×
×
Red Internacional

Columna. Educación Sexual Integral: Los protocolos y medidas ante el acoso sexual ¿qué pasa con la prevención?

La nula Educación Sexual Integral que reciben los estudiantes de educación básica y media debe de ser revertida. La necesidad de la ESI se hace cada vez más urgente.

Martes 20 de septiembre | 07:03

En este año se han viralizado mediante la "funa", múltiples casos de acoso sexual y divulgaciones de fotos intimas en distintos establecimientos educacionales del país. Estas conductas son la expresión del machismo implantado en la sociedad, y la normalización que hay en torno a estos actos.

Te puede interesar: Violencia de género en los liceos y escuelas: Una respuesta de docentes y estudiantes

Existen ciertas orientaciones que ha entregado el Mineduc, las cuales guían a los establecimientos educacionales, sobre cómo actuar frente a delitos de connotación sexual que involucren a menores de edad. También, en cada institución existen ciertos protocolos para abordar tales circunstancias, pero en la mayoría de los casos, estos son insuficientes y/o no son utilizados. Y, finalmente, por la precariedad en los protocolos no se termina dando una solución, ni maneras para prevenir estas situaciones.

La Educación Sexual Integral, podría llegar a ser la mejor opción para prevenir el acoso sexual y la violencia de genero. Sin embargo, ésta, en varias ocasiones ha sido criticada y catalogada como una práctica que podría afectar en la formación de la sexualidad de los niños, está es una visión sumamente conservadora, ya que podría formar jóvenes más conscientes. Ésta debería de ser una materia obligatoria, y ser impartida por personas capacitadas y formadas en el tema, en todos los liceos y colegios públicos y privados del país y con un total financiamiento por parte del estado.

La ESI debe de ser impartida con ciertos temas, estos deben de ser: desarrollo humano, afectividad, consentimiento, afecto, respeto y emocionalidad, prevención del embarazo, prevención de infecciones y enfermedades de transmisión sexual, diversidad sexual, etc.

También hay que tener en cuenta que la clase no debe imponer ninguna ideología cultural, ni religiosa. Tampoco debe imponer, ni suponer la cisnormatividad, la heterosexualidad ni la monogamia.

Si bien, el Estado tiene una pauta sobre cómo impartir la educación sexual, esta es sumamente insuficiente. Ya que se basa en talleres, los cuales duran entre 30 y 45 minutos, los cuales probablemente serán impartidos una vez al año. La Educación Sexual Integral debe de ser una materia como cualquier otra, debe de ser impartida semanalmente y de manera continua, ya que esta debe de normalizarse dentro de los jóvenes y no ver el tema como algo tabú.

Por esto, es imprescindible que se comience a impartir la Educación Sexual Integral, no es posible que hasta hoy en día se siga poniendo por delante el pensamiento conservador y religioso que estigmatiza todo lo fuera de norma y deja que se vulnere la integridad fisica y emocional de las personas.

Te puede interesar: ¿Qué paso con la educación sexual integral?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias