×
×
Red Internacional

UNIVERSIDAD DE CHILE.Luego de la toma, ¿cómo continuar y profundizar nuestra lucha?

La toma la Casa Central que fue duramente criminalizada por las autoridades y que no contó con el apoyo de la Fech se bajará, pero la organización conquistada por les estudiantes aún en tiempos menos movilizados tiene que confluir con sectores que están dando batallas, como las y los funcionarios del Campus Juan Gómez Millas. Chile despertó y no nos resignamos a una Chile que mantiene las lógicas de la educación de mercado.

Juan Andres VegaEstudiante de Derecho de la Universidad de Chile. Militante de Vencer

Viernes 6 de diciembre de 2019 | 08:11

Desde el momento cero de la Toma, el Rector Ennio Vivaldi fue enfático en criminalizar a les estudiantes que realizaron la acción, declarando a la prensa que lo habría hecho “un grupo de vándalos” e incluso comparado la acción al bombardeo a La Moneda en el 73.

Hoy profundizan esa línea amenazando con interponer acciones legales ante contraloría y con permitir el desalojo con efectivos de la Policía de Investigaciones a la toma, en un acto de violación de la autonomía universitaria inédita en la historia reciente de la casa de estudios y en una clara muestra de criminalización a les estudiantes que se movilizan.

La FECh, por su parte, en conjunto a los centros de estudiantes no otorgó su apoyo explícito a la toma, ni tampoco rechazó públicamente la campaña de criminalización de las autoridades universitarias, convirtiéndose hoy en sus aliados por omisión, ante esta política represiva. Su rol en concreto se ha limitado a comunicar las amenazas de rectoría a les estudiantes de la toma, tomando decisiones sin preguntarle a nadie ni convocando activamente asambleas para decidir.

La experiencia de utilizar los espacios para tener asambleas de base, democráticas, abiertas, con la perspectiva de organizarse con secundaries, trabajadores, pobladores, para luchar con objetivos comunes, no puede ser solo una anécdota, sino que un punto de apoyo para continuar la movilización.

Actualmente, en el Campus Juan Gómez Millas ocurrieron 6 despidos a funcionarios del polideportivo, por exigir la disminución temporal de su jornada laboral, ante lo cual se realizó una asamblea de decenas de funcionaries del campus JGM para conseguir su reincorporación. Al mismo tiempo que les funcionaries del ex Pedagógico vienen organizándose para exigir la salida del rector y votando una campaña por el paso a planta de todos y todas las funcionarias.

Hoy, en medio del estallido social que atraviesa el país, las autoridades universitarias no tienen más respuesta a nuestras demandas, que despidos a funcionarixs y persecución; autoridades millonarias, que son elegidas por una minoría elitizada dentro de la universidad, gracias a un sistema de votación censitario que deja fuera la inmensa mayoría de estudiantes, funcionaries y profesores con contratos precarios. Debemos llevar adelante una campaña por el derecho a elegir con voto universal e igualitario a los cargos de dirección y autoridades, para que no siga siendo una casta apernada quien decida el destino de la Universidad.

Es increíble que cuando Chile despertó contra las injusticias y miserias heredadas de la dictadura, en la Universidad siga habiendo funcionaries y profesores bajo el subcontrato y honorarios. Es necesario luchar por el paso a planta de todes les funcionaries y profesores de la Universidad.

Por eso mismo no debemos permitir que ninguna familia más se quede sin sustento. No dejaremos pasar ningún despido, exijamos la reincorporación de los 6 trabajadores del polideportivo, dando un ejemplo de cómo enfrentar estos ataques y los que vengan.

La beca de Gratuidad no sirvió para abrir la Universidad al pueblo trabajador. Seguimos endeudados por estudiar, con créditos bancarios usureros, en condiciones precarias y de autoritarismo. Lo que necesitamos es una educación gratuita, pública, democrática y no sexsista.

Para dar esta batalla la federación tiene que tomar parte activa en movilizar y en rechazar la criminalización, no como lo ha hecho el Frente Amplio (COMUNES y RD) y las JJCC, preocupados principalmente de mantener la paz con las autoridades; consecuentes con la política de sus partidos en el parlamento, con la mayoría de sus diputados apoyando con sus votos (FA) o dejando pasar con abstenciones (PC) una ley anti protesta de la derecha, que vuelve un delito la manifestación social y los paros de las y los trabajadores.

Porque somos muches quienes estamos dispuestos a dar estas batallas, y no podemos darlas sin organizarse activamente. Levantemos un espacio de encuentro y articulación, una asamblea triestamental de movilizadxs para definir en conjunto qué demandas nos propondremos conquistar y con qué plan de lucha.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias