Cultura

Pueblos Originarios

Pueblos de Arica y Parinacota contra Transnacional Minera

Convocadas por la organización "Belén dice No a la Minería" más de un centenar de personas se movilizaron por las calles de la ciudad este jueves 27 exigiendo el cese de los trabajos en las zonas aledañas a las diferentes comunidades.

Viernes 28 de septiembre de 2018

Una vez más las empresas transnacionales arremeten por sobre territorio patrimonial en las zonas altiplánicas

Esta vez el foco está puesto en el proyecto “Trinidad” impulsado por la empresa minera Rio Tinto el cual perjudica al poblado de Belén. Los habitantes en conjunto con sus familias en la ciudad de Arica vienen levantando la campaña “Belén dice No a la Minería”, aludiendo a que no han sido consultados en torno a la realización del proyecto que pone en peligro el medio ambiente de la zona, todo en el marco de un conflicto medioambiental en las ciudades de Quintero, Puchincavi y la región de Antofagasta, designadas como “zonas de sacrificio” por el Estado, el cual ha amparado la contaminación de los empresarios en dichos lugares.

La región de Arica y Parinacota sabe de contaminación y también de movilizarse en contra de esta. Hace décadas, con la emergencia de los poli metales en la ciudad, la población ariqueña se ha mostrado en contra de las iniciativas contaminantes movilizándose, así como con el rechazo al proyecto minero “Los Pumas” y la termoeléctrica de Cerro Chuño.

¿Cuál es el problema: la minería o quienes la administran?

Es necesario problematizar en torno al gran conflicto que se desarrolla en la región. Si bien la convocatoria se enmarca en el rechazo al proyecto minero que viene ejecutandose sin consulta a las comunidades y bajo el alero del gobierno de Sebastián Piñera -un gobierno de empresarios-, sabemos que el real problema de la contaminación se concentra en la administracion de las empresas.

Hoy, las distintas mineras y fábricas se encuentran a manos de los empresarios, quienes para mantener sus riquezas invierten lo menos posible en procesos de filtros y resguardo de medio ambiente, además explotan los recursos naturales a destajo únicamente en pos de generar mayores ganancias para ellos, manteniendo sueldos bajos, muchas veces sub-contrato y un entorno afectado en cuanto flora, fauna y comunidad.

Así como en Arica se estuvieron movilizando contra la minería, en la ciudad de Antofagasta se manifestaron el día 26 de Septiembre en unidad pobladores, estudiantes, mujeres y trabajadores contra la alta tasa de despidos en la región, la más alta del país, donde un grupo de trabajadores del Ferrocarril Antofagasta – Bolivia, propiedad de Luksic, viene sosteniendo una histórica pelea contra los despidos y por la reincorporación a sus labores que lleva más de 80 días de despliegue y que ha generado una alta solidaridad entre sectores en la ciudad.

Esta demostración de unidad es un ejemplo para comunidades como Belén, Quintero y las muchas otras que hoy sufren los estragos que causan los empresarios y el Estado específicamente en cuanto es la usurpación de territorios ancestrales a manos de los empresarios.

Una salida de conjunto a los problemas sociales como despidos, precarización, pobreza y los problemas ambientales como la contaminación de los territorios y la sobre explotación de los recursos naturales, es la organización amplia de trabajadoras y trabajadores, jóvenes y pueblos originarios, en pos de recuperar las empresas y fabricas para sí, haciendo de su administración un fin colectivo para el bienestar común y no como lo es ahora, para el enriquecimiento de unos pocos.

Te puede interesar: Cientos marchan en Antofagasta contra los despidos y contaminación






Temas relacionados

Pueblos originarios   /   Ecología y ambiente   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO