×
×
Red Internacional

CONTAMINACIÓN PUCHUNCAVÍ. Puchuncaví: 42 personas acuden a Cesfam con síntomas de intoxicación

Desde el servicio de salud del lugar señalaron que los afectados presentaban síntomas como cefalea, dolor abdominal y náuseas. El episodio ocurre a un año desde una de las crisis más graves en la zona de Quintero – Puchuncaví, el que a la fecha, todavía no parece encontrar una solución definitiva.

Insurgente LibertadEgresado de Derecho

Miércoles 21 de agosto de 2019 | 07:16

Durante el transcurso de ayer martes, varias personas acudieron hasta el Cesfam “Las Ventanas” de Puchuncaví, región de Valparaíso, con síntomas de intoxicación. Según señaló Edith Freire, directora de recinto médico “Llegaron 42 pacientes que han sido atendidos hasta el momento con cefalea, dolor abdominal, náuseas. Una sola persona tuvo vómitos”.

La médica, explicó que 27 estudiantes fueron dados de alta luego de determinar que no estaban en situación de riesgo, mientras quienes presentaron dolencias más intensas, se les recetó paracetamol además de monitorear su situación para volver al centro de salud en caso de ser necesario. En tanto, otros 11 menores fueron atendidos por el personal correspondiente y cuatro adultos acudieron por malestares similares.

Según detalló Cooperativa, los afectados han apuntado a un olor extraño como el responsable de este nuevo evento contaminante, por ello, una de las hipótesis que se maneja es la presencia de hidrocarburos no metálicos como los posibles causantes.

Sin embargo, la alcaldesa de Puchuncaví, Eliana Olmos, aseguró que ninguna de las mediciones de los organismos competentes había arrojado resultados. Así mismo, desde Bomberos indicaron que no tuvieron registro y que las estaciones de monitoreo tampoco presentaron indicios de qué pudo originar esta situación.

Una voz que puso la alerta ante este nuevo episodio de contaminación, fue la defensora de la Niñez Patricia Muñoz, quien señaló: "Espero que no tengamos que lamentar la muerte de ningún niño, niña o adolescente para que luego en ese contexto, las autoridades aparezcan lamentando esta situación". Además agregó, "Las medidas debieron haberse adoptado hace muchísimo tiempo para que esta situación deje de ocurrir, el pasado fallo de la Corte Suprema ha sido contundente en el sentido que acá se siguen vulnerando los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes”.

Te puede interesar: A un año de la crisis en Quintero: ¿existe un sistema energético alternativo?

En ese sentido, Muñoz aseguró que "seguimos esperando la respuesta de los ministerios de Salud y de Medio Ambiente a la forma en la que están dando cumplimiento al fallo de la Corte Suprema".

Contaminación sin responsables y un gobierno con medidas estériles

Dentro de este contexto, este mismo martes en la Intendencia de Valparaíso, hicieron un balance a un año de ocurrido el episodio de contaminación de 2018, en el cual reconocen que no pudieron definir causas ni responsables que ocasionaron la crisis ambiental que dejó más de 1.300 personas intoxicadas.

Según explicó el subsecretario Felipe Riesco, “No hemos podido determinar la procedencia de esos compuestos orgánicos volátiles ni la presencia de ellos en el ambiente y el resto es materia de investigación por parte del Ministerio Público. El Presidente nos ha mandado que nunca más en Chile no exista la capacidad para determinar quién y las causas de un evento de este tipo".

Con estas palabras, resulta evidente que el conflicto ambiental sigue marcando la historia de la comuna. Además, dejan expuestas una vez más la verdadera cara del gobierno y de los empresarios, donde sus intereses y preocupaciones no son terminar con las “Zonas de sacrificio” ni con las intoxicaciones, sino que muy por el contrario, a lo más apuestan a un proceso judicial que terminará con multas en el "mejor de los casos", pero que indiscutiblemente en nada resuelve la grave contaminación que siguen viviendo los estudiantes, trabajadores y el pueblo de Quintero.

¡Fin al negocio contaminante! Por un nuevo sistema energético

Ante estos nuevos episodios de contaminación, se hace más que necesario un plan de salud pública que apunte a acabar de raíz con la contaminación, que incluya la reconversión de la industria que intoxica hoy a Quintero y Puchuncaví, el cual sea financiado por el Estado pero controlado por los trabajadores, las comunidades y científicos dispuestos a ponerse al servicio de esta causa. Donde finalmente sean los empresarios (que se han enriquecido enormemente a costa de esta crisis) los que paguen los costos de la contaminación.

En este sentido, desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios, han hecho el llamado urgentemente a cambiar el eje del sistema energético, pasando en definitiva a un nuevo sistema nacional de energía, donde se agrupe el conjunto de las actuales empresas energéticas y se discuta un método distinto que no dañe el medio ambiente ni la salud del pueblo trabajador. Para esto, necesariamente el lucro y la ganancia capitalista deben dejar de ser el objeto principal, pasando a tener un sistema estatal, racional, eficiente y de bajo costo, el cual sea gestionado por sus trabajadores en conjunto con los técnicos de las universidades públicas, acabando así con la destrucción ambiental que generado los empresarios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias