×
×
Red Internacional

Estudiantil. ¿Qué se discutió en la reunión de Lucha BAES? Las juventudes de gobierno plantearon que es irresponsable movilizarse

Desde Vencer planteamos la necesidad de movilizarnos en coordinación de secundarixs, universitarixs y trabajadores de la educación, además de pelear por un pliego de demandas que parta por un sueldo mínimo de $650 mil y educación gratuita, democrática y no sexista, en la perspectiva de un Paro Nacional educativo.

Viernes 9 de septiembre | 05:07

Tras el resultado del plebiscito del día domingo el movimiento estudiantil respondió con movilizaciones de secundaries principalmente en el centro de Santiago, donde confluyeron con varias universidades que también salieron a la calle. Tras esto se convocó a una reunión de la mesa de Lucha BAES donde se plantearon diferentes análisis de la coyuntura y argumentos sobre qué debemos hacer como estudiantes.

Por un lado se expresaron sectores cercanos a las juventudes del gobierno (Frente Amplio y Juv. Comunistas) que planteaban que no había que movilizarse en estos momentos porque “estamos en minoría” y porque el pueblo dejó claro votando rechazo que quiere “paz y seguridad”. Sacando un balance que se queda corto porque solo toma el aspecto electoral de la votación, en vez de ver el trasfondo político del plebiscito. Primero, una derecha que hizo ideología reaccionaria defendiendo la “propiedad privada” con discursos mentirosos sobre que las casas ya no serían propias, o discursos racistas contra migrantes y pueblos indígenas, entre otros. Segundo, porque el gobierno se ha subordinado a la agenda de la derecha derechizando su programa, llevando en la práctica esa política militarizando el wallmapu, reprimiendo a quienes se movilizan y no dando respuestas a las necesidades populares de quienes lo votaron.

Las juventudes de gobierno plantearon que había que defender el primer plebiscito, es decir, defender lo que se zanjó en el “Acuerdo por la Paz” y pelear por un proceso constituyente acordado entre los mismos partidos políticos del régimen, y por lo tanto, exigirle a la derecha ingenuamente que “cumpla con su palabra”, cuando la realidad es que no lo hará. Lo mismo es lo que defienden desde los organismos que dirigen, como lo es la Confech y federaciones como la Feusach.

Te puede interesar: Por un movimiento estudiantil independiente del gobierno. Para enfrentar el fortalecimiento de la derecha y la represión del gobierno: Coordinación entre secundarixs, universitarixs y trabajadores

Por la discusión en torno a pelear por una Asamblea Constituyente, defendieron que no está la “correlación de fuerzas” y que de hecho tampoco lo había durante la revuelta, por lo que hay que conformarse con lo que nos ofrecieron. Incluso llegaron a decir que es necesaria más integración de la Concertación al gobierno, como lo fue la designación de Carolina Tohá (PPD) como Ministra del Interior, según ellos, porque “la derecha ya ganó y hay que asumirlo”. Además de decir que es irresponsable movilizarse o que solo hay que hacerlo “de manera pacífica”.

Desde Vencer fuimos parte de la discusión y planteamos lo siguiente: “Plantean que necesitamos una autocrítica de los sectores populares que pudieron no apoyar el proceso constituyente y nuestra política debiera ser retomar lo que se votó en el primer plebiscito, pero recordemos que éste solo consolidó el desvió constitucional de la lucha de la rebelión. Fue un pacto acordado por los partidos del FA, la Concertación y la derecha para institucionalizar el cambio de constitución.

Tambien dicen que no estaba la correlación de fuerzas en la rebelión, ¿entonces cuando va a estar la correlación de fuerzas para cambiar las cuestiones? En la rebelión sí había una correlación de fuerza para poder echar al gobierno, terminar con la herencia de la dictadura y levantar una Asamblea Constituyente Libre y Soberana si se profundizaba la Huelga General, es decir, la Convención Constitucional no era lo máximo a lo que podíamos esperar. Entonces, ¿tenemos que esperar una nueva Convención? ¿confiar en el Congreso para que haya otra Convención pactada con la derecha que ahora se sienten más fuertes porque sacaron más del 60%? Yo creo que no, esa es la política que está intentando tener el propio gobierno, que justamente ha buscado todo el tiempo mantener las cosas en paz, para poder gestionar su gobierno lo mejor posible sin la calle, intentando desmovilizar, que es la práctica común que tienen, incluso manteniendo militares en el Wallmapu. Tenemos que avanzar a una política independiente del gobierno”.

Las propuestas que hicimos fue “sacar una declaración en contra de la criminalización, en contra de las querellas que está poniendo el gobierno a quienes se manifiesten, por la libertad de los presos políticos de la revuelta y mapuche, y todos los que caigan presos en las movilizaciones que hay, y también por un pliego nacional educativo en unidad de secundaries, universitaries y trabajadores de la educación, que apueste hacia un Paro Nacional educativo en las calles discutido en cada asamblea y en cada liceo, donde podamos integrar demandas que le hagan sentido a los sectores populares que por ejemplo votaron rechazo, por ejemplo, que se aumente el sueldo mínimo a $650 mil porque en las familias obreras y más pobres, no pueden estudiar si no tienen becas como la BAES, pero tampoco si no les alcanza el sueldo”.

Por último, refiriéndonos a un nuevo proceso, “tenemos que preparar las puertas para poder plantearnos una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, pero para eso primero tenemos que organizarnos, porque o sí no, si no hay organización en las calles, en nuestros lugares de estudio y trabajo, vamos a dejar la decisión en las manos de los mismos partidos políticos de siempre que van a decidir por nosotros".

Por esto, proponemos estos puntos claves del petitorio que se puede complementar con las discusiones en asambleas:

1) Presupuesto de emergencia para la educación pública para resolver problemas de calidad, infraestructura, alimentación, salud mental, transporte y mantención.
2) Mayor contratación, paso a planta y aumento de sueldo a un mínimo de $650 mil a todas y todos los trabajadores.
3) Condonación del CAE y toda la deuda educativa sin indemnización a los bancos.
4) Educación Sexual Integral en todos los colegios y universidades para prevenir y enfrentar la violencia machista, protocolos realizados por comisiones trimestrales independientes de las autoridades.
5) Democratización de la educación pública, co-gobierno triestamental en la universidad y cuatri-estamental en los colegios.
6) Educación pública gratuita, democrática y no sexista con acceso universal y garantizada para hijes de trabajadores de la educación. Fín a las pruebas estandarizadas.
7) Prácticas profesionales y técnicas pagadas.
8) Fín a las AFP, aumento de las jubilaciones y del sueldo a un mínimo de $650 reajustables según el alza de la inflación
9) Reparto de las horas de cesantes y trabajadores activos, 6 horas 5 días a la semana sin rebaja de sueldo.
10) Condonación de las deudas de los servicios básicos y congelamiento de los precios.
11) Nacionalización de los recursos naturales.
12) Libertad a lxs presxs políticxs mapuche y de la revuelta, derecho a la autodeterminación del pueblo mapuche.

Finalmente, en los días siguientes se publicará una declaración de Lucha Baes sobre la posición del organismo. Actualizaremos.

Te puede interesar: De la rebelión al rechazo: ¿Qué hacemos les estudiantes?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias