Política Chile

DEBATE PENSIONES

OCDE se refiere al debate previsional en Chile; ¿Cuál es el sistema de pensiones que necesitamos?

En medio del debate por el retiro del 10% de las AFP y la intención del gobierno de recurrir al Tribunal Constitucional, emerge nuevamente una problemática fundamental ¿Cuál es el problema de fondo de las pensiones? ¿Por qué sistema de pensiones luchar?

Domingo 25 de abril

Cada día que pasa se vuelve más compleja la situación. En medio de una profunda crisis económica y sanitaria que ya lleva más de un año, las acciones señaladas por el gobierno y el Presidente Piñera de recurrir al Tribunal Constitucional (TC), para frenar la ley que permite el tercer retiro del 10% de los fondos de pensiones, las movilizaciones se han extendido desde sectores estratégicos que reclaman frente a la desafección del ejecutivo.

Por su parte el mandatario, que pareciera perder cada vez más su piso político, incluso con sectores de su propia Coalición Chile Vamos, manifiesta crear su propio proyecto de retiro del 10%. Una hipocresía absoluta, tomando en cuenta que durante todos estos meses ha sido incapaz de dar una medida que responda estructuralmente a las demandas del pueblo trabajador, en materias tan sentidas como educación, salud, vivienda, y en este caso pensiones.

Sin embargo más allá de lo contingente que resulta el debate sobre el tercer retiro, lo cierto es que se esconde una cuestión mucho más profunda sobre este reclamo popular sobre los derechos de las trabajadoras y trabajadoras y el gran negocio de las pensiones, y es el tipo de modelo que impera en nuestro país, correspondiente a la capitalización individual.

Incluso la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se ha referido la crítica situación que se vive hoy respecto a las pensiones recibidas actualmente, en que incluso gran parte de ellas se encuentran por debajo de la línea de la pobreza. Así han llamado a que Chile mire a naciones como Australia y Dinamarca, en el debate previsional ¿Pero a qué se debe esto? ¿Qué tienen estos modelos? ¿Es la respuesta al problema de las precarias pensiones que recibe la clase trabajadora?

La cuestión del pilar solidario

De acuerdo a lo señalado por EMOL, Pablo Antolín, jefe de pensiones de la OCDE se refirió a Australia y a Dinamarca como los dos países en los que Chile debiera tener puesto sus ojos, principalmente porque de acuerdo a este, ya que si bien son sistemas de capitalización individual obligatorios, a su vez tienen pilares solidarios importantes.

“Australia y Dinamarca tienen un sistema de cuentas individuales obligatorio, con un componente de Pilar Solidario” señaló el jefe de pensiones, haciendo hincapié principalmente sobre Dinamarca.

Australia

En el caso de Australia, Antolín manifiesta "Cuando introdujeron el sistema de cuentas individuales en Australia, hicieron un Pilar Solidario muy fuerte con un gasto público muy importante. Entonces, en Australia todo el mundo que no haya conseguido ahorrar un cierto nivel en sus cuentas individuales, el Estado paga la diferencia". Además agrega "la otra parte relevante es que el 10% obligatorio es para los empleadores. Los trabajadores pueden contribuir voluntariamente todo lo que quieran por encima del 10%, pero el 10% es obligatorio para el empleador, no para el trabajador".

A todo lo mencionado anteriormente en el caso australiano, también se agrega un “fondo de seguridad” que permite una pensión mínima en el caso de los trabajadores con los más bajos que oscila entre el 28% y el 41% del salario medio del país, según lo signado por EMOL.

Dinamarca

En lo que refiere al modelo danés, se da cuenta de un modelo multipilar, integrado por dos dimensiones que serían las claves de este tipo de funcionamiento.

El primero consta con dos niveles, uno basado en la residencia, y el otro en una pensión de tipo suplementaria. En el primer caso una cantidad de dinero determinado, relacionado a los años de residencia del beneficiario. Todo esto financiado con el presupuesto general de la nación.

Ya el segundo nivel, corresponde al Fondo Suplementario de Pensiones del Mercado Laboral (ATP) dirigidos a todos los empleados entre los 16 y 67 años que cumplan con más de 9 horas laborales a la semana, y en el que aportan tanto empleados, como también empleadores.

El segundo pilar corresponde a los conocidos como “esquemas ocupacionales” que se encuentran administrados de manera privada, acordados a través de negociaciones colectivas, y teniendo a su vez una cobertura del 80% de la fuerza laboral. Las cotizaciones –también acordadas colectivamente- van entre el 10% y el 18% del ingreso de la trabajadora y el trabajador.

¿Es el problema el pilar solidario? ¿Por cuál sistema de pensiones luchar?

No hay duda que la cuestión de las pensiones es una problemática que se arrastra durante décadas, y uno de los principales robos coronados por la dictadura de Pinochet con el modelo de capitalización individual y con las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) como estandarte.

La crisis económica y sanitaria abierta producto de la pandemia ha reposicionado frente a las urgencias del pueblo trabajador no solo la pertenencia de las pensiones de la clase trabajadora y los cientos de millones que se llevan importantes grupos económicos, sino también quién debe tener el control de éstas, junto con la impotencia del modelo de capitalización individual frente a las exigencias de mejores pensiones por parte del pueblo trabajador.

Sólo un sistema de reparto tripartito y solidario de las trabajadoras y trabajadores, independiente a los intereses empresariales basados en la especulación financiera y el enriquecimiento de ciertos grupos económicos nacionales y extranjeros puede ser una respuesta efectiva al saqueo de los 30 años. Un sistema basado en la solidaridad y control de trabajadores y pensionados en virtud de asegurar una jubilación digna, y no la esclavización o abandono al que son arrojados nuestros adultos mayores, a quienes no les alcanzan sus pensiones para cubrir sus gastos elementales.

Es por esto que la problemática de la pensiones va más allá del retiro del 10%, que por cierto es una medida que termina afectando al pueblo trabajador frente a la urgencia de paliar la crisis actual, sino cual es el sistema que necesitamos, y directamente vinculado al carácter político y social que subyace, es decir la solidaridad entre trabajadores y su derecho a vivir una vejez digna.






Temas relacionados

Retiro del 10%   /   AFP   /   Sistema de Pensiones   /   Pensiones   /   Política Chile   /   NO + AFP

Comentarios

DEJAR COMENTARIO