Internacional

ESTADOS UNIDOS

Revés para Trump: su exabogado y su exjefe de campaña, culpables de fraude y evasión

Cohen, exabogado de Trump, reconoció haber financiado ilegalmente la campaña de 2016 por comprar el silencio de mujeres que tuvieron supuestas relaciones con Trump. También reconoció haber realizado evasión fiscal y fraude bancario. Manafort, su exjefe de campaña, fue declarado culpable de 8 cargos. Para Trump se trata de “una caza de brujas”.

Miércoles 22 de agosto de 2018

Foto: Michael Cohen sale tras la audiencia del martes (Efe)

Michael Cohen, el exabogado de Donald Trump, se declaró culpable este martes de varios delitos, incluido el de violar las normas de financiación de campañas electorales por comprar el silencio de mujeres que tuvieron supuestas relaciones con el ahora presidente de Estados Unidos.

Cohen admitió ante el juez que, durante la campaña de las elecciones presidenciales de 2016, pagó a dos mujeres para que guardaran silencio sobre sus supuestas relaciones con Trump. Lo hizo, según aseguró, "bajo dirección del candidato" y "con el objetivo principal de influir en las elecciones".

En total, Cohen admitió ser culpable de ocho cargos, que incluyen también evasión fiscal y fraude bancario, y que podrían enviarlo a la cárcel durante año. La clave son los dos delitos de financiación ilegal de campañas electorales reconocidos por el abogado, ya que estos afectan directamente a Trump.

Cohen, que se entregó hoy al FBI y declaró en Nueva York ante un juez federal, reconoció haber gestionado antes de las elecciones dos pagos, de 150.000 y de 130.000 dólares, a mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con el entonces candidato republicano a la Presidencia.

Luego de meses en el centro de las investigaciones, Cohen aceptó finalmente un acuerdo con las autoridades, que también lo perseguían por la supuesta evasión fiscal y fraude bancario, delitos que también admitió, según confirmó en una comparecencia el fiscal del caso, Robert Khuzami. El fiscal explicó que "estos cargos tan graves contra Cohen reflejan un patrón de mentiras y de deshonestidad durante un largo periodo de tiempo".

Cohen, que quedará en libertad bajo fianza, conocerá su pena el próximo 12 de diciembre y, según varios medios estadounidenses, el acuerdo con las autoridades enviará a Cohen a la cárcel con una pena de hasta cinco años, muy inferior a la condena máxima a la que podría enfrentarse por los delitos que ha admitido.
El abogado gestionó pagos a la actriz Stormy Daniels y a la exmodelo de Playboy Karen McDougal para que no hablaran de las supuestas relaciones que tuvieron con Trump.

En el caso de Daniels, la transacción tuvo lugar en octubre de 2016, en la recta final para las elecciones y cuando la imagen de Trump caía por comentarios sexistas y acusaciones de acoso.

En los últimos meses, Trump ha tratado de distanciarse del que durante años fuera uno de su más estrechos colaboradores, después de que en abril el FBI registrara la oficina de Cohen y confiscara multitud de documentos.

El acuerdo alcanzado con los fiscales, sin embargo, no incluye un compromiso de colaboración por parte de Cohen, que según fuentes citadas por varios medios estadounidenses optó por declararse culpable para evitar un largo juicio y una multa más grande.

La declaración de Cohen ocurre el mismo día en el que se declaró culpable a Paul Manafort, el exjefe de campaña de Trump, de 8 de los 18 cargos por fraude que se le imputaban, en el marco del llamado RusiaGate, los posibles lazos entre miembros de la campaña y Rusia, a la que las agencias de Inteligencia de EE.UU. acusan de interferir en los comicios presidenciales de 2016.

Entre los ocho cargos se encuentran cinco relativos a declaraciones de impuestos, uno sobre no haber informado de una cuenta en el extranjero y dos fraudes bancarios a la hora de pedir préstamos. Manafort, que se había declarado no culpable de todos los cargos, fue enviado a la cárcel el 15 de junio tras haber intentado influir en las declaraciones de al menos dos testigo.

Ahora, el juez Ellis tendrá que fijar una fecha de sentencia y establecer una condena, a la que también aguarda paralelamente en el marco de la investigación de la trama rusa el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Michael Flynn.

Ante los acontecimientos, el presidente norteamericano volvió a rechazar que hubiese ninguna conspiración entre su equipo electoral y Moscú. "Es una caza de brujas, (...) me siento muy mal por Manafort. No tenga nada que ver con la coordinación rusa (con su propia campaña)", aseguró el magnate.

Así, a la espera de que se fije una fecha de sentencia, el veredicto contra Manafort, unido a la declaración de culpabilidad de Cohen, pueden sacudir la Presidencia a poco más de dos meses de que se cumpla el segundo aniversario de la victoria electoral de Trump, y a poco tiempo de tener que enfrentar las elecciones legislativas el 6 de noviembre, cuando se vote para renovar la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. El impacto de esta crisis en la administración Trump, que hasta ahora viene aprovechando las estadísticas de crecimiento económico, aún es incierto.






Temas relacionados

Rusiagate   /   Donald Trump   /   Fraude   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO