×
×
Red Internacional

Más plata para represión: La única solución del Gobierno y autoridades de Arica y Parinacota ante la crisis migratoria

El ministro del interior visito la Región de Arica y Parinacota, donde se reunió con las autoridades y definieron ciertas medidas para enfrentar la crisis migratoria, las que se traducen en mayor represión. Mientras continúan fomentando el racismo y la xenofobia.

Domingo 6 de febrero | 00:28

En estos últimos días hemos visto como en el norte del país se han realizado marchas para exigir “mayor seguridad” y las autoridades en este caso de la Región de Arica y Parinacota, han salido a emplazar al Gobierno por la crisis migratoria pero desde ambos lados lo único que han logrado es fomentar el racismo y la xenofobia.

Como lo ha hecho en diferentes ocasiones el Alcalde Gerardo Espindola mantiene una línea completamente estigmatizante, ligando constantemente migración con delincuencia, responsabilizando de esto a la falta de presencia policial y la necesidad de una fuerza de tarea especializada y enfocada exclusivamente al resguardo fronterizo.

Ante esto el Ministro del Interior tuvo que presentarse en la ciudad el día jueves, acompañado por la ministra(s) de Desarrollo Social, Andrea Balladares, la subsecretaría de Prevención del Delito, María José Gómez, y representantes de Carabineros y de la Policía de Investigaciones.

En su visita sostuvo reuniones con los alcaldes de la Región de Arica y Parinacota: el alcalde de Arica, Gerardo Espíndola; el alcalde de General Lagos, Alex Castillo; la alcaldesa de Putre, Maricel Gutiérrez, y el alcalde de Camarones, Cristián Zavala.Además del gobernador de Arica y Parinacota, Jorge Díaz.

Delgado informó una serie de medidas que apuntan a mayor represión. Entre ellas destacan el paso de la subcomisaría Chinchorro a comisaría y del retén de San Miguel de Azapa a tenencia, lo que significa más efectivos policiales para ambas unidades. Además de intervención en puntos críticos en diferentes sectores de la región y detener a personas en situación irregular con decreto de expulsión. Por último, reconducción inmediata para extranjeros que lleguen por pasos irregulares. En resumen más plata y facultades para Carabineros de Chile. La misma institución que posee un gran historial de corrupción y responsables de violaciones de derechos humanos durante el estallido social. Incluso, hace unos días un artículo de Ciper, que hace un recopilatorio de los casos de corrupción de la institución de Carabineros desde el 2010 hasta el 2020, señala que hay funcionarios coludidos con narcotraficantes, asaltantes e incluso alteración en los registros para disminuir la tasa de delitos violentos.

De la misma forma, el senador por la región, José Miguel Insulza (PS), previo a la visita del ministro anunciaba un paquete de 11 medidas para combatir la “delincuencia y crisis migratoria” las que fueron elaboradas por su equipo. Que incluía más carabineros, una comisaría, instalación de cámaras de vigilancia, entre otras. Muy similar a lo propuesto por Delgado.

Alcalde Espíndola y Concejo Municipal compuesto por Renovación Nacional, la UDI, Partido Humanista, Partido Demócrata Cristiano, Partido Comunista e independientes se pusieron a disposición del Gobierno y del Ministerio del Interior para poner un freno al “aumento de delincuencia” en la comuna. Es así como desde los diferentes sectores se cuadran con el Gobierno de Sebastián Piñera bajo el discurso de “mayor seguridad” que esconde de fondo mayor represión para enfrentar la migración, sin ninguna salida concreta a la crisis humanitaria.

Por su parte, en esa misma línea el gobernador regional de Arica y Parinacota, Jorge Diaz (DC), quién derechamente culpa a los migrantes de la delincuencia gasto 127 millones del FNDR de Arica y Parinacota en la compra de 20 motos para Carabineros.
Pero mientras las autoridades de la región le exigen y se cuadran con el Gobierno para exigir más recursos para “seguridad”, crece el empleo informal y endeudamiento en la región. La salud en Arica se cae a pedazos. Un Hospital que no cuenta con la dotación de personal suficiente y de especialistas. Los Centro de Salud Familiar siguen funcionando con lo puesto y doblando la cantidad de atenciones, sobrepasando su capacidad.

Durante estos días podemos ver mayor cantidad de Carabineros en las calles realizando control de identidad a los migrantes, quienes se encuentran trabajando de manera informal a causa situación irregular en el país o algunos en situación de calle. Mientras que la PDI, se encuentra realizando fiscalizaciones en diferentes puntos de la ciudad y además está llevando adelante un “catastro” en cerro chuño sector contaminado por polimetales, donde hoy en su mayoría los residentes son inmigrantes, quienes no tienen un lugar para vivir. Porque incluso el problema de la vivienda en Arica y Parinacota, ha sido un problema histórico en la región.

Ante la crisis migratoria, lo que se necesitan son medidas de fondo, como la implementación urgente de un plan de acogida internacional. Donde se contemple albergues gratuitos transitorios, atención de salud y control sanitario. Además de regularización de la situación migrante, que implique la entrega inmediata de visas laborales para poder trabajar, la convalidación de títulos universitarios, entre otras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias