Política Chile

TRIBUNA ABIERTA

¿Por qué la justicia en Chile no nos protege de la violencia machista?

No es nuevo escribir, y hablar hoy, con respecto a miles de mujeres, que hemos sido víctimas de violencia machista, y es claro que quizás no todas hemos terminado en finales trágicos y fatales, como femicidios y suicidios mediante a ser víctimas reiteradas de violencia machista.

Martes 25 de mayo

Por: Chepi Guerrero

Y aunque les suene repetitivo y majadero, para muchos la consigna feminista sigue vigente: “Vivas nos queremos”, “Ni una menos”, Si tocan a una nos levantemos miles”.

Es claro que aún nos queda mucho por hacer como sociedad frente a la violencia machista, en el tema judicial y en educación sexual cabe destacar que el femicidio tiene nombre y apellido. Como sabemos, el femicidio tiene raíces profundas en las relaciones patriarcales que el capitalismo alimenta y que en definitiva el Estado tiene una responsabilidad directa, en la incrementación de las víctimas por femicidios.

Es por esto la necesidad urgente de formar e impulsar, un plan de emergencia contra la violencia hacia las mujeres. En este punto quisiera detenerme, para tomar un caso de suicidio.

Deysi Compay, una joven de 19 años quien mantenía una relación de violencia, con Jorge Barrientos en la ciudad de Cochamo ( en región de Los Lagos), en Agosto del año 2020 ella decide terminar con este aterrador momento de su vida, suicidándose. Ella tenía un embarazo de casi 4 meses y dejó un pequeño de 3 años. Deysi había dejado constancia de maltrato y a su vez, se le había entregado una orden de alejamiento a Jorge Barrientos. Sin embargo, aunque también en el centro de salud de Río Puelo habría hecho otra denuncia en contra de su agresor. Deysi, llegó con golpes evidentes en rostro y abdomen, y los profesionales colocaron alerta por este caso de maltrato.

Familiares comentan que muchas veces ella intentó alejarse de Jorge Barrientos, pero Deysi era una víctima atemorizada, con muy pocas herramientas para poder salir de este círculo de violencia machista.

Es que no solo basta con hacer las denuncias correspondientes, también es necesario y urgente, la seguridad material de las mujeres violentadas como lo es tener grupos de protección y de contención necesarias, el derecho a la vivienda y un sueldo para vivir, para poder terminar con estas agresiones de violencias machistas.

La precariedad de la vida, la falta de derechos sexuales y reproductivos, también es un problema. Si bien es cierto se ha tratado de ganar terreno con la igualdad de género, pero aún existen maneras de invisibilizar nuestros derechos.

Por otro lado, hace dos días, se consiguió una luz de tranquilidad en el caso de Daysi por parte de estas instituciones nefastas, que lo único que hacían era bajar el perfil a las amenazas constantes propinadas por este agresor, a compañeras que pedían justicia por Deysi.

La Corte de apelaciones deja a Jorge Barrientos, en prisión preventiva. Los abogados querellantes junto a nuestras compañeras representadas, apelaron a la resolución de la última audiencia donde se dejó en libertad a Jorge Barrientos. Y hace dos días la corte de apelaciones revocó esa resolución dejándolo en prisión preventiva, por 50 días mientras dure la investigación.

¡No queremos, mas muertas! ¡Nos queremos, vivas! ¡Nos queremos, con justicia! ¡No queremos más; Deysis, Ambar, Antonia, Maria, Isabel, Nabila!

Estos nombres, son de mujeres que han perdido la vida en manos de la violencia machista y patriarcal.

Y esto genera un gran impacto en la sociedad que hoy se vive, ya que las mujeres estamos aún expuestas día a día al maltrato.

No olvidemos que esta lucha es de todos, todas y todes. Podría ser tu hermana, tu madre, una prima, tu vecina, una hija. Por esto y mucho más, gritamos; “ urge una ley de emergencia, contra la violencia hacia las mujeres”.






Temas relacionados

Ni Una Menos   /   Política Chile   /   #NiUnaMenos   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO