×
×
Red Internacional

A 50 años del corto documental. "No nos trancarán el paso": La experiencia de trabajadores y comunidades del sur en el poder

El corto documental de Guillermo Cahn "No nos trancarán el paso" cumplió 50 años de su estreno. Se trata del retrato de un proceso importante para la clase trabajadora, campesinado y pueblo mapuche en el sur de Chile.

Domingo 2 de octubre | 01:11

En el mismo año del inicio de los cordones industriales en el país se conmemora el aniversario del corto documental "No nos trancarán el paso", un importante registro histórico que sobrevivió la dictadura militar y que muestra el poder de trabajadores y comunidades en el sur de Chile.

El film de 15 minutos dirigido por Guillermo Cahn y con la música de Angel Parra, describe la lucha de trabajadores obrero-forestales, campesinos y sectores del pueblo mapuche a inicios de los años 70.

En el período de los años 40 y y 60 en Chile, el desarrollo de la técnica, los avances en la modernización de las ciudades y el retraso tecnológico en el campo, generó que la conservación de relaciones laborales se estableciera con una amplia cantidad de campesinos sin salario, la cual provocó que los niveles de pobreza campesina aumenten considerablemente a lo largo del siglo XX generando grandes oleadas migratorias, campo ciudad.

Como respuesta ante la exigencia de mejoras en las condiciones de vida del mundo rural y el aumento del almacenamiento en las ciudades de alimentos, el gobierno del falangista Frei Montalva estipula un proyecto de ley que reforme el sistema económico campesino y agrícola de aquel período.

Sin embargo, una importante lección que podemos rescatar de la reforma agraria en Chile, es la demanda por la expropiación de los recursos naturales de las grandes familias y empresarios en manos de los trabajadores y pueblos oprimidos por el sistema capitalista, donde el límite de la reforma agraria sobrepasó las expectativas de campesinos y trabajadores, demandando la expropiación total del latifundio con la fuerza de la movilización de miles de campesinos pobres, trabajadores agrícolas e industriales.

La tradición de combate de la clase obrera a principios de los años 70 se expresó en la primera toma de la forestal Carranco, con alrededor de 70 obreros, y tras la asunción de Salvador Allende este fundo se logra ocupar mediante una coadministración entre el Estado y los trabajadores, donde los trabajadores exigieron la expropiación un 15 de marzo de 1971. Luego dio paso a El Complejo Maderero y Forestal tenía 3.600 trabajadores con el 95 % de la propiedad en manos de Corfo y el 5 % en la estatal Maderera Pilpilco. El Consejo de Administración estuvo conformado por cinco personas: dos consejeros de gobierno y tres consejeros elegidos por los trabajadores.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias