×
×
Red Internacional

La necesidad insatisfecha de viviendas llegó, en el 2019, a 739.603 unidades entre casas y departamentos. En Santiago, los sectores más afectados son Puente Alto, Maipú y San Bernardo. Más de la mitad (58%) de este problema está vinculado a carencias vinculadas con el “allegamiento” y el resto (42%) a la necesidad de reemplazar unidades viejas y deterioradas. Durante la pandemia los campamentos experimentaron un “peak histórico”
aumentando en un 73,5% aproximadamente.

Martes 28 de septiembre de 2021 | 08:24

Un ejemplo de esta situación y la realidad de muchas familias trabajadoras es el caso de Villa Costa Azul en Puente Alto, donde aproximadamente 804 familias del sector están esperando casa propia algunas incluso de hace 15 años.

 

Éste miércoles 22, llegaron cientos a la municipalidad de Puente Alto, organizados en comités de vivienda, del sector villa Costa Azul,a manifestarse por la firma de aprobación por parte de la dirección de obras públicas, para dar el visto bueno al proyecto habitacional.

 
El acceso a la vivienda se ha convertido, según las propias palabras de los pobladores en una “ilusión” hecha por las autoridades. Con papeles en mano, con todos los documentos correspondientes menos la firma de la directora de la dirección de obras públicas, cantaban exigiendo que haga su trabajo ya que este proyecto habitacional debería haber comenzado en marzo y hasta hoy no están todas las firmas. De la manera más irresponsable ha jugado con la necesidad de miles de personas, diciendo que firmará y después nada. El tiempo está en su contra, ya que el plazo de subsidio es hasta Octubre y podrían perder el subsidio por el que llevan tantos años luchando.
 
Los entes responsables de esto son principalmente la municipalidad de Puente Alto con Germán Codina, “independiente” de derecha y Piñera, simpatizantes en las convicciones políticas respecto a la privatización de la vida. La dirección de obras públicas también ha jugado un rol nefasto en las necesidades de las grandes mayorías, ésto lo han vivido amargamente con la experiencia y se han cansado les pobladores de puente alto.

 

Esa misma tarde, se reunieron con representantes de los comités de viviendas desde la municipalidad a informarles fríamente que los papeles necesarios para poner en marcha el proyecto de Villa Costa Azul habrían sido “extraviados” por la misma institución. dejando nuevamente a miles de pobladores y sus familias sin respuesta.
 
Esta mañana las movilizaciones continúan fuera de la Municipalidad de Puente Alto y frente a la negligencia por parte de Germán Codima, la dirección de Obras Públicas y del gobierno que hace pagar la crisis sanitaria y económica a las grandes mayorías trabajadoras, desde vencer hacemos el llamado a las centrales sindicales cómo la Central Unitaria de Trabajadores, Colegio de profesores, Unión portuaria, a las organizaciones estudiantiles como la CONFECH y a los convencionales del pueblo como de la lista del pueblo, a que se sumen a las movilizaciones y convoquen activamente por el derecho a la vivienda digna a raíz de esta situación relatada en Puente Alto.
 
desde las candidaturas de trabajadores revolucionarios se hicieron presentes en las protestas apoyando a las cientos de familias y declaran: "Mientras ellos viven en mansiones. Las familias en Chile, no tienen viviendas, esto es un problema nacional. Necesitamos poner fin al negocio de los privados en el mundo inmobiliario. En Chile el alto precio de la vivienda, los bajos sueldos, la falta de crédito y la especulación, reducen drásticamente el acceso a la casa propia, lo que crea cientos de miles de allegados en casas ajenas, campamentos, o lugares improvisados de vivienda", señala Camila Meza, arquitecta, activista de las asambleas territoriales de Puente Alto y candidata a diputada por el distrito 12.
 
"Desde el Frente por la Unidad de la Clase Trabajadora, peleamos por un Plan de Construcción de Viviendas, y [email protected] públicas, gestionado por trabajadores/as, comités de viviendas y organizaciones populares. Financiado por el Estado y con impuestos a las grandes fortunas, bajo el control de las y los trabajadores y los sindicatos de la construcción y las comunidades. Que los organismos sindicales, como la CUT, la Confech, las coordinadoras de pobladores, apoyen está causa, tomando el derecho a la vivienda como una demanda propia", finalizó Camila Meza.
 
 
 
Con organización de pobladores, trabajadores, estudiantes, mujeres, disidencias y activistas podemos hacer frente a la crisis habitacional profundizada por los gobiernos de turno.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias