COVID-19

Pueblo Licán Antay en tiempos de pandemia

Entrevistamos a Sergio Cubillos, Presidente del Consejo de Pueblos Atacameños de San Pedro de Atacama (CPA), acerca de las condiciones en que se encuentran debido a la crisis que atravesamos. La realidad en esta comuna del norte de nuestro país, refleja la precariedad en la que nos tiene este gobierno de empresarios. Te invitamos a leerla.

Viernes 3 de abril

Frente a la crisis sanitaria y económica que está afectando a gran parte del país y el mundo, entrevistamos a Sergio Cubillos, Presidente del Consejo de Pueblos Atacameños de San Pedro de Atacama (CPA), poblado que alberga alrededor de 7.418 habitantes, como indican las cifras de Reportes Estadísticos Comunales de 2017 de la biblioteca del congreso Nacional. A su vez se estima que 2.417 personas oscilan entre los 45 a 90 años de edad, en donde los mayores de 65 años llegan a las 733 personas , quienes son consideradas el grupo de riesgo que mayor posibilidades tiene de fallecer al ser contagiadas, situación que no es menor, considerando que es en la población más longeva donde encontramos a los representantes más directos de nuestras comunidades Licán Antay.

Consultando al Presidente del Consejo de pueblos frente a la situación que se vive en la actualidad en San Pedro de Atacama, nos contestó lo siguiente:

¿Cómo se está afrontando la crisis sanitaria en San Pedro de Atacama? Considerando que gran parte de las personas originarias de la comunidad son personas de la tercera edad y pertenecen al grupo de riesgo.

La primera medida que tomamos por parte del Consejo fue el cierre de los sitios turísticos, esto para evitar la aglomeración de personas y la llegada de turistas, sabiendo que la gran demanda de turistas viene de Europa. Además, se entregarán canastas familiares para los adultos mayores de toda la comuna y el (CPA) está cotizando insumos básicos para el Covid- 19.

¿Existe el equipo y tecnología médica suficiente en San Pedro como para poder atender casos graves o una posible expansión del contagio?

El CESFAM de San Pedro de Atacama no tiene la infraestructura necesaria para enfrentar esta crisis.

¿Existe alguna demanda por parte de la comunidad al gobierno?

Realizamos un recurso de protección contra el ministro Mañalich y el jefe de la Defensoría Nacional, José Aguirre, el que fue desestimado rápidamente por parte de los tribunales de justicia. Además enviamos oficios a todas las autoridades de la región expresando nuestra preocupación.

¿Consideran como comunidad que el gobierno nacional y local está escuchando sus demandas para la protección de la población?

Por supuesto que no, ya que solicitamos un cordón sanitario, poder dotar al CESFAM de implementación, ceses de faenas mineras, fórmulas para el pago de los pensionados, entre otras medidas que no han sido atendidas ni respondidas.

Considerando que San Pedro de Atacama es una ciudad turística, ¿cuánto ha afectado a la economía local esta cuarentena?

Sin lugar a dudas ha sido un golpe fuerte a las pequeñas economías, a los emprendimientos y a todas las que personas de viven el turismo en la comuna que es casi un 80 por ciento, hoy vemos un pueblo fantasma, con todos sus locales cerrados hasta nuevo aviso.

Frente a esta nula respuesta por parte del gobierno hacia sus demandas, ¿existe algún plan como comunidad para afrontar esta crisis sanitaria?

Se están trabajando en medidas paliativas como la compra de canastas familiares, las comunidades están cerrando los accesos a sus poblados (bajo la premisa de la autodeterminación).

En medio de la crisis sanitaria más difícil de nuestra historia, seguimos encontrando casos, en donde la nula respuesta por parte del gobierno ha generado más dificultades que soluciones; gobierno que, inclusive, se ha jactado públicamente de su preparación anticipada frente a la emergencia como anunciaba el presidente Sebastián Piñera, junto al ministro de Salud Jaime Mañalich días atrás, "preparación" que podemos contrarrestar fácilmente con la realidad, donde el 85,7 % de los trabajadores de la salud, opina que no tienen los recursos necesarios para poder atender pacientes con riesgos vitales. Mientras que al mismo tiempo, el gobierno desembolsa 400 millones de pesos en campañas publicitarias de concientización y efectúa la compra de 32 vehículos Dodge, Nissan y Fiat para carabineros, que poco y nada ayudan a la solución de este problema.

Este caso que vemos en las diferentes capitales del país, no se aleja a la realidad que San Pedro de Atacama vive, donde la falta de recursos médicos, la exposición de los trabajadores a un posible contagio (considerando los casos de Minera Escondida, Zaldívar, y Angloamerican), que ya han dado resultados positivos por Covid-19, sumados a la constante negativa del gobierno a realizar test masivos y gratuitos, que puedan arrojar una correcta medición del índice de contagio nacional y así poder tomar medidas efectivas contra el virus, además de gestionar un apoyo económico a la altura de esta crisis para los sectores más golpeados.

Todas estas situaciones anteriormente nombradas, mantienen a la población con incertidumbre frente a las consecuencias que pueda traer esta pandemia. Poniendo en claro una vez más la ineficiencia del gobierno y la avaricia empresarial que impulsa un proyecto de "protección del empleo", pero que en verdad permite que empresarios puedan despedir más fácilmente y realizar "suspensiones laborales" sin goce de sueldo, para que sean las y los trabajadores los que se lo costeen mes a mes a través del descuento del Seguro de Cesantía- que dependerá si el trabajador tiene fondos y cuánto-, mientras que empresarios no pagan ningún costo de la crisis. ¡Nuestra vida vale más que sus ganancias!






Temas relacionados

#coronavirus   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Pueblos Indígenas   /   atacama   /   Autodeterminación   /   Antofagasta   /   Pueblos originarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO