GÉNERO

Ataque transfóbico en Calama: ¡El Estado es responsable!

Hace unos días en la ciudad de Calama una mujer trans denunció una grave agresión transfóbica. Este viernes se llama a marchar en contra de la violencia en Antofagasta y Calama.

Viernes 23 de julio

La mujer trans de 20 años denunció que el miércoles 14 de julio del presente, que fue brutalmente agredida por un taxista en Calama, quedando con heridas graves y un problema renal. El hecho causo revuelo porque además de ser un caso de violencia brutal hacia la diversidad sexual, se levantó una campaña financiera debido a que no contaba con previsión de salud y era necesario para asumir los costos de la hospitalización. Lo que muestra la precarización a la que es arrojada la diversidad sexual en especial los sectores trans.

Por su parte, el sujeto se pudo identificar gracias a los datos que había entregado con la transferencia.

Las organizaciones feministas de Antofagasta y Calama, entre ellas Pan y Rosas, están llamando a una marcha simultánea en las dos ciudades para este viernes 23 de julio en contra de la transfobia y la violencia hacia la diversidad sexual.

Es importante salir y denunciar este tipo de hechos, en donde se ve la fuerte violencia que sufre día a día la diversidad sexual. El estado es responsable, de la violencia en contra de las mujeres y la diversidad sexual, pues mantiene y fortalece las condiciones materiales para profundizar la violencia de género. Todo esto ligado al escenario nacional, donde por un lado se avanza en derechos democráticos como la aprobación del matrimonio igualitario en el senado ,pero sigue existiendo una brecha con las población de la diversidad más pobre que sigue sufriendo violencia y estos ataques aberrantes.

Es por ello, que es necesario que La lista del pueblo, como los sectores que se dicen de las y los trabajadores, pongan en la mesa las demandas históricas del movimiento de mujeres y diversidad sexual, tales como: el cupo laboral trans, ley de emergencia contra la violencia de genero, educación sexual integral e incluso el aborto legal, pero para terminar con la violencia hacia la diversidad sexual, sobretodo la más precarizada, es necesario asegurar derechos básicos como la salud, vivienda y educación financiados a través de la nacionalización de los recursos naturales gestionada por las y los trabajadores y comunidades, como el cobre. Porque no estamos solo frente a un caso de violencia brutal, sino también frente al hecho que los problemas de la diversidad sexual más empobrecida, están ligados a los problemas estructurales y más profundos del régimen de los 30 años.

Te puede interesar: La juventud sale este viernes a mostrar la rabia hacia los ataques transfóbicos ¡Hazte parte!






Temas relacionados

Calama   /   Diversidad Sexual   /   Antofagasta   /   Diversidad   /   Transfobia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO