MEDIOAMBIENTE

Piñera dice cuidar la Amazonía en G7 mientras en Quintero- Puchuncaví exigen ayuda de parte del Estado

Durante esta mañana Sebastian Piñera señaló la importancia de la colaboración entre países para mejorar bosques húmedos y la biodiversidad, mientras que el sábado pasado se desarrolló una gran manifestación en la V región por las zonas de sacrificio que se extienden en todo el país.

Lunes 26 de agosto de 2019 | 12:19

Los intereses imperialistas llamaron la depredación ambiental de Bolsonaro con el Amazonas en la cumbre del G7, que dio lugar a varias discusiones de parte de las burguesías imperialistas alrededor de la situación en Medio Oriente, una coordinación mayor entre los servicios de inteligencia para controlar al terrorismo y la entrada de migrantes.

La crisis en la Amazonia también estuvo presente y Macrón quiso pararse como defensor del medio ambiente. Una postura verdaderamente hipócrita al igual que el resto de los miembros del G7 que están intentando posicionarse de la mejor manera posible para aprovechar los recursos del Amazonas después de haber apoyado abiertamente a Bolsonaro desde que llegó al poder.

Te puede interesar: G7 en Francia: una cumbre envuelta en importantes tensiones políticas

La hipocresía de Piñera

Sebastian Piñera no se quedó atrás, y esta mañana comunicó su interés por el cuidado de la Amazonía en su cuenta personal de twitter, señalando su trabajo conjunto con Macrón: "Respetando soberanía de países amazónicos, todos debemos cuidarla. Iremos pronto con ayuda para combatir el fuego con más medios y recursos. Y luego, en Asamblea General ONU, nos reuniremos para acordar colaboración para proteger mejor sus bosques húmedos y gran biodiversidad.", señaló Piñera. Además, Piñera afirmó en una entrevista con BBC que la responsabilidad del incendio no pertenece al presidente brasileño, Jair Bolsonaro: "no creo que el Presidente Bolsonaro sea responsable de esto, creo que está haciendo todo lo posible para combatir estos incendios".

Pero estas buenas intenciones no son nada más que demagogia, ya que diversas agrupaciones medioambientales y políticas han exigido al gobierno mayor preocupación con la población afectada por las intoxicaciones en Quintero y Puchuncaví.

Organizaciones como Greenpeace han exigido al gobierno la necesidad de un plan de descarbonización eficiente, ya que reconvertir energía se vuelve urgente cuando las zonas de sacrificio se extienden por todo el país. Este fin de semana se desarrolló una nueva manifestación contra las zonas de sacrificio y la desidia del Estado ante la salud de la población afectada por intoxicaciones. Sin embargo, la propuesta del gobierno hacia la eliminación del carbón en 20 y 40 años es insuficiente para la realidad de cientos de miles de afectados, y más cuando los recursos naturales cada año se están agotando.

Es urgente una salida a esta crisis ambiental desde la vereda de los trabajadores y los sectores movilizados contra la contaminación y depredación ambiental, expropiando sin indemnización del Estado a las empresas que se nieguen al plan de reconversión ambiental, nacionalizando los recursos naturales y servicios sanitarios y energéticos, donde éstos sean controlados en base a una administración democrática por los trabajadores y las comunidades junto con la asesoría de profesionales independientes a los empresarios y grandes capitalistas.






Temas relacionados

Amazonía   /   Chile Vamos   /   Ecología y medioambiente Suplemento   /   Sebastián Piñera   /   G7

Comentarios

DEJAR COMENTARIO