Política Chile

Paula Narváez: La candidata del PS que busca revivir el manchado legado Bacheletista

La ex ministra, que se considera fiel al legado de Bachelet, posiblemente se enfrentará en las primarias con el PPD Heraldo Muñoz, para elegir un candidato que le pueda hacer frente a la DC y al PR, para definir candidata/o única/o de la centro izquierda a las presidenciales.

Martes 2 de febrero

Narváez de profesión psicóloga y militante del PS, lleva un buen tiempo siendo parte de la política chilena de los 30 años. Ahora fue elegida en su partido, después que una lista de mujeres militantes, firmara a favor de su candidatura, apelando a “Nunca más sin nosotras”. Y es que la exministra, es fiel Bacheletista, incluso trabajaron juntas en la ONU y fue la misma expresidenta que le avisó por teléfono que había firmado para que fuera la candidata “socialista” a la presidencia.

Ejemplo claro de ello, son los múltiples cargos que ejerció en los gobiernos de Michelle Bachelet. Trabajó en el SERNAM (región de Los Lagos), ejerció el rol de Seremi del trabajo, fue nombrada por Bachelet como encargada regional de programación y luego designada también por la ex presidenta como delegada presidencial (por motivo de la erupción del volcán Chaitén). Cabe destacar que en 2009 fue vocera del comando del candidato a la presidencia por la concertación, Eduardo Frei. En el segundo gobierno de Bachelet (2014- 2018) ejerció el cargo de jefa de gabinete, y en 2016 fue nombrada Ministra Secretaria General de Gobierno.

El legado Bacheletista de la centro izquierda

Narváez ha asegurado varias veces que se siente muy identificada con la administración de Bachelet, con “su visión transformadora”. En la oficialización de su candidatura, habló de un “socialismo demócratico” y de un Estado que se “anticipa” a las necesidades de la gente: "La política de lo posible no da para más, y debe ser reemplazada por una política de lo necesario", aseguró vía zoom en la reunión de su partido. Sus cercanos también afirman que la candidatura de Narváez promueve a “cruzar las fronteras del PS y fichar caras novedosas”

¿Pero qué de nuevo puede traer una ex ministra de la concertación y de la nueva mayoría, fiel al legado de Bachelet y militante de uno de los partidos que asentaron el sistema neoliberal en Chile desde los años 90 y que aún lo siguen defendiendo?
Obviamente nada nuevo. A pesar de que aseguró en su proclamación que “No podemos hacer (…) el simulacro de diálogo, o la escucha cosmética, sino la participación vinculante” (refiriéndose al nuevo Chile que emergió tras el 18 de Octubre del 2019), “porque eso es lo que nos exigen nuestros compatriotas y porque también eso es lo que corresponde a un pueblo maduro y a una democracia moderna» agregó.

Los representantes de la centro izquierda, y todos sus partidos neoliberales hablan de democracia igual que la derecha, cuando les conviene. En estos últimos 30 años, donde el sistema de precariedad se asentó en la clase trabajadora y que benefició a todos sus administradores, partidos políticos y empresarios, lo único que hicieron fue aprovecharse de “la alegría ya viene”, asegurar puestos y defender el sistema que a los únicos que beneficia es a ellos. ¿Por qué la gente tendría que volver a creer en los mismos de siempre? Parece que no les quedó claro con la consigna de “no son 30 pesos son 30 años” que ellos son realmente el problema.

El partido "socialista" que de socialista no tiene nada, hoy en día es uno de los partidos más neoliberales de la política, que con el gobierno de Bachelet, aparte de criminalizar la Araucanía, matar mapuche y obreros como Matías Catrileo, Nelson Quichillao, o Rodrigo Cisternas, mercantilizar nuestro derechos, perpetuar la herencia de la dictadura y hacer alianzas y pactos con partidos golpistas como la DC, también es un partido que fue partícipe de las privatización de empresas públicas, algunos de sus militantes son directores de las AFP, participan en el negocio de la educación de mercado e incluso parlamentarios “socialistas” fueron financiados por SQM.

Son parte de los 30 años que reprimieron brutalmente a estudiantes, al pueblo trabajador y a los pueblos originarios cada vez que salíamos a luchar por nuestros derechos. En nada se diferencian con la derecha.
Ahora vienen de nuevo a posicionarse asegurando que son caras nuevas, que entendieron que se equivocaron, que escucharon los gritos de la rebelión de octubre, cuando lo que la gente pide es que se vayan de una vez por todas.
Porque fueron y seguirán siendo los mismos políticos al servicio de los grandes empresarios y capitalistas del país, como también los que defendieron y seguirán defendiendo los intereses y privilegios de unos pocos.






Temas relacionados

#EleccionesPresidenciales   /   Política Chile   /   Partido Socialista   /   Michelle Bachelet

Comentarios

DEJAR COMENTARIO