Política Chile

Presupuesto 2020

Otro simulacro: La Agenda Social de Piñera y el Senado en el presupuesto 2020

Este lunes la cámara de diputados aprobara o rechazara el acuerdo de presupuesto 2020 que cocino el Senado y el gobierno para la “agenda social”. Migajas más, migajas menos, con este parlamento siguen ganando los súper ricos.

Domingo 24 de noviembre de 2019

El Telón de fondo: todos por la paz, todos a defender los 30 años

Después del “llamado acuerdo por la paz”, donde la clase dominante se la jugó con todo para evitar la caída de Piñera para sostener al régimen y buscar una “salida institucional “pactando entre 4 paredes (desde la derecha al Frente Amplio) un acuerdo que insólitamente se pondría en movimiento en abril del 2020, con el objetivo de sacar al pueblo de las calles, y asegurar una serie de cláusulas anti democráticas que le entragan poder de veto a la derecha y los grupos privilegiados, es que siguen en pie esta gran operación de desvió para proteger “el modelo de los 30 años”.

La otra parte del acuerdo, es una serie de medidas sociales que no salen del esquema de la miseria de lo posible, de administrar la pobreza, cambiando algo para no cambiar nada, todas muy lejos de los reclamos del pueblo chileno. Así y todo es un escándalo, algo totalmente insólito este debate sordo al que le sigue dando cuerda el gobierno y la oposición respecto al presupuesto. Como si en Chile no hubiera pasado nada.

¿Qué es el “Marco de entendimiento social en materia de pensiones y transportes para el adulto mayor “?

En la madrugada del jueves 21, una nueva cocina tuvo lugar directamente desde el Senado. Un nuevo acuerdo entre la vieja concertación y la derecha para financiar, a través del presupuesto 2020 el programa social del gobierno.

¿Y que acordaron?

En materia de pensiones, un marco de gradualidad. Se determinó que las pensiones suban hasta 50% por tramos de edad en 3 años. En 2020 aumentarían en 50% las que perciben las personas mayores de 80 años; en dos años (30% y 20%) las referidas a pensionados entre 75 y 79 años; y en tres años para aquellos pensionados menores a 74 años en los siguientes porcentajes 25%; 15%; y 10% anual. En salud, un aumento miserable del gasto por persona, 160 pesos per-capita adicionales. Un proyecto para una “farmacia virtual” que permita acceder a la compra directa de las bodegas del estado. Una propuesta para rebajar la tarifa general del transporte en 50% y 100% para la tercera edad.
Esto sería el corazón de la llamada “agenda social”.

Una sorda burla sobre los millones de personas que han salido a la calle a rebelarse contra el abuso, y este sistema perverso que le ha puesto precio a todos nuestros derechos haciendo negocio redondo con todas nuestras necesidades.

El debate del presupuesto: Entre acuerdos y migajas se mantiene la arquitectura del neoliberalismo

Es este lunes 25, que el parlamento deberá votar a favor o en contra del proyecto de la ley de presupuesto del 2020, que fija montos para “financiar el programa social”. De ser rechazado en la cámara baja, se iría a Comisión Mixta, y se tendría que negociar entre las dos cámaras. Ya este viernes los diputados señalaron que votarían en contra.

El costo de estas “medidas de emergencia”, en palabras del propio timonel de la DC Fuad Chahin en entrevista a la Tercera (23-11-19), no es equivalente, ni siquiera al 1% del PIB, y sería financiado a través de fondos del Estado y de los aportes recaudados por la reforma tributaria.

¿Y según los diputados de oposición, donde está el debate? En la gradualidad, y en el método elegido por el gobierno, de asegurar el contenido con los senadores, quedando fuera de negociaciones. Pero definitivamente, no hay diferencias en los contenidos.

De tras de la partida del presupuesto 2020 y la agenda social, está la misma arquitectura de la miseria de lo posible, y de gestionar la pobreza. La OCDE apuesta por el programa social de Piñera y su agenda económica, con una reforma tributaria que mantiene el carácter regresivo del sistema, basado en el IVA, y solo contempla el un “nuevo impuesto inmobiliario” para los súper ricos, pero descartando el impuesto directo al patrimonio en base a declaraciones de bienes, dejando fuera del debate incluso el tan anhelado 1% que pedía el progresismo burgués.

Esta lógica también es aplaudida por la prensa imperialista, The Economist que define el camino para la clase dominante, como una pulseada entre “mantener la economía de mercado competitiva mientras crea un estado de bienestar”. Seria el laboratorio, para mantener el esquema de dominación en latinoamérica.

Lo anterior equivale, a mantener el modelo de AFP, sistemas tributarios a favor de los ricos, un estado subsidiario que se encargue de financiar los negocios que hacen los capitalistas con los servicios básicos y fundamentales, y seguir sosteniendo todo el modelo de privatizaciones que impuso la Dictadura y desarrollaron los gobiernos de la “transición”. El debate abierto sobre Presupuesto 2020 para la agenda social, es otro gran simulacro, parte de una operación de desvió a gran escala que impulsan transversalmente todos los partidos del régimen, para proteger la democracia para ricos, y el modelo del neoliberal.

Este Lunes 25, comienza el paro nacional de 36 horas en todos los puertos de Chile para preparar la Huelga General. La fuerza está en los trabajadores No en el parlamento

Y nuevamente surge la pregunta ¿Son estos parlamentarios los que están representando al pueblo y organizaran la asamblea constituyente? ¿Este es la famosa oposición donde nos llama a confiar la Mesa de Unidad Social, nuevamente desilusionada después de haber quedado fuera del acuerdo?

Basta de simulacros, y acuerdos por arriba, hay que terminar con toda la herencia de la dictadura

Mientras el gobierno le arranca los ojos al pueblo, en el congreso siguen gobernando para los ricos. Pretenden negociar una migaja más o una migaja menos, y repetir el mismo esquema. Pero el lunes la palabra pasa a las calles, donde está la fuerza los trabajadores, las mujeres y la juventud que han protagonizado la rebelión popular, enfrentando la policía y la escalada de violencia de este gobierno empresarial.
Basta de confianza en los políticos de la vieja concertación. Ellos son parte del problema, el progresismos burgués es responsable de los “30 años”. Los sindicatos y organizaciones sociales honestas de la “Mesa de Unidad Social” no pueden seguir sosteniendo un muerto, es necesario que rompan con esta ilusión.

Los paros nacionales convocados para el 25, 26 y 27 no pueden seguir útil a la política de la presión parlamentaria para negociar con los mismos de siempre, es necesario plantearse la huelga general indefinida hasta echar abajo este régimen podrido, solo así estarán las garantías para convocar una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para que el pueblo trabajador decida, es por ello que la entrada de los sectores estratégicos de la economía, como la minería, son un factor clave para conseguir las demandas de la calle. Los grandes batallones de la clase obrera deben entrar en escena y detener las ganancias capitalista, que han sido favorecidas gracias al abuso de millones de trabajadores y sus familias.






Temas relacionados

Presupuesto 2020   /   Política Chile   /   Chile   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO