Géneros y Sexualidades

POSTNATAL

Post natal de emergencia: Piñera anuncia su extensión, pero el cuidado y la crianza no están completamente garantizados

Este viernes Sebastián Piñera anunció la promulgación del postnatal de emergencia por tres meses en el contexto de pandemia. Sin embargo, el cuidado y la crianza no está completamente garantizado con la permanencia del cuerpo lactante o cuando el salario mínimo está puesto en cuestión tras los coletazos económicos que generó la pandemia de Covid-19 en el bolsillo de las familias trabajadoras.

Viernes 4 de junio | 15:44

La ley establece que durante el estado de excepción constitucional de catástrofe, las y los trabajadores que sean padres, madres y cuidadores de niños o niñas menores de 2 años, que hayan hecho uso de una o más Licencia Médica Preventiva Parental (LMPP) y que no puedan volver a sus labores por motivos del cuidado, podrán acogerse a la suspensión del contrato de trabajo.

Se trata de una licencia médica que se podría utilizar hasta los primeros tres meses, con una prestación mensual por el 100% del subsidio por incapacidad laboral cuando hayan percibido una suma líquida mensual igual o inferior a $1 millón, y de un 70% o $1 millón, cuando hayan obtenido una suma superior a la cifra citada.

"Letra chica"

Pero el proyecto tiene una letra chica: no garantiza la permanencia laboral de los cuerpos lactantes arrojando la alternativa para que el empleador se acoja a la Ley de Protección del Empleo. Quienes levantaron el proyecto del Post Natal, como lo es el Frente Amplio o quienes dirigen la CUT como lo es el Partido Comunista, es importante puedan organizar desde las bases un gran movimiento para impulsar este desafío.

Necesitamos un postnatal de emergencia efectivo para todas las personas que hayan parido en el contexto de pandemia, trabajadoras formales e informales, garantizando un salario mínimo de $500.000. Tenemos que echar abajo la ley de “protección al empleo”, que en verdad protege las ganancias de los ricos, y prohibir los despidos. Asimismo es clave que se entregue ya el pago íntegro del bono de sala cuna. Para una maternidad deseada y protegida es necesario educación sexual para decidir, que el estado garantice anticonceptivos de distribución masiva y gratuita para no abortar; y aborto legal, libre, seguro y gratuito para no morir. No podemos confiar que de la mano de la derecha y los empresarios conquistaremos nuestras demandas plenamente.

Te puede interesar: El problema del postnatal de emergencia y la salud de mujeres y cuerpos gestantes en tiempos de COVID-19






Temas relacionados

Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO