×
×
Red Internacional

Lista del Pueblo.¿Que está ocurriendo en la lista del pueblo? 7 de sus constituyentes han renunciado a sus filas

La heterogeneidad en su constitución le viene pasando la cuenta a la lista del pueblo. En solo un par de semanas siete de sus constituyentes han salido o congelado su “militancia” con el grupo. ¿Cuáles son las contradicciones que atraviesan que los ha llevado a este éxodo de algunas de sus figuras?

Antonio PaezDirigente Sindicato Starbucks Coffe Chile

Lunes 16 de agosto | 02:16

Sin lugar a duda fueron los ganadores de las últimas elecciones a constituyentes. La “Lista del Pueblo” logró, a nuestro juicio distorsionadamente, captar el voto de descontento con los partidos tradicionales y contra el sistema político y económico que se puso en cuestión durante el estallido de octubre del 2019.

La “bancada” de 26 escaños que lograron conquistar, reflejaba una aspiración de los votantes por desplazar a los partidos tradicionales que administraron el neoliberalismo los últimos 30 años.

Los primeros análisis sobre el grupo daban cuenta de su proceso de creación, de cómo las asambleas de base y la “inserción” en los espacios locales, les habían entregado una ventaja que los partidos tradicionales no tenían. Dirigentes barriales, de causas medioambientales o simplemente ser un “icono” de la plaza dignidad (como la tía Pikachu”) les entregó una legitimidad difícil de cuestionar a primera vista. Pero tras esta atrayente “marca” conviven una serie de contradicciones y sensibilidades que no siempre son compatibles, desde los antineoliberales, medioambientalistas, pasando por los antipartidos o pequeños grupos de matriz anticapitalista.

Te puede interesar: ¿Dualidad de poderes con la Convención? Una ficción interesada

Con la instalación de la convención estas sensibilidades comenzaron a cobrar peso ya que la necesidad de definirse tensiona los espacios y lleva a unos y otros a repensar si la Lista del Pueblo fue solo una “plataforma electoral” o el inicio de un nuevo partido o movimiento político.

Y este fue el debate que ha generado un éxodo de siete constituyentes y el quiebre de algunas bases acusando burocratismo en su interior.

Como reflejó un reciente artículo en el medio Interferencia, la victoria de Gabriel Boric frente a Daniel Jadue dejó un espacio a la izquierda del FA que un sector de la Lista del Pueblo, vio como una oportunidad para extender su proyecto e intervenir en un espacio más allá del constituyente.

Pero esta decisión de llevar una candidatura presidencial tuvo sus costos. Primero porque no había un acuerdo completo con llevar una carta presidencial y segundo, porque el método con el que se eligió a Cuevas y el historial de la carta, al parecer estaba lejos de pasar los filtros de un grupo de la Lista.

Otra de las crisis se abrió a propósito de una publicación del medio CIPER Chile, donde se mostró que miembros de la Lista habrían cometido varias faltas de probidad en el uso de recursos y la justificación de los mismos frente al servel.

De la impugnación a la moderación

Más allá de la polémica pública, las tensiones al interior de la lista reflejan la crisis de un proyecto inacabado e imposible de conciliar pacíficamente. La creación de la Lista del Pueblo se hizo bajo un momento de impugnación del modelo, de ansias de transformar la estructura política y económica que el país había realizado en las calles y que incluso costó vidas y represión a un número importante de manifestantes.

La campaña y la declaración inicial de la lista, luego de las elecciones, reflejaba en parte este ánimo. Pero la instalación de la convención, el respeto a las reglas del acuerdo por la paz y el ánimo de conciliación con otros sectores de la constituyente moderó la perspectiva de los propios constituyentes. De pelear por la libertad de los presos políticos se pasó a declaraciones de “buenas intenciones”. De pretender la deliberación popular o “ciudadana” (dependiendo del sector) se pasó a audiencias públicas. Hasta ahora muchas palabras bien intencionadas pero hasta ahí.

Te puede interesar: Vocería de los Pueblos: ¿Y si es más que una opinión?

Esta moderación de les constituyentes comienza a pasar la cuenta con sus propias bases, ya que eleva a las dirigencias por sobre el movimiento que pretende representar y genera que afloren los conflictos internos totalmente ajenos al conjunto de la sociedad.

No por nada, uno de sus constituyentes con mayor apoyo electoral (Fernando Camaño) decidió dar un paso al costado explicando que fue electo exclusivamente para trabajar en la Convención Constitucional, o Giovanna Grandón quien sin salirse de la misma señaló que “congeló” su participación para enfocarse en el trabajo constitucional. Estas declaraciones refuerzan la idea sobre el camino de la moderación que ya se venían mostrando con el celoso respeto a las normas que se fijaron con el acuerdo por la paz.

Te puede interesar: Por una izquierda de las y los trabajadores que no se subordine al Acuerdo por la Paz




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias