×
×
Red Internacional

La Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres publicó una nueva versión de su Dossier Informativo para el periodo 2020-2021, el cuál busca graficar la situación particular de violencia que viven niñas y mujeres estructuralmente en Chile. La información recopilada en este documento proviene de instituciones públicas, privadas, organizaciones sociales y archivos de prensa recopilados durante el primer semestre del 2021.

Sábado 7 de agosto | 09:55

El documento destaca la importancia de evidenciar el sesgo que presentan las cifras institucionales recopiladas en el documento, en tanto que el Estado no ha incorporado criterios de género, clase social, pertenencia étnica o cultural, situación de discapacidad, orientación sexual, de modo de visibilizar la situación particular de grupos históricamente excluidos.

El informe da cuenta de cómo la pandemia y sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas han golpeado con especial crudeza a las niñas y mujeres, quienes han visto un recrudecimiento de la violencia íntima y sexual en contextos de cuarentena; falta de acceso a salud sexual y reproductiva;precarización laboral, empobrecimiento y pérdidas de empleo, al tiempo que incrementó de sobremanera la carga laboral a partir de los trabajos domésticos y decuidados; y aumento de la violencia digital en el contexto de virtualidad exacerbado durante los meses de pandemia. Así mismo, en le documento también se han registrado iniciativas de resistencia de organizaciones sociales que han encontrado formas organizadas de enfrentar las condiciones adversas de la pandemia.

Además el documento destaca que a las condiciones específicas desatadas por el Covid-19, se suman las condiciones estructurales de la violencia contra mujeres, principalmente relativas a violencia femicida, falta de acceso a la justicia y la violencia ejercida directamente por agentes del Estado, sobre todo en contextos de movilización social. El informe señala también que las cifras de violencia extrema se mantienen prácticamente invariables durante los años, sin existir por parte del Estado ninguna política pública efectiva destinada a prevenir y erradicar la violencia patriarcal. Tampoco se observan medidas paliativas destinadas a contener los desproporcionados impactos de la crisis social y sanitaria sobre los cuerpos y vidas de las mujeres.

Dentro de las cifras que revela el documento, en cuanto a violencia laboral, el trabajo doméstico y de cuidados realizado durante 2020 representó un 25,6% del PIB nacional, compuesto en un 17,5% del trabajo de las mujeres y en un 8,1% del de los hombres. Un 38% de los hombres encuestados afirmó que destinó 0 horas semanales a realizar tareas domésticas, el 71% admitió no haber acompañado a sus hijes en tareas escolares y un 57% no se hizo cargo de sus hijes en ningún momento de la semana. Además, aumentó un 593% de casos de mujeres que decidieron no buscar trabajo remunerado por razones de cuidados y quehaceres domésticos.

En cuanto a la violencia femicida, durante el primer semestre de 2021 se han perpetrado 25 femicidios. Aunque No se produjo un aumento de femicidios consumados en relación a años anteriores, sí incrementó en 138% los casos de femicidios frustrados.

En lo que respecta al aborto, la Mesa de Acción por el Aborto en Chile devela que, en la práctica, no existe una visión integral de la salud sexual y reproductiva en tanto no apunta a fomentar la autonomía de las mujeres. Al mismo tiempo, la violencia gineco-obstétrica, de acuerdo al monitoreo, esta se encuentra presente en todos los niveles de atención.

Revisa el Dossier Informativo 2020-2021 aquí.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias