financiamiento bastante más sólidas que aumentar el endeudamiento estatal, pero dejaron pasar el momento en que podrían haberlas impuesto y ahora son impotentes al cronograma legislativo que puede asesinar dichos proyectos en la burocracia de las cámaras.

La concertación intenta un juego de maniobras en que esperan sacarle alguna migaja al gobierno para presentarlo como triunfo de cara a las próximas elecciones y el gobierno juega a retrasar lo suficiente la medida para que no beneficie a la concertación , pero sin que le carguen la responsabilidad frente a los electores de retrasar la ayuda. Los mínimos comunes parecen también incluir un fair play electoral.






Temas relacionados

Yasna Provoste   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO