ABORTO LEGAL

Ministra de Educación propuso aumentar los castigos a las mujeres que aborten

En los 8 años que la gremialista Marcela Cubillos, fue diputada presentó dos proyectos de ley que centralmente atacan los derechos y decisión de las mujeres. Proponiendo aumentar las penas para “el que maliciosamente causare un aborto”.

Viernes 17 de agosto de 2018

El año 2002, la actual Ministra de Educación, fiel seguidora del fundador de la UDI y el gremialismo Jaime Guzmán, presentó un proyecto donde proponía cárcel con presidio mayor o menor con elevadas multas que llegan hasta 300 UTM a quien de manera diferenciada “ejerciere violencia en la persona de la mujer embarazada”, “obrare sin consentimiento de la mujer” o “si la mujer consintiere”.

Además, propuso que “la mujer que causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause, será castigada con presidio menor en su grado máximo a presidio mayor en su grado mínimo”. Atacando así, directamente al derecho de las mujeres de decidir sobre su propio cuerpo, penalizando y aplicando más penas de cárcel a las mujeres que aborten, omitiendo que el aborto es una realidad en clandestinidad, siendo las mujeres las que mueren o sufren problemas de salud.

No suficiente con esto, la Ministra, propuso el 2004 una iniciativa para levantar monumentos en memoria de las "víctimas" del aborto, en Santiago, Valparaíso y Concepción, en misma sintonía moral del reciente proyecto de Ley Mortinato impulsado por el gobierno de Chile Vamos con Piñera, de reconocimiento del “feto que muere antes de nacer”. Oponiéndose y provocando directamente al movimiento de mujeres que se ha levantado en todo el mundo por el derecho al aborto libre, legal, seguro y gratuito. Priorizando una visión moralista de un problema real de salud pública hacia las mujeres.

Las reales "víctimas" de los abortos clandestinos son las mujeres trabajadoras, estudiantes y más precarizadas que no pueden pagar un aborto en clínica privada o conseguir una pastilla a alto costo.

Nada podemos esperar de la nueva Ministra de Educación, que reemplaza al señor de los “bingos” y de la educación como “bien de consumo” Gerardo Varela, y que seguirá su senda como ya ha manifestado públicamente.

Es necesario que tanto el CONFECH, la CUT, y más organismos sindicales y estudiantiles, junto al movimiento de mujeres que se ha levantado por el aborto legal y libre, impulsen un plan de movilización para conquistar nuestros derechos. Y que el Frente Amplio utilice sus bancas parlamentarias para hacer un gran y fuerte llamado a copar las calles por un aborto libre, legal, seguro y gratuito, tomando el ejemplo de Argentina.

Además de ir por una educación gratuita, laica y no sexista, que incluya educación sexual integral en los colegios y liceos, que se financie a través de un plan integral con aportes directos del Estado.

Ambas iniciativas de Cubillos, no alcanzaron a ser discutidas en sala y fueron archivadas, pero eso no nos asegura nada. La derecha de la mano con la Iglesia, querrán acortar más nuestros derechos, beneficiar el negocio de la clandestinidad del aborto y jugar con la salud de cientos de miles de mujeres estudiantes, trabajadoras y más precarizadas que hoy no tienen este derecho mínimo porque el Estado no lo garantiza.

Te puede interesar: “Chaquetas naranjas y pañoletas verdes resistimos los despidos del grupo Luksic”






Comentarios

DEJAR COMENTARIO