Mundo Obrero Chile

CLASE OBRERA

Me matan si no trabajo y si trabajo me matan: El peor momento de la pandemia que golpea a las familias trabajadoras

Alarmante último balance entregado por el Minsal el pasado viernes 10 de Abril, en su anuncio televisivo extraordinario que lejos de otorgar seguridad a la ciudadanía, sólo deja entrever la completa inoperancia de un Gobierno en total desconexión con la realidad de todo un pueblo trabajador, personal médico, tercera edad e infantes de más escasos recursos. Hacerles entender a las autoridades de gobierno y sus ministros, ya resulta tiempo y palabras gastadas. Que lejos de dimensionar poco y nada les importa más que la actividad económica de los grandes empresarios.

Luis Cifuentes

Obrero de la construcción y candidato a constituyente

Lunes 12 de abril | 07:05

Alarmante último balance entregado por el Minsal el pasado viernes 10 de Abril, en su anuncio televisivo extraordinario que lejos de otorgar seguridad a la ciudadanía, sólo deja entrever la completa inoperancia de un Gobierno en total desconexión con la realidad de todo un pueblo trabajador, personal médico, tercera edad e infantes de más escasos recursos. Hacerles entender a las autoridades de gobierno y sus ministros, ya resulta tiempo y palabras gastadas. Que lejos de dimensionar poco y nada les importa más que la actividad económica de los grandes empresarios.

En esta última jornada se registraron 9.171 casos nuevos. Se trata de 6.280 casos sintomáticos, 2.273 son asintomáticos y 618 sin notificar. Con esto, el total de la pandemia llega al 1.060.421, de estos, 44.143 están activos y 991.676 recuperados.

Según datos del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (DEIS), se inscribieron 133 nuevos fallecimientos asociados a la enfermedad. Con ello, el total de decesos confirmados por Covid-19 llegó a 24.346. Sin embargo, esta cifra sobrepasa los 32 mil si se suman las muertes sospechosas por coronavirus.

Paris en su informe dice que “estamos ante un momento crítico de la Pandemia”, como si no nos hubiésemos dado cuenta, que la clave es prevenir, apela a la unidad de la nación y a ser consecuentes. Discurso repetitivo ya aniveles indignantes que solo subestiman la capacidad de entendimiento de la clase trabajadora y humilde. Con esto nos confirma la nula intención gubernamental por aplacar los efectos de la crisis que sólo afecta a quienes debemos continuar a diario luchando por conseguir el sustento para nuestros hogares y familias, tanto trabajadores asalariados, como cesantes, contratados e independientes, imposible cumplir con vivir relajadamente encuarentenados en nuestros hogares esperando que la ayuda nos llegue porque eso no va a suceder.

La ocupación de camas críticas alcanzó un 95,81% y ya hay solo 174 camas disponibles a nivel nacional, son el reflejo de el fracaso de la gestión del Ministro Paris y de un gobierno incapaz de revertir la situación a estas alturas, que aplazó la elecciones debido a la ola de contagios, y quiere hacernos creer que el escenario será favorable a mediados de Mayo, pero lo que no hizo en más de un año no lo hará en menos de un mes, ni con toda la parafernalia de su vacunación masiva. Ni mucho menos lo harán los continuos ataques a la clase trabajadora, que a diario es bombardeado por los medios televisivos oficiales mostrándonos repetitivas escenas de casos de infractores en fiestas clandestinas que no respetan la distancia física, para dejarnos como únicos culpables del descontrol sanitario. Pero poco nada muestran de los incumplimientos y abusos de la clase empresarial, que lejos de proteger a sus trabajadores, siguen funcionando sin el más mínimo resguardo.

Por solo mencionar algunos ejemplos: Un supermercado de la cadena Santa Isabel debió ser clausurado al detectarse 6 trabajadores con covid 19 positivo, y al día siguiente un Supermercado Líder, de Puente Alto, también clausurado luego de detectarse un brote de Coronavirus entre sus trabajadores, los días 7 y 8 de abril respectivamente. Y sin duda lo más repudiable es el caso de un trabajador de un local Easy, de la ciudad de Arica injustamente despedido por denunciar el incumplimiento de las medidas sanitarias ese mismo día 8.

Si esto no es un directo ataque a las y los trabajadores entonces que las autoridades y el gobierno nos expliquen a que obedece tal lógica de desposeernos de sustento económico en tiempos de crisis, de la cual no somos culpables, pero si injustamente somos a los únicos que ha golpeado.

Los casos anteriormente mencionados tienen un factor en común, trabajadores indignados, y hartos de los abusos y desconsideraciones, que además de lidiar con la precariedad de sus trabajos, son expuestos al contagio diariamente, en el transporte y en sus áreas, y las autoridades solo se hacen presente para figurar cuando las denuncias se hacen mediáticas, y aun así el alto precio solo lo paga el trabajador, dado que las multas para los dueños de las empresas son una burla. Lo valorable y dignas de admiración son las denuncias de sus trabajadores que se atrevieron a hacerlo público, actitud que debemos replicar en todos los frentes de trabajo, luchar y exigir, y solo la organización de los y las trabajadoras serán fructíferos para enfrentar los constantes abusos y ataques de un gobierno criminal con la ciudadanía pero benefactor con el empresariado.

Ni las continuas renuncias de ministros nefastos, lograrán cambios estructurales, como lo proponen algunos sectores., si no que la lucha en conjunto del pueblo trabajador por un cambio en el sistema de salud y terminar con el mercado de negocios en manos de unos pocos, la salud debe ser un derecho Universal, el aumento del escuálido presupuesto de salud pública debe realizarse primeramente en base a impuestos a las grandes fortunas y a la integración de las clínicas y prestadores privados a la red pública, y solo lo conseguiremos con la movilización del pueblo en las calles, y retomar el camino de la Rebelión de Octubre, movilización que en ningún caso llevaran a cabo las grandes sindicales, como la CUT puesto que esta hace ya bastante tiempo que abandono a quienes supuestamente representaba: La clase Obrera!... Y que hoy reaparecen, únicamente para presentarnos a Bárbara Figueroa como candidata Constituyente, quien además arrebata al pueblo protagonismo revolucionario del cual ella jamás fue participe, ni en Octubre ni nunca.






Temas relacionados

Atención primaria de salud   /   Covid-19   /   Mundo Obrero Chile   /   Sebastián Piñera   /   Sistema de salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO