Política Chile

PROCESO CONSTITUYENTE

¿Por qué Apruebo Dignidad no convoca a movilizarse este 4 de julio?

Hay diversos llamados a movilizarse este 4 de julio, sin embargo en el nuevo bloque no ha habido posiciones cohesionadas respecto al problema de la prisión política.

Jueves 1ro de julio

El bloque del Frente Amplio y el Partido Comunista no ha hecho ningún llamado concreto a movilizarse este 4 de julio para que la Convención Constitucional no comience mientras exista prisión política. Cuando agrupaciones de familiares y de apoyo a presos políticos están exigiendo que los luchadores que hicieron posible este proceso vuelvan a sus hogares. ¿Cuáles son las razones?

En primer lugar, la progresiva moderación del discurso de Jadue y la constante búsqueda del “voto de centro” de Boric. Es evidente que ambos candidatos no quieren que la opinión pública ni la derecha hagan un nuevo escándalo mediático por estar convocando a “rodear” la Convención. El respeto a las “reglas del juego” está más patente que nunca, y los candidatos presidenciales buscan andar con la credencial democrática a la vista para evitar ataques innecesarios.

Esto sucede pese a que la derecha, frente a la pura existencia de este bloque, realiza un patético espectáculo, con una campaña del terror que siempre ha caracterizado a ese sector, es cosa de mirar la historia, las campañas de la derecha se han basado y se basan en el miedo. ¿Es a ellos a los que hay que dejar “tranquilos”? La mayoría cree que no, pero al parecer Apruebo Dignidad se esmera bastante en aquello.

Te puede interesar: ¿Una convención de consensos? Las alianzas de cara al inicio del proceso constituyente y la necesidad de movilizarnos

Dada la ubicación de la coalición PC-FA, es evidente que el objetivo es llevar a cabo un proceso constituyente pacífico, que no involucre en su centro la movilización de las grandes mayorías que esperan que la Convención Constitucional pueda resolver las demandas que motorizaron la rebelión de octubre.

Y frente a la derrota electoral de los partidos de los partidos de los 30 años, junto con la emergencia del fenómeno de los independientes, quieren hacer sentir que está todo ganado, aun viendo todas las trampas y trabas del proceso constituyente pactado desde la UDI hasta sectores del Frente Amplio. Un acuerdo que, para nuestros amigos de Apruebo Dignidad, debe ser respetado al pie de la letra, Boric fue enfático en eso en más de alguna ocasión.

En segundo lugar, la campaña presidencial es lo más importante para este nuevo bloque, y como bien dijo Jadue hace algunos meses, están convencidos que no pueden administrar tranquilamente sin el apoyo de la vieja Concertación (o lo que queda de ella, Unidad Constituyente). En ese sentido, la búsqueda de nuevos pactos y acuerdos puede ser la tónica post primarias lo que lleva precisamente a lo anterior, mostrar moderación, lo que en realidad se traduce en “capacidad de gobernar con consensos amplios”.

En este marco, las condiciones exigidas por la Vocería de los Pueblos, junto con las otras medidas propuestas por Constituyentes Autoconvocados (del que son parte), generan contradicciones dentro de Apruebo Dignidad. Boric, como mencioné, busca que las restricciones del 15 de noviembre no sean pasadas a llevar, mientras que Jadue zigzaguea en un discurso bizantino respecto a la soberanía y capacidad de la Convención Constitucional de pasar por encima de los poderes constituidos. Algo que, dicho sea de paso, es necesario para que se decrete el mismo 4 de julio la libertad de las y los presos políticos.

Te puede interesar: Dauno Totoro ante inicio de la CC: “No podemos aceptar tener una Convención con presos políticos. Llamamos a una gran movilización en las calles este 4 de julio”

Existiendo una importante mayoría de constituyentes que ven la urgencia de liberar a las y los presos políticos de la rebelión, y con una convocatoria a movilizaciones este 4 de julio para exigir una convención sin prisión política, Apruebo Dignidad se mantiene en el margen del debate presidencial. Aun siendo parte de reuniones de constituyentes autoconvocados, donde participa de igual manera la Vocería de los Pueblos, se limitan a posiciones difusas respecto a esta problemática. Si dicen representar el sentir de las grandes mayorías que se movilizaron en octubre, un aspecto mínimo es ser categórico en que la Convención Constitucional no puede sesionar mientras exista prisión política e impunidad.

Por esto, es necesario que el 4 de julio se levante una gran movilización nacional por la libertad de las y los presos políticos, por el fin a la impunidad de las violaciones a DDHH y el juicio y castigo a todos los responsables. Que la Convención desconozca el acuerdo del 15 de noviembre y decrete como primera medida el fin de la prisión política.

Como bien indicó Dauno Tótoro, “en la Convención los representantes de los partidos tradicionales son una minoría. Al punto de que el PPD y la DC tienen 1 convencional cada uno. De hecho, ya se realizó una reunión de convencionales donde uno de los ejes era la libertad a los presos y participaron alrededor de 78 convencionales. Es decir, perfectamente con una votación de mayoría simple se podría votar y decretar que la primera medida de la Convención Constitucional fuera la libertad a las y los presos políticos”.

Asimismo, el camino de la coordinación y movilización, con perspectiva de una huelga general que termine por liquidar la herencia de la dictadura, puede garantizar la conquista de las demandas que dieron vida a la rebelión de octubre de 2019.

Te puede interesar: Lyam Riveros: “Desde la V región exigimos la inmediata la liberación de los presos políticos de la revuelta, y que sea votada por la Convención Constitucional”






Temas relacionados

Política Chile   /   Opinión   /   Libertades Democráticas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO