×
×
Red Internacional

Día mundial del agua. ¡Recuperemos el agua! Para las demandas sociales y ambientales, nacionalicémosla bajo control de [email protected] trabajadores y las comunidades

El 22 de marzo es el día mundial del agua, mientras su disponibilidad está en jaque tanto por el cambio climático, como por el saqueo de los recursos naturales, es el sobre otorgamiento de derechos de agua con los que secan las cuencas, pero también las sanitarias privatizadas, que por ejemplo en Antofagasta el viernes dejó a 46 mil usuarios sin agua por 40 horas y en Santiago se debate el racionamiento de agua potable.

Domingo LaraBiólogo Ambiental

Lunes 21 de marzo | 20:16

Este 22 de marzo es el día mundial del agua, donde según cifras de Naciones Unidas hay 2.200 millones de personas viven sin agua potable.

En Chile en lo que va del 2022, se han firmado 14 decretos de escasez hídrica y desde que comenzó a aplicarse esta medida en el año 2008 suman ya 205 decretos. El total de la población bajo escasez es casi la mitad de los habitantes (47,5%). Sumado a todo esto la Región Metropolitana (RM) ya está al borde del racionamiento de agua potable, donde según palabras del propio Gobierno de Boric el suministro está asegurado solo hasta el segundo semestre y que en caso de no llover empezaran los cortes de agua, partiendo por la zona oriente.

No es sequía es saqueo

Una de las causas es sin duda la disminución de las precipitaciones producto del cambio climático entre otros factores, pero en gran medida el problema es el saqueo del agua, es que el desarrollo agroforestal en el centro sur y la minería en el norte son los grandes consumidores del agua,

Mientras el discurso oficial culpa de la escasez, al exceso de consumo por parte de las personas, cuando el sector agrícola es el principal usuario de agua, con extracciones de alrededor de un 73%, y la minería y los usos industriales comparten un 21% mientras las hidroelectricidad efectúa el mayor uso no consuntivo del recurso hídrico, (propietarios de las aguas que son devueltas a su cauce). En el caso del norte la minería en algunas regiones supera el 70% del consumo de agua, como es el caso de Antofagasta.

Para qué decir de quienes especulan con los derechos de agua, obtenidos de forma gratuita y a perpetuidad que se transan en el mercado del agua heredado de la dictadura, y que solo ha recibido reformas mínimas en estos más de 30 años.

No puede quedar por fuera del debate el negocio de las empresas sanitarias privadas. Pagan sus “inversiones” por medio del cobro mes a mes a las familias en la boleta del agua, muy por sobre los gastos que implementan para mantención o distribución, aumentando sus ganancias, mientras mantienen bajos estándares de calidad de sus servicios y que son fiscalizados solo por las mismas empresas.

Este escenario de sobre otorgamiento de derechos de agua tiene un impacto sobre los ecosistemas, acelera la desertificación, impacta sobre la biodiversidad y lo que al disminuir la vegetación influye a su vez en la disminución de las precipitaciones.

En Antofagasta 46 mil hogares sin agua por 40 horas

Las precarias condiciones de agua potable: en Antofagasta vivimos hace unos días un corte de agua de casi 40 horas que comenzó el pasado viernes, afectando 46 mil hogares de un total de 177 mil usuarios, el argumento el las lluvias que afectaron las provincias del Loa y Tocopilla, especialmente en la comuna de Sierra Gorda, se ha cortado el suministro, donde se encuentra la cañería que trae agua desde el interior hacia Antofagasta.

La minería, “ama y señora”, de los derechos de agua sobre otorgados: La minería es el principal dueño de las aguas, son propietarios tanto de aguas superficiales como subterráneas, han dañado ecosistemas únicos y desplazado comunidades, recién hace unas semanas se multó a minera escondida por la sobre extracción de aguas en tilopozo por 6.600 millones, por una sobre extracción de aguas subterráneas que arrastran desde el 2005 en el Salar de Atacama.

Hasta ahora las autoridades hacen oídos sordos a esta situación, lo cual es muy preocupante, inclusive el Gobernador Ricardo Díaz, quien se hizo popular por encabezar el movimiento ambientalista “este polvo te mata” hace uno año, no ha planteado ninguna respuesta concreta ya cumple más de 8 meses en el cargo sin ningún paso concreto en esta materia. Como por ejemplo plantear una fiscalización independiente de la calidad de agua potable y exigir el fin de la concesión de Aguas Antofagasta, para que vuelva a ser de propiedad del Estado, donde trabajadores y usuarios podamos controlar, fiscalizar y asegurar la calidad del recurso hídrico de forma activa, además de terminar con los cobros abusivos.

¿Qué ¨solución¨ ofrecen los grandes empresarios?

En la medida que van secando las cuencas destruyendo el medio ambiente han reemplazado esto con la construcción de desaladoras, las cuales con las descargas de salmuera van destruyendo la biodiversidad del borde costero, y requieren grandes cantidades de energía para funcionar, por lo que también son una presión para la matriz energética, que no deja de depender de las termoeléctricas altamente contaminantes y lejos de las promesas de descarbonización.

¿La convención y el gobierno de Boric resolverán el problema del agua?

Hasta ahora la convención en términos ambientales sólo aprobó dos de las medidas respecto al problema ambiental, y ninguna de las medidas respecto a la nacionalización de los recursos naturales, la derecha por su parte ha votado en contra de estas por principio, pero también se le a sumado la ex concertación y convencionales del Frente Amplio, con argumentos sobre la redacción.

Lo que está de fondo es que no le quieren poner el cascabel al gato, nacionalizar el agua, y limitar los derechos mineros, poniendo por delante los intereses del pueblo trabajador y de los usuarios.

Pero podría ser el gobierno de Boric, muchos dirán que el gobierno recién está partiendo, pero por ejemplo Marcela Hernando ministra de minería, frente al debate de las nacionalizaciones, afirmó que aseguran las certeza jurídica para la actividad minera, es decir no cambiarán las reglas del juego y eso incluye el problema del agua. Así mismo lo sostuvo Camila Vallejos declaró por televisión que las expropiaciones no estaban en el programa de Gobierno.

El movimiento ambiental y las necesidades urgente de un pueblo trabajador sin agua

Es urgente lograr organizar una gran fuerza por la nacionalización del agua, donde el pueblo trabajador, los sindicatos, las comunidades y el movimiento medio ambiental, puedan dar esta pelea por recuperar el agua, es urgente esta unidad, que trabajadores de los puertos, los sindicatos de la minería, tanto Codelco como de las mineras privadas, y la industria puedan tomar este problema.

Para desde esta unidad impulsar la lucha por la nacionalización, bajo control de los trabajadores, comunidades y usuarios, terminar con las concesiones de las sanitarias, que vuelvan a ser propiedad del estado, pero donde trabajadores y usuarios puedan decidir.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias