×
×
Red Internacional

Según la presidenta regional de Fenats, Evelyn Betancourt, comenta que "la pandemia solo ha salido a desnudar algo que siempre hemos salido diciendo en todas nuestras movilizaciones, y es el desmantelamiento de la salud pública".

Sábado 13 de noviembre de 2021 | 08:40

El mediodía del jueves, varios integrantes de la regional de FENATS se manifestaron en el centro de la ciudad de Concepción, denunciando las precarias condiciones laborales que las y los trabajadores de la salud han debido afrontar durante la crisis sanitarias. Esta convocatoria se desarrolló en medio del aumento de nuevos casos de personas con el COVID.

Trabajar bajo turnos extenuantes, los despidos masivos en varios hospitales del país, la falta de insumos médicos para poder realizar las funciones son solo algunos de los puntos que ha denunciado "la primera línea" de la salud desde el inicio de la pandemia hasta el día de hoy, todos como consecuencia de las medidas aplicadas por el gobierno de Piñera.

Como prueba a lo planteado anteriormente, durante la pandemia surgieron focos de contagio del virus en el interior del Hospital regional Guillermo Grant de Concepción con los que pacientes y personal de salud se contagiaron o fueron contactos estrechos, además de que las dependencias de aquel establecimiento estaba al borde del colapso durante la "segunda ola" a principios de este año, por la falta de camas criticas mientras Piñera aumentaba sus ganancias y otorgaba más recursos a las fuerzas policiales.

El sistema público y privado son parte de la herencia de la dictadura, lo que gobiernos de la ex concertación y de la derecha han mantenido y fortalecido durante estos 30 años. Las manifestaciones de las y los trabajadores del sector público son señales de que el sistema esta al borde del colapso, mientras la pandemia golpea más fuerte a quienes viven en condiciones más precarizadas.

La salud pública tiene una crisis crónica, por la fuga de recursos a privados - clínicas por compras de servicio, laboratorios externos, sociedades médicos, etc, - y por presupuestos que no alcanzan porque no ponen las necesidades del pueblo, mientras los empresarios de la salud siguen engordando sus bolsillos incluso durante los últimos dos años de pandemia.

Para poder conquistar una salud de calidad, sin subsidio a los privados y al servicio del pueblo trabajador y pobladores, debemos exigir a las direcciones de los gremios que se pongan a disposición de estas luchas sin ceder a la dirección de los hospitales, del Servicio de Salud ni del Gobierno.

Te puede interesar: No más parches frente a la inestabilidad laboral y despidos en salud: ¡Vamos por el paso planta ahora!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias