×
×
Red Internacional

SOCIEDAD.Niña trans es retirada de exclusivo colegio: otra víctima de la discriminación y el desamparo legal

Familia tuvo que retirar a su hija trans del colegio Pumahue, ubicado en el exclusivo sector de Chicureo, ante negativa del establecimiento de tratarla de acuerdo a su identidad de género, maquillando la discriminación.

Lilith HerreraActivista trans

Lunes 18 de mayo de 2015 | 13:39

Según informaciones de Publimetro, el 8 de mayo pasado, mediante una carta, las apoderadas y los apoderados del Colegio Pumahue fueron puestas y puestos sobre aviso, respecto de la decisión adoptada por el establecimiento, representado por la rectora de la sede Peñalolén, Carolina Bergamasco, en donde se explicaba la salida de la familia del colegio.

En ella se relataba que los padres del menor que, en realidad es la menor, habían solicitado que se respetara su identidad de género. Sin embargo, la institución se negó. “El establecimiento educacional debe apegarse a los antecedentes que constan en la partida de nacimiento del menor pues no existe ninguna autorización legal para desconocer el nombre y sexo registrados en el certificado de nacimiento del menor, que corresponden al masculino”, se expresaba en la misiva. A lo anterior, sumaron que no expondrían al (la) menor a discriminación por parte de sus compañeras y compañeros.

No obstante, puntualizaron: “como la posibilidad de cambio de identidad sexual de un menor, y las implicancias que esto pueda tener en la educación, debe ser discutido como país”.

Visión del Movilh

Tal y como se puede leer en la página del Movilh, esta organización le exigió al Ministro de Educación que: “intervenga para que este colegio sea sancionado en el plazo más breve posible, para que el Mineduc ayude a la familia a iniciar las acciones legales correspondientes contra el establecimiento y para que, públicamente, su cartera señale que, al margen de las investigaciones sobre este caso, ningún niño y niña puede ser discriminado por su identidad de género”.

Por su parte, la activista trans del Movilh, María Isabella Aguayo, señaló también que “tras ser aprobada la Ley Antidiscriminatoria, todos los recintos públicos de salud están obligados a tratar a las personas transexuales de acuerdo a su identidad de género, lo mismo ha ocurrido en Gendarmería y similar procedimiento han ido adoptando las policías y las empresas privadas de los más variados rubros”

La Identidad de Género

Como ya ha sido aludido el término “identidad de género”, corresponde entender su concepto. Sobre esta materia, el Relator Especial sobre el Derecho a la Salud de la ONU para Naciones Unidas, el 27 de abril de 2010, la define del siguiente modo: "La experiencia profunda del género, vivida interna e individualmente por cada persona y que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer, incluido el sentido personal de la expresión corporal y otras expresiones del género."

Es decir, la identidad de género corresponde a la subjetividad de cada una y uno de las y los seres, respecto de cómo se perciben a sí mismas y mismos y no debiera imponerse un criterio biologicista basado en la genitalidad, como si lo que se tuviera entre las piernas o apariencia física, fuese determinante.

Ley Antidiscriminación y su vacío legal para personas trans

Hace ya casi 3 años, fue aprobada la llamada Ley Antidiscriminación, popularmente conocida como Ley Zamudio, bajo el gobierno de Sebastián Piñera. Sin embargo, y a la luz de la realidad, tal pareciera que la población trans no está considerada del todo. Pues, si bien incorpora en su artículo 2º a la identidad de género como factor no justificado para generar una distinción, exclusión o restricción. No especifica en cuáles situaciones se aplicará la identidad de género. La explicación más obvia es que no existe una ley que apunte en tal dirección. Claramente, el problema se invisibiliza.

¿Niña transexual?

El Movilh declaró que la pequeña era una niña transexual, pero, la pregunta es ¿cómo se puede aseverar aquello? Es importante señalar lo siguiente y, de acuerdo a Organizando Trans Diversidades, OTD: transexual es la persona que “no se comporta acorde al género que se le asignó al nacer según sus genitales y manifiesta un conflicto entre su identidad sexual o de género y su anatomía sexual.”. Es decir, son aquéllas y aquéllos que terminarán por operar su genitalidad para adaptarla de acuerdo al género que las y los identifique en la dicotomía impuesta de mujer/hombre. Sin embargo, nadie está en condiciones de asegurar que la pequeña manifieste esta discordancia. En este sentido, también se vuelve necesario aclarar que la categoría “transexual” se une a la de transgénero (modifica, de algún modo, su corporalidad) y travesti (considerada y considerado de acuerdo a cada cultura) en un término paraguas, conocido bajo el nombre de “trans”.

Entonces, hasta que la pequeña no exprese lo que ocurre con su subjetividad, nadie puede denominarla de forma alguna. Hasta ahora y de acuerdo a las informaciones esgrimidas, la niña fluye hacia lo femenino.

¡Ley de Identidad de Género ahora!

Pero, en definitiva, son todas identidades que, así como la de hombre y mujer, radican en la subjetividad de las sujetas y de los sujetos. Por lo que la sociedad debiera ir abriéndose al cuestionamiento. Este caso muestra una vez más la urgencia de una ley de identidad de género. Pues la sociedad no puede seguir permitiendo la violencia avalada por las instituciones y respaldada legalmente. Desde la exigencia, se tiene que apuntar a una ley que sintonice con las necesidades de un sector específico de la población, históricamente patologizado e ignorado. Donde cada persona tenga el derecho a la autodeterminación de su identidad de género, con facilidad legal; es decir, tratada en el registro civil y no en tribunales. Una ley que también pueda ser capaz de amparar a inmigrantes, como a la vez cuestionar las bases de una educación que excluye lo no normativo: la escuela no puede ser la encargada de disciplinar la identidad de las niñas y los niños como tampoco su sexualidad; ésta debe asegurar un aprendizaje integral, es decir: dejar en libertad al autoconocimiento y la experimentación.

La importancia del Primer Congreso por una Educación no Sexista

Por esto fue y continúa siendo tan significativa la experiencia del Primer Congreso por una Educación no Sexista, realizado en varias ciudades y universidades del país. El Encuentro, llevado a cabo por secretarías, comisiones, vocalías y agrupaciones de género y sexualidades, tocó, entre otros puntos, la importancia de despatologizar a las identidades trans. Abandonando los postulados biologicistas y heteronormativos que solo consideran el binarismo de mujer/hombre como sujeta y sujeto modelos a los que se debe aspirar para “normalizarse”, en una sociedad capitalista que se apropia de los cuerpos e identidades para explotarlos en sus categorías claramente establecidas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias