×
×
Red Internacional

MALTRATO LABORAL.Presidenta del TC es denunciada por maltrato a sus trabajadores

Se trata de María Luisa Brahm, escogida por el Presidente Piñera como ministra del antidemocrático Tribunal Constitucional. No son las primeras denuncias que recibe de maltrato a los trabajadores.

Domingo 20 de junio | 03:19

De profesión abogada, María Luisa Brahm, en los años de la dictadura militar de Pinochet trabajó en la Oficina de Planificación Nacional, llegando a ser la jefa del departamento de planificación y luego de la dictadura, entre el 1990 y el 2010 participó del Instituto Libertad, centro de pensamiento vinculado al partido de derecha Renovación Nacional.

La actual presidenta del TC que cuenta con distintas denuncias de maltrato laboral durante los años en esta institución heredada de la dictadura, tiene un currículum y familia ligada a la derecha empresarial chilena, incluso fue jefa de los asesores del Gabinete Presidencial del primer gobierno de Sebastián Piñera.

Las denuncias por maltrato laboral se registran desde el 2015, cuando la ex relatora del TC demandó a la institución y en particular a María Luisa Brahm por maltrato y acoso laboral, cerrándose este caso el 2017 con el pago de 17 millones de pesos a la denunciante. Y el 2019, otra ex relatora también denunció maltrato y acoso laboral registrando actitudes como dar "portazos", gritos, acoso a sus funciones, entre otros.

A esto se le suma estas nuevas denuncias que salen a la luz de su ex chófer, ex secretaria, director de informática y su secretario personal, en donde se resolvió que de parte de la presidenta del TC hay un patrón de "desprecio y denostación tanto laboral como personal" a las y los trabajadores.

Las víctimas también denuncian que María Luisa Brahm utilizó su cargo para justificar el maltrato laboral, diciéndoles que la tenían que respetar porque ella era la "cuarta autoridad del país".

Estos casos de abuso, violencia y autoritarismo son graves, estos personajes como María Luisa Brahm reflejan las características plenas de la clase empresarial y política de la derecha de nuestro país, también refleja todo lo que en el estallido social se cuestionó y quiso acabar. El Tribunal Constitucional es una institución heredada de la dictadura que no debería existir, el poder lo tiene completamente el presidente y sus nominaciones.

Este es el modelo autoritario y dictatorial en lo laboral que transmite este gobierno, con abusos a los y las trabajadores y precarización. No se puede permitir que esto tenga cabida. Es importante la organización de las y los trabajadores, para acabar con toda la herencia de la dictadura.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias