Política Chile

PANDEMIA Y EDUCACIÓN

Positividad del 9,1% nacional, más de 6.500 casos y 109 fallecidos pero se insiste en vuelta a clases presenciales

Hoy por hoy las cifras de contagios son similares a las vividas durante el primer peak de la pandemia. Sin embargo, el ministro de educación insiste con volver a clases presenciales y el presidente del Colegio de Profesores sale a "enfrentar" al ministro, pero no pasa de meros reclamos públicos.

Sábado 8 de mayo | 10:04

Este viernes, el Minsal reportó 6.574 casos en 24 horas y 109 fallecidos, superando los 27.000 desde el comienzo de la pandemia en el país. Esto se combina con que la positividad nacional fue 9,1% y 11% en la Región Metropolitana. Según el Ministro de Salud, Enrique Paris, “15 regiones disminuyen sus casos en los últimos siete días y 14 en los últimos 14 días. La única región con un aumento de nuevos casos confirmados en los últimos siete días es la de Aysén”. La región de Magallanes registra el índice de incidencia más alto a nivel país por 100 mil habitantes, seguida por las regiones de Maule, La Araucanía y Los Ríos. Sin embargo, aun que el gobierno saque cuentas alegres por una disminución en los contagios, lo cierto es que hace una semana la cantidad de contagiados era de más de 7 mil y los fallecidos superaban el centenar. Las cifras no eran muy diferentes y la positividad era muy similar.

Frente a este escenario, el gobierno a través del Ministro de Educación, Raúl Figueroa, a intentado por todos los medios de reabrir los establecimientos educacionales ya que muchas comunas se encuentran actualmente en fase 2 y, según el ministro, esto es requisito suficiente para la vuelta a clases presenciales. Sin embargo, este plan no ha resultado favorable: el mismo colegio donde Figueroa es apoderado 12 cursos fueron enviados a cuarentena por brote de covid. Ante esta situación, el presidente del Colegio de Profesores(CdP), Carlos Díaz, declaró que “Estamos hablando en el caso de él de un colegio en el cual tienen toda una infraestructura y todas las condiciones, muy distinta a la que tiene la enorme mayoría y gran mayoría de colegios en Chile. Por tanto, si en el colegio donde las hijas del ministro tienen esta situación, ¿Qué podría esperar uno para el resto?”. Además, el presidente del CdP mencionó que en muchos colegios del país “no están ni las más mínimas condiciones para volver a clases presenciales, no están los protocolos, no está la infraestructura que corresponde”. El CdP plantea el retorno a clases presenciales sólo en Fase 4 y hace un llamado a los apoderados a no enviar a sus hijos hasta aquella fase.

La disputa de la vuelta a clases presenciales seguras

Aun que aparentemente enfrentados, Figueroa y Díaz, lo cierto es que la disputa no pasa de dimes y diretes frente a la prensa o de conversaciones en mesas de trabajo estériles. Y es que volver a clases presenciales implica mucho más que distanciamiento físico en el aula o uso de mascarillas, requiere infraestructura acorde, alimentación adecuada, medidas de protección personal al alcance de trabajadores y estudiantes, materiales pedagógicos apropiados y por sobretodo una disminución más que considerable de los contagios por covid. Es importante recordar cómo se ha desarrollado la situación de la educación escolarizada en el país en medio de la pandemia y así no perder de vista la situación del sistema educativo en en el país: Alimentación deplorable a través de la Junaeb, desigualdad en acceso a herramientas tecnológicas como internet o computador, desigualdad social pues no todes les estudiantes tienen en sus hogares un espacio donde estudiar, por nombrar algunos ejes centrales.

Sin embargo, ante la presión del ministro el CdP sólo hace reclamos. Mientras, el profesorado se encuentra desorganizado y sumido en el agobio del teletrabajo, sin convocaciones a organizarse o movilizarse. Ni si quiera al llamado a paro de la CUT, presionados por el retiro del 10% y la audacia de los portuarios, fue acogido como un llamado a moverse por parte del CdP. Entonces la política del CdP termina siento un "saludo a la bandera" inútil y sólo sirve para generar polémica. Es necesario que tanto profesores como trabajadores de la educación en conjunto con las comunidades educativas puedan organizarse entre si no sólo para dar cara frente a las vicisitudes de la pandemia propiamente tal, sino que también para superar a las burocracias como el CdP o la CUT, que no convocan a asambleas, ni organizan, ni se la juegan por una movilización que haga temblar al gobierno de Piñera, por la conquista de cosas tan mínimas como condiciones básicas para la educación a distancia, como una vuelta a clases presenciales realmente segura para estudiantes, apoderados, docentes y trabajadores de la educación.






Temas relacionados

Raúl Figueroa   /   Colegio de Profesores   /   Política Chile   /   Ministerio de Educación   /   Colegio de Profesores de Chile   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO