Géneros y Sexualidades

CICLO DE TALLERES

Pan y Rosas invita a talleres: Mujer, Diversidad Sexual y Revolución Socialista

El mundo está convulsionando y se asienta más cómodamente la derecha en América con Macri, Temer, Piñera y Trump a la cabeza, generando una gran polarización en la política internacional. Entre tanto, somos millones los trabajadores que movemos al mundo, y dentro de este amplio sector de explotados, se encuentran las mujeres y la diversidad sexual más precarizada y doblemente oprimida.

Jueves 18 de enero de 2018

Hoy en día, la violencia hacia mujeres y diversidad sexual se sigue expresando, esto se puede ver con el incremento año a año de los femicidios y los crímenes de odio hacia quienes no nos ajustamos a la norma de sexualidad existente. También se expresa en la precarización de los trabajos y la vida, donde mayoritariamente las mujeres somos quienes estamos bajo subcontrato, además de recibir un sueldo menor al de nuestros compañeros varones solo por el hecho de ser mujeres, así mismo cargamos en nuestros hombros el cuidado del hogar y la crianza de los niños, que viene a ser un segundo empleo no remunerado.

Por otro lado, como diversidad sexual también sufrimos la precariedad laboral, donde muchas veces quedamos relegados a ciertos tipos de trabajos donde nos encontremos "ocultos" o en el caso de nuestros/as compañeros/as trans, tienen que recurrir al trabajo sexual al no existir cupos laborales para ellos y ellas. Además día a día nos enfrentamos a discriminaciones que no nos permiten vivir nuestra sexualidad libremente, siendo muchas veces perseguidos, golpeados y humillados.

Pero esta opresión que vivimos cotidianamente tanto mujeres como diversidad sexual, no son hechos aislados, las y los empresarios la perpetúan en pos de mantener al capitalismo. Les resulta conveniente la división del trabajo según sexo de la que hacemos referencia, y sostener los roles que históricamente hemos cumplido las mujeres en la sociedad y la familia, como el de ser madres o dueñas de casa, garantizando día a día que los trabajadores lleguen a su puesto de trabajo o pariendo nuevas generaciones de trabajadores. Mientras lesbianas, bisexuales, gays y trans no nos adecuamos al modelo de familia que las iglesias y la moral conservadora buscan imponer para la reproducción de mano de obra barata.

En estos últimos años, hemos logrado conseguir pequeñas ganadas a través de movilizaciones, poniendo debates al centro de la sociedad, cuestionando el machismo y la homofobia y exigiendo demandas que hoy empujan a la Nueva Mayoría a hablar de Ley de identidad de género y aborto, conquistas que se pueden venir abajo con el próximo gobierno de Piñera, quién buscará, con reformas y ataques, cerrar el proceso que el 2011 dejó abierto y que hoy mantiene un alto nivel de descontento y desaprobación a los partidos tradicionales y al régimen de conjunto, para así reforzar el capitalismo.

Para levantar una fuerza que sea oposición a Piñera y sus medidas, hace falta que mujeres y diversidad sexual nos organicemos junto a las y los trabajadores y los movimientos sociales, en defensa de nuestros derechos pero también destinando una parte de nuestro tiempo a pensar cómo lograr una nueva forma de planificar la sociedad en que no exista más un sector minoritario que se privilegia con el sudor del trabajo de la gran mayoría, otra manera de vivir en que seamos realmente libres de expresar nuestras sexualidad e identidades.

El MOVILH e Iguales pactan nuestros derechos con el gobierno, cerrando tratos en las grandes esferas políticas entre cuatro paredes, sin buscar ser una dirección que apunte a darle vida, combatividad y organicidad al movimiento de la diversidad sexual, cuestiones elementales para arrancarles nuestros derechos a la casta de políticos que hoy gobiernan. Mientras el Frente Amplio canaliza este sentido de oposición y descontento llenando bancas en el parlamento y con un discurso centrado en los movimientos sociales, sin embargo, hasta ahora hemos visto que ponen mayor confianza en las posibles alianzas parlamentarias con los políticos pro-empresarios, como la Nueva Mayoría, que en nuestra fuerza en las calles. Pactando con quienes se benefician del capitalismo y legislan a favor de unos pocos, no es posible trasformar de raíz la sociedad.

Para realmente transformar esta sociedad, necesitamos levantar una alternativa anticapitalista, impulsando comisiones de mujeres y diversidad sexual en los lugares de estudio y de trabajo, a la vez que levantando una voz nacional e internacional de los y las trabajadoras que enfrente a los empresarios. Desde la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas, nos proponemos tomar estas banderas de lucha por nuestra emancipación, es por esto que te invitamos a participar de los talleres que realizaremos como agrupación, donde discutiremos sobre temáticas de la mujer, diversidad sexual y perspectivas de la revolución socialista el día 23 y 30 de enero, a las 19:00 horas, en Gaspar Cabrales #1477, metro Toesca.

¡Levantemos un gran movimiento de mujeres y diversidad sexual combativo y anti-capitalista!






Temas relacionados

Movimiento de mujeres   /   Mujeres en lucha   /   Diversidad   /   Mujeres   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO