×
×
Red Internacional

Antes de la pandemia el déficit habitacional ya era muy evidente y se acrecentó casi de manera exponencial en algunas regiones. En este artículo comentamos la situación de Quebrada Encantada, una toma de terreno que se compone principalmente por familias, mujeres e infancias que actualmente son criminalizadas tanto por las autoridades de turno como por las instituciones, sólo por el hecho de vivir en una toma y exigir el derecho a la vivienda.

Sábado 11 de diciembre de 2021 | 23:50

La región de Arica es considerada como la segunda con la vivienda y arriendos más caros después de Antofagasta, esto sin duda es un factor para que las tomas de terreno crecieran casi tres veces más que el 2019, y aunque la derecha apunte constantemente a que la causa son “extranjeros” o “aprovechadores que se toman terrenos” la verdad es que la gran raíz de esta situación es la falta del acceso a la vivienda de calidad como un derecho garantizado.

“Quebrada Encantada de Arica” es una agrupación social y cultural que hicieron toma del terreno, comenzaron todos los trámites para poder efectuar una posible compra del terreno que actualmente pertenece directamente a Bienes Nacionales, luego acudieron al SIAC (Servicio Integral de Atención Ciudadana), dónde les dijeron que no se podía vender.

Ante esta situación, las y los pobladores decidieron urbanizar y hacer notar la necesidad que tienen de estas tierras, es decir, construir su vivienda con todos los gastos que implica, buscar un acuerdo con CGE el cableado de luz, a Aguas del Altiplano y todo lo que respecta a urbanización. Este esfuerzo tiene la perspectiva de hacer viviendas autosustentables, es decir, que cuenten con el espacio necesario para establecer los emprendimientos de cada familia y sobre todo, dar un lugar seguro para niñas, niños y futuras generaciones.

Lamentablemente, nada asegura que el terreno sea vendido efectivamente a quienes lo habiliten, muy por el contrario, implica enormes gastos para las y los pobladores sin garantía alguna de que no los desalojen. Hablamos con la directiva de la agrupación Quebrada Encantada, que agrupa a 57 socias y socios. Se calcula que contando todas las asociaciones que están en la pelea por los terrenos, serían más de 6000 personas sin vivienda y en toma.

“Nosotras no queremos nada gratis, lo que pedimos es que nos vendan este terreno y nos den cinco años para poder urbanizar sin que nos desalojen y con la garantía de que será para nuestra gente. Necesitamos de manera urgente electricidad para nuestros niños, somos todos emprendedores. Estamos dispuestos a pagar, pero que no nos desalojen, hemos invertido tiempo y sacrificio en construir nuestras casas” nos comenta Francisca Ledesma Capetillo, recicladora y dirigenta de la agrupación.

Además, agregan que: “aquí habemos madres solteras, personas de la tercera edad y más de niños, también hay familias que durante la pandemia se quedaron sin casa por no poder pagar un arriendo, teniendo que vivir en autos porque quedaron sin nada. A pesar de esto, cerca del sector no existe atención médica, jardines infantiles, ni locomoción”

Te puede interesar: La realidad paralela de la vocera de Kast por el tema de vivienda

Basta de criminalización: Por el derecho a la vivienda digna

Las elecciones presidenciales han estado marcadas por la desconfianza y el temor a alternativas de la ultra derecha como Kast, que explícitamente expresó su intención por eliminar las tomas de terreno afirmándose en discursos sobre “delincuencia y narcotráfico”. Por otra parte autoridades locales como el Municipio de Gerardo Espíndola hace meses promueve “limpiar” la ciudad mediante desalojos, pero sin ninguna respuesta seria a la falta de viviendas en la región.

En todo este escenario hay quienes se benefician de esto, partiendo por los grupos inmobiliarios, las instituciones que piden millones de pesos “por el derecho a suelo”, y las autoridades tanto del gobierno como el municipio de Gerardo Espíndola con el Partido Liberal, ya que, para justificar el millonario financiamiento a instituciones represivas son capaces de estigmatizar a quienes están en toma y desinformar al conjunto de la población sobre las reales causas de la crisis habitacional.

Lee también: El sueño de la casa propia ¿Cómo enfrentamos el problema de la vivienda en Arica?

Retomemos la lucha por los derechos fundamentales

Vivienda, salud, educación, trabajo, son demandas que se expresaron en octubre del 2019, y que por muchos años han estado en la mesa de discusión. Sin embargo, son derechos no garantizados y muy precarios, por esta razón es sumamente importante retomar la pelea por la vivienda y la falta de derechos, como es el caso de la educación para niños que no tienen electricidad, o la salud para poblaciones como Quebrada Encantada donde no existe siquiera transporte público.

Es preciso hacer un llamado a los organismos sociales y sindicales a ser parte de la lucha por la vivienda, y por todos los derechos ya mencionados, poniéndose a disposición de estas familias y de las otras miles que en la ciudad enfrentan los mismos problemas. Finalmente, el día sábado 18 de diciembre las pobladoras de Quebrada Encantada realizarán una actividad navideña infantil, esta se realizará en la misma toma y será en base a cooperación de los mismos socios, sin embargo, todo apoyo y difusión será bien recibida, sobre todo para combatir los discursos que estigmatizan a esa población.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias