Política Chile

GOBIERNO

Piñera baja perfil al bochorno sufrido en Quintero

Mientras por redes amplios sectores celebramos la funa que sufrió el gobernante en Quintero, por la responsabilidad del Estado en la crisis ambiental, éste salió a responder que prefería el “ruido de las manifestaciones al cómodo silencio de una oficina”.

Daniel Vargas

Antofagasta, Chile

Domingo 2 de septiembre de 2018

Esta semana partió con un martes negro para el gobierno, mientras sufría un primer golpe con la votación del sueldo mínimo en el parlamento, en Quintero es repudiado por los vecinos a la salida de su visita al Hospital de Quintero.

Tras este escandaloso impasse el mandatario salió a responder cínicamente que, a pesar de los pronósticos de un posible desagravio, prefiere el “ruido de las manifestaciones al cómodo silencio de una oficina en La Moneda”.

Según Piñera “siempre he aprendido que no hay mejor forma de sentir, de comprender, de interiorizarse de los problemas que aquejan a nuestros compatriotas que estando cerca de ellos, escuchándolos, mirándolas a los ojos. Eso permite formarse un diagnóstico mucho más adecuado, y además es la mejor fuente de ideas para encontrar las mejores soluciones”.

El diagnóstico que se llevó tras su accidentado paso por Quintero fue claro, la población no confía en sus falsas promesas y tienen claro que ha sido cómplice de la libertad que han tenido las empresas para contaminar. Elementos en los que los habitantes efectivamente aciertan, puesto que tras la visita de Piñera, sigue sin resolverse nada. Las empresas siguen sin hacerse responsables de la grave situación que viven las comunidades de Quintero y Puchuncaví y el gobierno moverá sus piezas para que los intereses de las empresas no se vean en riesgo, en este sentido el gobierno es un cómplice de la impunidad con las que las grandes empresas nos contaminan y enferman.






Temas relacionados

Contingencia Ambiental   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Derecha chilena   /   impacto ambiental   /   Desastre Ambiental   /   Contaminación   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO