×
×
Red Internacional

Realismo sin Renuncia 3.0. Nueva Alianza de Gobierno: ¿se legaliza otro gobierno neoliberal?

Esta Alianza de Gobierno, que funde las coaliciones de Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático, solo viene a confirmar su actuar durante estos meses, gobernando como la vieja Concertación y llevándole la agenda a la derecha, en temas como delincuencia y las reivindicaciones del pueblo mapuche, o las políticas neoliberales con relaciones al TPP-11 y la reforma de pensiones que solo le reasegura las ganancias a las AFP, y por medios de estas a los grandes empresarios, que mientras se siguen enriqueciendo, el alza del costo de la vida golpea a cientos de miles de hogares trabajadores

Martes 8 de noviembre | 06:36

Este domingo en Cerro Blanco, Viña del Mar, se reunieron cerca de 100 cabezas de gobierno, entre el presidente y sus ministros, presidentes de partido y parlamentarios de gobierno, para finalizar en una gran reunión ante la prensa el anuncio de una sola Alianza de Gobierno, como ellos mismos le llamaron, que superase a las dos coaliciones, de Apruebo Dignidad y Socialismo Democrático, la primera compuesta por el Frente Amplio y el Partido Comunista, y el segundo por los viejos partidos de la Concertación, PS, PPD, PR, menos la DC.

Un anuncio que en los hechos ya solo viene a confirmar el rumbo de un gobierno entregado a la vieja Concertación, y que se ha superado a si mismo llevándole la agenda a la derecha en temas tan complejos como la delincuencia o el conflicto del Estado con el pueblo mapuche, utilizando los viejos métodos del Estado de Chile para ambos casos. Y para seguir enumerando la continuidad de las políticas neoliberales en materias de tratados internacionales, como el TPP-11, y así como las pensiones, donde el ultimo mensaje sobre su reforma, no es mas que un cambio de nombre que solo le reasegura las ganancias a las AFP, y por esa vía al gran empresariado que saca a manos llenas de nuestros ahorros colectivos.

Te puede interesar: Pensiones. No se terminan las AFP, los fondos de pensiones seguirán en la ruleta de la especulación a favor de las grandes empresas

Así definía Boric en su intervención de apertura: “Queremos recomponer el tejido social del país por medio de la consolidación de una sociedad que esté fundada en derechos, que termine con la segregación y que promueva una plena integración social en torno a los valores de la convivencia pacífica y la solidaridad. Crear un Estado de Bienestar en regla, siguiendo el camino que otros trazaron antes”.

Palabras contradictorias, cuando la solidaridad, la verdadera solidaridad, solo puede ser conquistada cuando no exista ese pequeño grupo de parásitos de algunos miles que se quedan con la riqueza que producen millones de habitantes del país. Y para que decir el termino convivencia pacífica, que luego repetirá en su discurso, una de las consignas más reaccionarias que alguna vez tuvo la izquierda en Chile, el Partido Comunista en específico durante la Unidad Popular, para evitar cualquier tipo de enfrentamiento de las y los trabajadores contra el Estado y los grandes empresarios, donde hoy más que nunca se nos hace eco, con un alza de precios de todos los productos, el encarecimiento de la vida, y en el cual los empresarios buscarán más al gobierno como un aliado, para calmar el descontento popular, que ya se viene palpando afuera de nuestras fronteras, y que será cuestión de tiempo cuanto más pueda aguantar la población acá.

Y dejo palabras también para el tratado neoliberal TPP-11: “Promover el desarrollo económico sobre sólidas bases de inclusividad, integralidad y sustentabilidad que garanticen por un lado la soberanía de nuestro país como, a su vez, su integración en los procesos globales en un marco de multilateralismo y convivencia pacífica entre las naciones. Este eje habla de crecimiento y también en la distribución justa de nuestra riqueza económica. Chile es un país que tiene recursos, siempre lo digo, pero no están bien distribuidos”. Nada que agregar.

La nueva gran Coalicion, o Alianza de Gobierno, buscara también mejorar sus coordinaciones parlamentarias y electorales, chocarse menos, tratar de fortalecerse en su propio terreno, las instituciones propias de partidos de ese tipo, la primera vocera de esta nueva Alianza, Paulina Vodanovic, que corresponderá primero al PS señalo: “Lo primero: (vamos a) constituirnos ambas coaliciones en una alianza de Gobierno que funcione orgánicamente, con una vocería única y rotativa, con reuniones de los partidos de la alianza semanalmente en Santiago y todas las regiones, además de la coordinaciones permanentes de las bancadas parlamentarias. Segundo, enfrentar con la mayor unidad las contiendas electorales, que los secretarios y secretarias generales de nuestros partidos inicien una mesa de trabajo para ello a la brevedad. Tercero, continuar en unidad con la habilitación del proceso constituyente”.

Como vemos, un cambio, que solo adecua en la forma lo que ya venia siendo en la práctica.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias