×
×
Red Internacional

Restauran a Baquedano: Fondos para mantener lo que todos queremos echar abajo

Toda fuerza represiva está deslegitimada, ya sea porque asesinan o por sus fraudes millonarios y conexiones con el gran narco. Sin embargo, cada plaza de Chile tiene al menos un busto o una estatua de aquellos próceres, líderes de esa fuerza represiva. La rabia popular incendia a estos falsos héroes, claro está, no representan los intereses de las grandes mayorías.

Domingo 7 de marzo de 2021 | 07:26

La estatua de Manuel Baquedano (ex general del ejército) logra plasmar lo que significa para el régimen y por otro para el pueblo trabajador que se moviliza. La queman un viernes y al otro día ya está restaurada y rodeada de policías. No es la primera vez que se invierten fondos en la protección de estos íconos, ya el 2019 durante la rebelión y el 2020 durante la pandemia manifestantes la pintaron de rojo y con consignas la figura del ex general, el gobierno solo insistió en defenderla por su significado: las fuerzas de orden y represión.

Te puede interesar: ¿Quién fue Manuel Baquedano? El general que encabezó guerras contra los mapuche y el pueblo peruano

Por su parte, el gobierno de Piñera -Chile Vamos ha impuesto una serie de medidas represivas desde el inicio de su mandato. Antes de esto, las administraciones de la ex – Nueva Mayoría y la Concertación profundizaron el modelo neo-liberal a la vez que sostenían los privilegios de las fuerzas represivas como carabineros y militares.

Tan férrea defensa de esta estatua, deviene de que Manuel Baquedano fue general del ejército en el siglo XIX, participando de las guerras del pacífico y contra Bolivia y Perú, pero además lideró como comandante en ejército en la ocupación de la Araucanía en (1861-1883), expresando los años de violencia que ha sufrido el pueblo mapuche por parte del Estado de Chile.

Si el pueblo trabajador decidiera ¿mantendría estas estatuas o instalaría otras

“Si nos remontamos al primer momento más de revuelta, durante el mes de octubre primó la intervención de monumentos existentes, en su mayoría figuras militares y empresarios que fueron parte de la colonización y exterminio de los pueblos originarios”. Arica, Antofagasta, Valdivia, Concepción, Temuco, Puerto Montt, fueron algunas regiones donde bustos y estatuas cayeron al calor de la movilización, en algunos lugares cambiadas por “Perros Mata pacos”, alteradas con capuchas y pinturas o con el mismo Caupolicán.

El Ejército cataloga que es anti-chileno prenderle fuego a Baquedano y se ofende. Pero la verdad de las cosas es que "chileno o no" es una batalla ideológica contra los “emblemas nacionales” definidos por la constitución actual, que en su artículo 2 indica “Son emblemas nacionales la bandera nacional, el escudo de armas de la República y el himno nacional”, que desde siempre han representado la cultura militar tan distante de la realidad del pueblo trabajador y sus necesidades.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias