×
×
Red Internacional

La designación de Macarena Santelices Cañas Pinochet, militante de la UDI, sobrina nieta del Dictador Augusto Pinochet y ex Alcaldesa de Olmué, como Ministra de La Mujer y Equidad de Género es una provocación al movimiento de mujeres, a quienes hemos protagonizado la rebelión, y a quienes hemos sufrido las consecuencias más terribles de la pandemia con despidos y el aumento de femicidios y violencia contra las mujeres.

Jueves 7 de mayo de 2020 | 05:46

El nombramiento de Santelices, es la reafirmación negacionista del gobierno frente a los crímenes de lesa humanidad de la dictadura cívico militar, que trajo consigo miles de torturas, asesinatos y persecución contra las mujeres y disidencias sexuales, como también la validación a la violación sistemática a los DDHH desde la revuelta popular del 18 de octubre. Un guiño de Piñera hacia los sectores retrógradas y fundamentalistas del país, y una provocación hacia el movimiento de mujeres y feministas que resistieron la dictadura y durante los últimos años continuamos instalando nuestras demandas y reclamos en las calles.

Por ello, como agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas Teresa Flores, integrada por decenas de mujeres jóvenes, trabajadoras de la industria, de la educación, de la salud, entre tantas otras, nos sumamos a la campaña levantada a nivel nacional por diferentes organizaciones de mujeres #NoTenemosMinistra, a la vez que luchamos por la prohibición de los despidos y contra las suspensiones de sueldo que avaló este gobierno, por un salario mínimo de $500mil, por un paro de los sectores no esenciales y la reconversión de empresas y fábricas para la elaboración de insumos para las y los trabajadores de primera línea. No queremos más femicidios ni violencia contra la mujer, luchamos por un plan de emergencia contra la violencia machista donde el Estado asegure vivienda y remuneración mensual igual al costo de la canasta familiar y apoyo psicológico, todo financiado por el impuesto al negocio inmobiliario y a las grandes fortunas.

Es urgente levantar una coordinación nacional del movimiento de mujeres en unidad con dirigentes sindicales, centrales de trabajadores y trabajadoras, juntas de vecinos y vecinas, estudiantes y otros sectores explotados y oprimidos para gritar con fuerza ¡No Pasarán! ¡Tiremos abajo toda herencia de la dictadura! No queremos que descarguen la crisis sobre nuestros hombros, ¡Fuera Santelices! ¡Fuera Piñera!


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias