Internacional

INTERNACIONAL

Los temores del The Economist

Las turbulencias en la situación internacional no han dejado indiferente a nadie, mucho menos al portavoz del imperialismo británico The Economist.

Francisco Catalán

Concejero Facultad de Ciencias Federación de Estudiantes U. de Chile (FECH)

Lunes 5 de diciembre de 2016 | 09:28

El semanario británico ha sido desde su creación uno de los principales portavoces y consejeros los grandes empresarios británicos y del imperialismo. Ha sido uno de los periódicos de la burguesía más críticos al referéndum por el Brexit y uno de los principales detractores al ascenso de Trump en Estados Unidos. A la vez que en el último tiempo ha sido el defensor más firme defensor del neoliberalismo y de los paquetes de austeridad aplicados tras la crisis de Leman Brother en 2008.

En recientes artículos como Bolshiness is back y League of nacionalist, los columnistas y editores de The Economist han demostrado su preocupación por la incertidumbre que el ascenso de Trump provoca en la continuidad de gobiernos del “establishment” y la posibilidad de elecciones favorables para los nacionalistas europeos como el Frente Nacional de Marine Le Pen o el UKIP de Nigel Farage.

Esclarecer las causas de la derrota (por derecha) del establishment político ha sido una verdadera preocupación para The Economist. La principal causa que señala el semanario es que “La economía global ha entregado muchos de sus beneficios a los más ricos: en Estados Unidos, la proporción de los ingresos después de impuestos va a la parte superior del 1% se duplicó de 8% en 1979 al 17% en 2007. Y en muchos sentidos el futuro se ve peor . crecimiento de la productividad se ha desacelerado. A menos que esto se puede cambiar, la política se convertirá inevitablemente en una lucha por el reparto del pastel” y esto ha causado la desilusión política en el establishment de amplios sectores de masas. Una apreciación correcta pero ¿cual es la solución para el semanario? “Parte de la solución radica en ser más vigoroso en su defensa, por ejemplo, señalando que millones han salido de la pobreza y que los problemas económicos de hoy en día podrían ser mucho peor. ”

Para The Economist lo que abre este escenario va más allá de algo coyuntural. Abre el peligro de "la pérdida de la confianza de las minorías" que sólo ven amenazas en el futuro con el riesgo de las deportaciones y la segregación por gobiernos nacionalistas en un momento donde comienzan a verse a los trabajadores en las calles movilizándose contra los planes de ajuste y de reformas bonapartistas de los diferentes gobiernos nacionales en todo el mundo. Que "las minorías" explotadas se referecien con la lucha de los trabajadores es el temor de The Economist y del imperialismo británico.

Pero existe algo más. Volver a hablar del efecto del bolchevismo muestra el temor máximo de la burguesía: volver a la"temible"(para la burguesía) época de guerras, crisis y revoluciones( sobretodo por estas últimas). Volver a aquellos años donde la revolución rusa provocó revoluciones en países centrales como Alemania y amenazó a todo el régimen burgués. The Economist previene a las burguesías de tomar medidas para mantener el orden mundial del consenso Washington aconsejandoles ser precavidos para evitar la polarización de sectores oprimidos.






Temas relacionados

Populismo   /    The Economist   /   Crisis    /   Marxismo   /   Capitalismo   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO